52 Aniversario del primer Día del Pelotero Latinoamericano

Jamás olvido el domingo 31 de mayo del 1972, pues en el Atlanta Fulton County Stadium en Georgia, el glorioso pelotero de Puerto Rico, Orlando Cepeda, me presento al vicepresidente de los Bravos de Atlanta, Dick Cecil, con quien pase como una hora charlando en asientos cerca del banco del equipo antes de partido ese día.
(Esa tarde los Bravos vencieron a Philadelphia nueve carreras por una y presencie algo inolvidable. El jardinero orgullo de la Republica Dominicana, el gran Rico Carty, bateo cuatro imparables en cuatro turnos al bate…anoto cuatro carreras…impulso otras seis y conecto tres jonrones.)
(En la tercera entrada conecto su primero por el jardín derecho…en la sexta entrada su segundo por el jardín central y en la octava entrada su tercero por el jardín izquierdo.)
Desde hacía tal vez una década, siendo adolescente aun, por mi mente cruzaban pensamientos de algún día abogar por justicia para con los peloteros de la América Latina en las Grandes Ligas ya que no recibían el crédito debido, sus remuneraciones no eran las mejores y escuchando cientos y cientos de narraciones de esa pelota en el idioma de Ernest Hemingway en ocasiones me percataba de ciertos destellos de mofa hacia ellos.
Semanas antes, en la residencia del Dr. Ángel Guardiola en Atlanta, en una reunión familiar con varios peloteros Hispanos de los Bravos…me estuvo muy interesante una charla entre ellos recordando las dificultades que habían experimentado, mayormente en su «ruta» para llegar a las Mayores.
En el vuelo de regreso a Puerto Rico el próximo día (1ro de junio del 1970)…en un estado «alfa» mental (casi dormido) percibí como un rayo láser fugaz de «Luz Blanca Divina». De inmediato surgió la idea una vez mas de buscar la forma para que los peloteros de la América Latina fueran respetados y tratados debidamente.
Gracias a Dick Cecil la idea que Dios nos regaló se convirtió en realidad el domingo, 6 de septiembre del 1970…un día como hoy…hace 52 anualidades. Ya había hablado con el de mis inquietudes relacionadas con relación a nuestros peloteros a la América Latina.
Ese domingo, en Atlanta, los Gigantes de San Francisco, con jonrón de Bobby Bonds, se llevaron la victoria una carrera por cero.
En ceremonia antes del partido fueron reconocidos los Gigantes de San Francisco…Tito Fuentes de Cuba…Ozzie Virgil de la Republica Dominicana y su compatriota Juan Marichal, quien ya había partido hacia Cincinnati donde lanzaría el próximo día.
Por Atlanta fueron honrados Gil Garrido, de Panamá…Rico Carty, de la Republica Dominicana, y los «Boricuas»…Orlando Cepeda, Félix Millán y Julio Navarro.
Luche por poner a «caminar» la idea que Dios me regaló relacionada con las Grandes Ligas…»El Día del Pelotero Latinoamericano»…para reconocer la valía de nuestros peloteros basándome en sus historiales ricos en logros…en sus labores inspirando a millones y millones de fanáticos a niveles internacionales y por fortalecer aún más los lazos de entendimiento entre naciones donde se juega beisbol.
Tuvimos la dicha superlativa de que los Comisionados del Beisbol Bowie K. Kuhn, Peter V. Ueberroth, Bart Giamnati, Fay Vincent y «Bud» Selig creyeron en nuestra honestidad y entre el 1970 y 1993 permitieron que este servidor estuviese a cargo de dichas celebraciones.
Estando totalmente entregado a mis labores con los Rangers de Texas, le informé a la Oficina del Comisionado Selig que tras la celebración en el 1993 humanamente no podía seguir en la misión aprobada por su oficina desde el 1970.
(La clave para que se me permitiera llevar a cabo esas celebraciones se debió simplemente a mi entrega total…a mi pasión…a mi amor para con el beisbol de las Grandes Ligas…pero más que nada ya que eran actos totalmente sin fines de lucro.)
Al finalizar mi rol con relación a los actos, el «Beisbol de las Grandes Ligas» entiendo promovió sutilmente entre los equipos, que así lo desearan, la continuación de ceremonias de dicha naturaleza…y así fue.
Inclusive, como producto de los «Días del Pelotero Latinoamericano» en las Grandes Ligas se celebra anualmente el «Mes de la Herencia Hispana.»
Como dato interesante en el 1999…los Rangers de Texas solicitaron que este servidor condujera una más de estas celebraciones para honrar, además, al miembro del «Salón De La Fama del Beisbol De Grandes Ligas»…el orgullo de Venezuela…Luis Aparicio.
Tras el fallecimiento de Roberto Clemente el 31 de diciembre del 1972, compartí con el Comisionado Kuhn en Puerto Rico varias veces y le sugerí considerara establecer un premio en honor al estelar pelotero de Puerto Rico y con su acostumbrada amabilidad me dijo, «I will get back to you.»
Semanas más tarde me comunicó que el «Trofeo del Comisionado» reconociendo a peloteros de gran valía para el juego, la sociedad y las comunidades donde jugaban, otorgado recientemente en aquellos tiempos a Willie Mays de los Gigantes de San Francisco, llevaría a partir del 1973 el nombre del «Premio Roberto Clemente».
A pregunta nuestra, de que si en los «Días del Pelotero Latinoamericano» este servidor pudiese otorgar un premio de dicha naturaleza en honor a Roberto…fue con tonos de mucha alegría en su voz que me dio el visto bueno.
DATOS HISTORICOS
Conduje los «Días del Pelotero Latinoamericano» en 20 ciudades distintas en las Mayores.
En su historial se entregaron 329 placas conmemorativas a 263 peloteros…algunos de ellos fueron honrados en más de un evento.
En total…31 peloteros distintos recibieron el «Premio Roberto Clemente».
Celebraciones se llevaron a cabo en ambas…la Liga Nacional y la Americana en las jornadas del 1980, 1982, 1983, 1984, 1985, 1986, 1987 y 1988.
Repito…todos los actos fueron aprobados por los Comisionados del Beisbol mediante mensajes leídos al público en las ceremonias y fueron, repito, actos sin fines de lucro.
Ya en las cercanías de mis 78 anualidades de vida manifiesto que las celebraciones referidas en este ensayo fueron una misión asignada por Dios…un regalo de Su parte. Soy un hombre que toda mi vida…jamás siendo perfecto…he tratado de servirle bien a Él.
Soy Su hijo…ciudadano del mundo…orgulloso «Boricua» y Latinoamericano» sin connotaciones políticas…tratando de que cuando Él me llame…existir a Su Diestra eternamente.
Me considero muy afortunado…sin deseos de consumismo ni de materialismo…sin jamás haber padecido del cáncer de la envidia y sin plasticidad en mi conducta.
A Dios las gracias…pues duermo con mucha paz espiritual. Soy hombre «de la calle de buena fe».
(FOTOS—-Arriba, el Comisionado de las Grandes Ligas, Bowie K. Kuhn, con Luis Rodríguez-Mayoral en el 1984…dos buenos amigos por décadas…quien le abrió las puertas a ese beisbol. Abajo, los Bravos de Atlanta honrados en el primer «Dia del Pelotero Latinoamericano» en la historia de las Grandes Ligas con Luis…de izquierda a derecha, Julio Navarro, Gil Garrido, Félix Millán, Orlando Cepeda y Rico Carty. (Montaje fotográfico de CMC Photos.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba