El caso de Francisco Lindor y Javier Báez

(Orlando Cepeda nos dijo hace tiempo algo como: «Ningún estadio, ninguna ciudad, ninguna fanaticada me hacía sentir presión. Mi enfoque en Grandes Ligas fue hacer mi trabajo todos los días y adaptarme a las rutinas diarias de la vida en ese nivel. Los horarios que seguir día tras día…los vuelos de ciudad a ciudad…comer a destiempo y entonces tratar de mantener mi salud y enfrentarme a los mejores peloteros y lanzadores del mundo.»

En la presente temporada del 2021…el salario mínimo de los peloteros en las Grandes Ligas…está en $570 mil. El salario promedio anual es $4.7 millones.

La duración de una temporada regular es de 187 días en los cuales se juegan 162 partidos por cada uno de los 30 equipos. No se juega durante 365 días por temporada.

Los peloteros en ese nivel están muy bien representados por una de las mejores uniones laborales en el globo terráqueo.

Una gran mayoría de los peloteros, en y fuera de los Estados Unidos, son conocidos y admirados en unos 75 países, prioritariamente, en el hemisferio occidental y en el Lejano Oriente al igual que en varios países en Europa.

Puerto Rico tiene ya exaltados en el «Salón de la Fama del Beisbol» en Cooperstown, Nueva York, a cinco de sus peloteros: Roberto Clemente (1973), Orlando Cepeda (1999), Roberto Alomar (2011) y Edgar Martínez (2019).

Los peloteros de Grandes Ligas deben comprender que verdaderamente son muy, muy afortunados y que a Dios, como los seres humanos que son, le deben todo.

(Aprendí hace miles y miles de lunas a no actuar o emitir decisiones estando enfadado!)

Es ampliamente conocido el reciente incidente este pasado domingo, 29 de agosto, en el City Field…hogar de los Mets de Nueva York…cuando dos Boricuas que poseen fabulosas habilidades para jugar beisbol…Javier Báez (28 anualidades de vida) y Francisco Lindor (27 anualidades de vida) expresaron su sentir colectivo con movimientos de sus manos para expresarle a miles de fanáticos en el estadio (por ende, por algunos medios de comunicación) su descontento por los «abucheos» hacia ellos por sus actuaciones en el terreno de juego.

Actuaciones, aunque no dudo están brindando sus máximos esfuerzos, que para muchos fanáticos dejan mucho que desear. Los fanáticos…fanáticos son y pagando millones de dólares por sus entradas para ver juegos de Grandes Ligas tienen derecho a expresar su sentir colectivo, tengan razón o no tengan razón, sobre las ejecutorias de los peloteros de los Mets en este caso.

Ellos quieren ver a sus Mets ganar y ganar! Los dineros pagados por los fanáticos abonan en grande para sostener los fabulosos salarios de los peloteros.

Y muchos fanáticos se frustran cuando ven que Lindor está devengando un salario de $22.3 millones en el 2021 y que los Mets le deben otros $341 millones hasta el 2031. Durante la presente temporada de Lindor, por lo menos sorpresivamente en el bateo, ha tenido una pobre actuación sin la comparamos con sus primeras seis desde su arribo a las Mayores.

Báez, por su parte, devenga salarialmente en el 2021, unos $11.6 millones con miras, tal vez con los Mets, a obtener a contrato a largo plazo similar al de Lindor. Sin embargo, incidentes como el ya informado no ayudan mucho a su imagen.

Vivimos en democracia y ellos tienen el derecho de expresar como deseen su sentir…pero insultar o diferir de la forma que lo hicieron con su gran fanaticada en nada luce bien.

Literalmente, es como si una persona tuviese de frente su una «gigante muralla de acero» y tratara de tumbarla o «noquearla» con guantes de boxeador! Misión imposible!

A todo esto, en mi opinión, en nada aplaudo los comentarios del nuevo propietario de los Mets, Steve Cohen, el pasado 18 de agosto, por un medio de comunicación electrónico, tratando de disciplinar los peloteros de su equipo por la no productividad en el terreno de juego.

Sin embargo, respeto al Cohen el ser humano, pero entiendo pudo haber amonestado a sus peloteros de forma privada y no «tirarlos a los leones». Esa fue su decisión.

Inteligentemente, el presidente de los Mets, Sandy Alderson, con un verbo muy respetuoso e inteligente el mismo domingo, 29 de agosto, emitió un comunicado expresando su respeto y exaltando la valía colectiva de los fanáticos del equipo!

El problema de los Mets en el presente, hasta cierto punto, es de relaciones públicas para de esa forma limpiar su imagen.

Además, traigo otra opinión…los agentes de los peloteros pudiesen educar a sus clientes de lo que conlleva ser un pelotero superdotado…multimillonario…con todo a su favor. Eso, tal vez, evitaría acontecimientos como el que hemos traído a su atención.

Y peloteros no nacidos en los Estados Unidos debieran ser educados de que en sus figuras están reflejados sus países…sus culturas.

Para finalizar…soy incapaz de fustigar a Báez o Lindor. Ellos son «Hijos de Dios»…seres humanos imperfectos. Les admiro en grande…los respeto. Dios los ilumine.

(Otro dato de interés es que no se llaman Joe Robertson y Bill Wilson…ellos son Javier Báez y Francisco Lindor. Sin connotaciones políticas o sociales…al buen entendedor pocas palabras bastan. Así veo la vida y respeto en grande a todo aquel que difiera de este servidor.)

(Amaneciendo hoy me entero de que Báez y Lindor, inteligentemente, se han excusado ante la fanaticada de los Mets y ante el Beisbol de las Grandes Ligas. Así cierran este capítulo errado en sus respectivas carreras que muy bien le pudo haber perjudicado. Sabio es aquel que comete un error y tiene la hombría de bien de reconocerlo y pedir perdón.)

(FOTO)——Francisco Lindor, a la izquierda y Javier Báez…dos superdotados peloteros de Puerto Rico…defensores del jardín corto y la segunda base de los Mets de Nueva York respectivamente, poseen todo lo necesario para triunfar durante muchas temporadas en las Grandes Ligas. (foto: amNewYork)

1 comentario en “El caso de Francisco Lindor y Javier Báez”

  1. !Saludos Luis!
    Extraordinaria columna y roguemos al Todo Poderoso, que esos exclentísimos peloteros,orgullo de PR,
    en el futuro no se vean perjudicados por esa lijerezas de la juventud .En el plano personal doy fé
    que son muy buenas personas.De paso te comento,que olvidastes mencionar a Iván Rodriguez
    en la lista de los HOF Boricuas.Estoy muy seguro, que conociendo el aprecio que le tienes,fué un olvido
    de la «maquinilla».Mis saludos y respetos siempre para tí y cuando estes en PR,nos comunicamos para
    compartir un buen almuerzo y charlar de lo que tanto nos apaciona,el Beisból.
    Un abrazo,Paco Figueroa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba