Historia del béisbol en Puerto Rico

Origen del béisbol en Puerto Rico

El béisbol en Puerto Rico comenzó a practicarse en 1896.  Amos Iglesias Van Pelt, nacido en Brooklyn, Nueva York, fue el responsable de generar interés entre la población de San Juan para que se comenzara a practicar el deporte y luego se organizaran los primeros equipos.

En entrevista que le hiciera el periodista Luisín Rosario, publicada el 6 de marzo de 1965, en el rotativo El Imparcial, Iglesias narró como sucedió.

«Llegué a Puerto Rico en el año 1895.  En uno de mis paseos por Puerta de Tierra, en la parada 3, sitio conocido por La Granja, vi a un hombre con un bate y una pelota.  Aquello me llamó la atención.  Me le acerqué preguntándole que como se llamaba y de dónde era.  Me contestó que se llamaba Braulio Sánchez y que era cubano.  Al entrar en conversación me dijo que jugaba pelota en Cuba y que acá se encontraban también otros muchachos cubanos que sabían jugar pelota, mencionándome a dos hermanos de apellido León sobrinos de Cabán, que estaba aquí de Capitán General, otro sujeto llamado Caballero y otros más que no recuerdo.  Yo le dije que me llamaba Amos Iglesias, que era descendiente de americanos, nacido en Brooklyn, que había llegado hacía unos días y me gustaría conocer a esos cubanos a ver si podíamos formar dos equipos.  Braulio entonces me puso en contacto con Caballero y formamos dos novenas, una de cubanos y otras de puertorriqueños.  La cubana se llamó Almendares y la puertorriqueña, Borinquen». 

Continúa Iglesias su historia: «Por no haber cubanos suficientes, un puertorriqueño de nombre Adolfo Mason jugó siore de la novena cubana.  Formada la novena cubana, entonces yo empecé a formar la puertorriqueña con otro puertorriqueño que había vivido mucho en Cuba llamado Jesús Cabañas, y empezamos a enseñar a otros muchachos boricuas.  La primera práctica la realizamos en las bases redondas donde está hoy la biblioteca Carnegie.»

Sigue con su relato Iglesias: «Cuando entendimos que estábamos preparados para efectuar un juego, fuimos a ver a Francisco de Álamo Jiménez, presidente del velódromo donde se corrían bicicletas en la parada 15 de Santurce (calle Ernesto Cerra).»   (Luego de muchos años de investigación, encontré que el Velódromo quedaba donde ubica el Miramar Plaza frente al Conservatorio de Música en la Avenida Ponce de León y entre las calles Cerra y Ernesto Cerra). La fecha del primer partido oficial fue el 9 de enero de 1898.  El juego fue suspendido por lluvia en la tercera entrada con el marcador 3 a 1 a favor de Borinquen. 

En el mes de abril, la Guerra Hispanoamericana detuvo toda la actividad del béisbol y se reanudó en agosto de 1898, mayormente en juegos entre las tropas americanas en Mayagüez, Ponce y San Juan.  Para 1900, comenzaron a utilizar los terrenos del Castillo San Felipe del Morro con partidos entre los soldados, empleados de la Fortaleza y el gobierno federal así como algunos equipos compuestos por locales.

En el periodo de 1913 a 1937, Puerto Rico fue visitado por muchos equipos famosos como el “All American“, “Cuban Stars” de Alex Pompez, “Cuban Stars” de Abel Linares, “Brooklyn Royal Giants “, “Black Yankees”, “Brooklyn Eagles”, Concordia, Licey, Estrellas de Ramírez, Almendares, “Ashville“, Azteca, “Allentown”, “Newark“, “York”, “Hazelton”, “Lincoln Giants,” y el equipo de Grandes Ligas, los Rojos de Cincinatti, entre otros.  Estos se enfrentaban entre sí y contra equipos compuestos por jugadores puertorriqueños como White Star Line, San Juan Giants, Ponce y Guayama, en series particulares. En ocasiones, varios de los peloteros extranjeros reforzaban a los equipos locales para que hubiese más competencia. Estos juegos se celebraban mayormente entre octubre a marzo lo que dio oportunidad al fanático local de ver en acción a íconos del béisbol como José de la Caridad Méndez, Martin Dihigo, Joshua Gibson, Satchel Paige, Alejandro Oms, Johnny Mize, Ray Dandridge y Leon Day, entre muchos otros.  Desde 1931-32 hasta 1936-37, estos juegos se celebraron de forma continua y se conoce como el periodo de las Ligas Extrajeras. En la última temporada de 1936-37, el interés y entusiasmo disminuyó grandemente reflejándose en la baja asistencia a los parques.  Fue la última vez que se celebró este tipo de evento en Puerto Rico. Es meritorio realzar la labor de los promotores Tony Luciano, quien construyó el Parque de Isla Grande, escenario del primer torneo de las Ligas Extrajeras en 1931-32 artífice de esta liga, así como posteriormente Luisín Rosario y Ernesto Reyes.

Como surge la Liga de Béisbol Profesional de Puerto Rico

Para mediados del año 1937, Enrique Huyke, profesor en la Escuela Superior José de Diego en Mayagüez, se interesó en buscar información para establecer una liga de Béisbol Semi Profesional en Puerto Rico. 

Huyke había leído sobre un organismo existente en los Estados Unidos desde 1936 conocido como la “National Semipro Baseball Congress” y comenzó a auscultar para que Puerto Rico organizara una liga afiliada a ésta. Para eso, reclutó a dos amigos con los cuales compartía a diario el mismo interés y creó un comité de trabajo compuesto por el Dr. Tomás Ferrer Delgado, director médico de la Clínica Española, a quién designó como tesorero, Gabriel Castro como secretario y el propio Huyke como presidente.

El comité se reunía todos los lunes en la residencia del Dr. Ferrer Delgado para leer y analizar los documentos y cartas que enviaba el Sr. Raymond Dumont, presidente y fundador de la “National Semi Pro Baseball Congress”. Esta contaba con una matrícula de aproximadamente 10,000 equipos por todo los Estados Unidos y al final del torneo celebraban series seccionales, estatales, regionales y por último una serie final cuyo ganador sería reconocido como el campeón de Estados Unidos.

De primera instancia, el Sr. Dumont acogió con beneplácito el que Puerto Rico se afiliara a la Liga que él presidía.  A Dumont le convenía mucho pues podría enfrentar a los ganadores de Estados Unidos y Puerto Rico en una serie mundial.

Por otra parte, el 30 de abril de 1938, Teófilo Maldonado fue designado por el Gobernador de Puerto Rico, Blanton Winship, Presidente de la Comisión de Recreo y Deportes.  Dos semanas después, Maldonado publicó en el periódico El Mundo una invitación a todos los interesados en la organización de la Liga Profesional de Béisbol para una reunión  en la Casa Alcaldía de Ponce el 22 de mayo de 1938 a las diez de la mañana.  En esa reunión se formó un comité compuesto por Julio Enrique Monagas, Charlie García de Quevedo y Luis Muñoz Colón para que se consideraran las distintas proposiciones allí presentadas.

El 29 de junio de 1938 quedó registrada en la Secretaría Ejecutiva, la Liga de Béisbol Profesional de Puerto Rico, con carácter permanente, para organizar, fomentar y desarrollar el deporte del béisbol entre los profesionales, la que celebraría un campeonato de pelota profesional, de octubre a marzo de cada año.  Cada franquicia tenía que aportar $1,000 para formar parte de la Liga.

Asimismo, el 7 de septiembre, el periodista Arturo Gigante, del rotativo El Mundo, escribió que Enrique Huyke proponía que la Liga de Béisbol Profesional de Puerto Rico se afiliara a la “National Semipro Baseball Congress”.

El  8 de octubre de 1938, se reunieron en la sala de sesiones de la Comisión de Recreo y Deportes Públicos ubicada en el Capitolio, el profesor Enrique Huyke y los delegados de cinco de las seis franquicias aprobadas: San Juan, Caguas, Guayama, Ponce y Mayagüez.  En la misma, Huyke explicó las gestiones que había realizado ante Raymond Dumont y que si se afiliaban a la “National Semipro Baseball Congress” el equipo campeón de Puerto Rico tendría la oportunidad de viajar a los Estados Unidos para enfrentarse al  campeón de esa liga.  Eso les daría oportunidad a los peloteros puertorriqueños de exhibir sus talento y tener oportunidad en un futuro de pertenecer a alguna organización de las Grandes Ligas. Luego de oír los planteamientos de Huyke, la Comisión de Recreo y Deportes decidió avalar la propuesta de Huyke y quedó constituida la Liga de Béisbol Semiprofesional de Puerto Rico. Teófilo Maldonado fue nombrado Presidente de la Liga.

A la siguiente semana, en las oficinas de la Comisión, se constituyó la directiva de la Liga integrada por dos representantes de cada novena y Maldonado como presidente.  Luego de nueve horas de discusión,  se aprobó el reglamento que era una traducción del de la Liga Nacional de las Grandes Ligas atemperado a la situación local.  La misma proveía multas para árbitros, apoderados, jugadores y equipos por infracción a las reglas establecidas. El Presidente de la Liga era quien imponía las multas y castigos siendo sus decisiones apelables ante la Comisión de Recreo y Deportes Públicos. Los jugadores podían ser vendidos, cambiados, traspasados, cedidos o dejados en libertad.  También se aprobaron tres refuerzos por equipo, todos pagados con fondos públicos;  y la fecha de inauguración.

Finalmente, el domingo 13 de noviembre de 1938, quedó inaugurada la Liga de Béisbol Semiprofesional de Puerto Rico con seis equipos: San Juan, Ponce, Mayagüez, Caguas, Guayama y Humacao.

1 comentario en “Historia del béisbol en Puerto Rico”

  1. Pingback: Beisbol en Puerto Rico – Nuestro Blog Informático

Los comentarios están cerrados.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba