Jerry Morales: gran pelotero y orgullo de Puerto Rico

Jerry Morales con los Cubs de Chicago

Gracias al medio de comunicación «telefónico-celularista», hace un par de días charle por un buen rato con un astro peloteril de Puerto Rico que ya cuenta con 71 anualidades de vida. ¡Me refiero a Julio Rubén «Jerry» Morales!

Reside hace cincuenta y cuatro anualidades en el mismo hogar en una urbanización en Caguas, Puerto Rico, con su esposa…la siempre distinguida dama, Carmen Lourdes Hernández.

Primeramente comento, «Si, aquí en el mismo hogar vivimos tanto tiempo. Nosotros somos personas prácticas que le hemos dado más atención a nuestra familia y respetar a todo ser humano que a cuestiones de dinero, fama y materialismo.»

Continúa Jerry: «Pero sobre todo…siempre hemos vivido agradecidos de y queriendo a Dios. ¡Sin El…nada es posible en la vida!»

Sobre su cría nos dijo, «Tenemos a Jerrika Morales Dones que reside en Denver, Colorado; a Julio José, aquí en Puerto Rico, y a Xiomara en Jacksonville, Florida. No me olvido que estamos orgullosos de ser abuelos de cinco.»

Para Jerry, peloterilmente hablando, todo comenzó cuando chamaquito en el residencial Dr. Víctor Berrios en su pueblo natal de Yabucoa, Puerto Rico. Progresó por distintas organizaciones del béisbol juvenil e infantil hasta llegar a las máximas categorías del béisbol aficionado de la Isla.

Desde ese tiempo, contando con unas 16 anualidades de vida, ya Jerry era un gran talento con los Azucareros de Yabucoa  y los Bravos de Cidra en los niveles más altos de la pelota dominical.

El eficiente buscatalentos y otrora pelotero de Grandes Ligas, «Nino» Escalera, lo firmó para la organización de los Mets de Nueva York el 27 de junio del 1966.

Varias veces me ha comentado Jerry, «Cuando yo tenía mis 15… Roberto Clemente ofreció una clínica de pelota en mi pueblo, Yabucoa. Por la razón que sea…se interesó en mi juego y me dio consejos sobre el fildeo, sobre como tirar, me habló de como posicionarme en el jardín central y de cómo atrapar la pelota. Pero más que nada hizo énfasis en algo bien importante…anticipar la próxima jugada por si la pelota es bateada en mi terreno. Pero, Víctor Pellot (Power) fue el más que tuvo acceso a mí en eso de mi desarrollo como pelotero y con consejos de hombre a hombre. Le debo mucho a Victor…que en paz descanse.»

Casualmente, continuo, «En el 1968, Roberto Clemente hizo una selección de peloteros de Puerto Rico…un vente-tu…para jugar unos juegos en Caracas y Maracaibo, Venezuela. Y me puso a jugar en el jardín central…mientras él jugaba el derecho. Creo que yo tendría unas 19 años…así que imagínate como yo me sentí cuando en ese primer juego el me dio ese honor.  Tampoco olvido que en ese primer juego en el Estadio Universitario, él fildeó un batazo bien profundo por el jardín derecho tirándose de «slide»…y desde lo más profundo fusiló al corredor en la segunda base. Aun en el presente, como que no creo que vi esa jugada imposible, tal vez.»

Sobre su estilo de coger «bombos» en los jardines estilo canasta con su guante a nivel de la cintura, expresó: «Hace mucho tiempo me dicen que Luis Rodríguez-Olmo, Willie Mays y Roberto Clemente fildeaban así.  Pero yo comencé con esas atrapadas desde chamaquito en el residencial publico donde yo vivía en Yabucoa…yo era un «pibe» y nada sabía de esos gloriosos peloteros. La televisión no había invadido a Puerto Rico en esos tiempos y en casa no había un televisor.»

Hablando de fildeo…traigo a colación el nombre de cuatro legendarios jardineros centrales exaltados al Salón de la Fama en Cooperstown, Nueva York y sus promedios de fildeo de por vida en el jardín central: Willie Mays (.981 en 22 temporadas)…Mickey Mantle (.984 en 18 temporadas)…Joe DiMaggio (.977 en 13 temporadas) y Ken Griffey, Jr, (.986 en 22 temporadas).

Estas comparaciones son en base, exclusivamente, al promedio de fildeo. Jerry Morales (con 15 temporadas) y Griffey, Jr. con  promedios de .986 superaron a los anteriores.

Al respecto nos dijo Jerry, «Ellos fueron tremendísimos, tremendísimos peloteros en todos los sentidos de la palabra. Pero en humildad…te digo que esto que me informas…me da una gran alegría…gran alegría en silencio.»

Jerry Morales con San Diego

Durante su carrera en las Mayores (1969-1983), Jerry jugó con San Diego, dos veces con los Cachorros de Chicago, San Luis, Detroit y los Mets de Nueva York. Castigó la pelotita blanco al ritmo de .259 con 95 jonrones y 570 carreras impulsadas. En el 1977 fue elevado al «Juego de Estrellas» por la Liga Nacional.

Tras su retiro, en el 1983, fue «coach» de los Cachorros entre el 1984 y 1986. Luego ejecutó como «busca talentos» de los Dodgers de Los Ángeles (1987-1990); y como «coach» de Montreal (2002-2206) y Washington (2007-2008).

Con orgullo lleva que bajo la dirección de Jose «Cheo» Oquendo, sirvió como «coach» del equipo de Puerto Rico en los «Clásicos Mundiales» 2006 y 2009.

Antes de despedirnos, Jerry me hizo un chiste de Roberto Clemente: «Resulta que en una ocasión Roberto fue a buscar al Aeropuerto de Pittsburgh a su amigo Cristobal Colon («Caguitas») y rumbo al hogar de Roberto un policía lo detuvo alegando que estaba guiando en exceso de velocidad.  Roberto la da su licencia de conducir al policía y a su pregunta le dio si nombre y le informó que jugaba pelota para los Piratas de Pittsburgh. El policia le dijo, mofándose, que si él era Roberto Clemente pues el (el policia) era Mickey Mantle de los Yankees de Nueva York y le dio un boleto al gran pelotero Boricua.»

Continuaron su travesía en el auto y Roberto le dice a «Caguitas» que no lo había defendido ante el policía…y la respuesta de «Caguitas» fue que si él le dice que nombre era Cristóbal Colon (como el descubridor de América)…en vez de un boleto estarían rumbo a una prisión estatal en Pennsylvania.»

Jerry Morales con su gran amigo Willie Montañez

Ya finalizando la charla comentó Jerry, «Vivo feliz con  mi esposa…tenemos un hogar…estamos con Dios. Una de las cosas favoritas en esta etapa de mi vida es ver juegos de Grandes Ligas por televisión.»

«Además, tengo tantos amigos y gente que quiero…cada vez que puedo me comunico y comparto con mis compadre Guillermo (Willie) Montañez…Benigno Ayala…Eduardo Figueroa…Otoniel Vélez y Pedro García….somos una familia.»

«Dios y la vida han sido muy buenos conmigo y con mi familia,» concluyo Julio Rubén.

Su récord completo en Puerto Rico, Grandes Ligas y Ligas Menores, lo pueden ver en  https://beisbol101.com/jerry-morales-3/

3 comentarios en “Jerry Morales: gran pelotero y orgullo de Puerto Rico”

  1. Wilfredo Marcano-Malave

    El «fildeo» de canasta a la altura de la cintura más elegante que haya visto en el béisbol. Tremendo pelotero y extraordinario ser humano. Orgullo Boricua! ??

Responder a Wilfredo Marcano-Malave Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba