Andrés Galarraga «El Gato»…..excelente caballero, primera base y jonronero venezolano

Andrés Galarraga y Luis Rodríguez-Mayoral, alegremente, se saludan en noviembre del 1996, en el Dodgers Stadium de Los Ángeles, California, horas antes de partir rumbo a Japón en el Tour de Estrellas de Grandes Ligas. (Foto cortesía del fotógrafo de MLB…Mitch Haddad).

Su padre, Francisco Padovani, inmigrante italiano y su madre, la dama Juana, le trajeron al mundo el 18 de junio del 1961, en Caracas, Venezuela. Le bautizaron Andrés y en el mundo peloteril le llamaron Andrés Galarraga, suponemos, por el apellido de su respetada progenitora.

En su tierra natal, como muchísimos chamacos, comenzó a jugar béisbol de barrio. Ya siendo un adolescente visito en un torneo internacional a Puerto Rico. De eso recordó en una de nuestras primeras charlas durante la década de los 1980, «Fue mi primer viaje a Puerto Rico una inolvidable experiencia.

«Sabía que allí había nacido un gran héroe de la América Latina….Roberto Clemente. Me hospede, como era la costumbre para los peloteros visitantes, con una familia de la Urb. Santa Juanita en Bayamón y me trataron con gran clase. Nunca los olvido…era la familia Colon.»

Al poco tiempo, contando con 16 calendarios de vida, fue descubierto y firmado por el legendario pelotero que fue y posteriormente dirigente a Grandes Ligas, el dominicano Felipe Alou, representando a los Expos de Montreal.

Andrés recordó en entrevista en West Palm Beach, Florida, el 24 de marzo del 1991, «Se me hizo muy difícil llegar a los Estados Unidos sin hablar inglés y sin conocer esta cultura. Sin embargo, me propuse seguir adelante y poco a poco con la ayuda de compañeros me fui adaptando.»

Continuo, «Jugué con equipos representativos de los Expos en lugares como Calgary, Alberta, Canadá….en Jamestown, Nueva York, West Palm Beach y Jacksonville aquí en Florida…al igual que en Indianápolis, Indiana.»

En el 1979, en Calgary, le apodaron «El Gato» por su ligereza y su habilidad jugando primera base. Para esa época, además, podía jugar en la receptoría y en tercera base.

Debuto en las Grandes Ligas con Montreal frente a los Dodgers de Los Ángeles el 23 de agosto del 1985 sin conectar inatrapable en un turno al bate.

Su carrera en esa pelota estelar duro hasta el 3 de octubre del 2014, jugando con los Angelinos de California frente a Oakland y se fue, también, sin lograr un indiscutible en un turno al bate.

En total, milito en las Mayores durante 19 temporadas con Montreal, San Luis, Colorado, Atlanta, Texas, San Francisco y los Angelinos.

Andrés dejo para la historia promedio ofensivo de .288 con 444 dobles, 32 triples y 399 jonrones entre sus 2333 imparables. Además, anotó 1195 carreras e impulsó 1425. La historia dicta que 38% de sus ‘hits’ fueron de extra bases (dobles, triples y jonrones).

Logró, Andrés, ser elevado a cinco equipos Todos Estrellas de la Liga Nacional, gano 2 Guantes de Oro como primera base y dos Bates de Plata.

En el 1993, con Colorado gano el título de bateo de la Liga Nacional castigando la pelotita blanca al son de un robusto promedio de .370.

Lamentablemente, en ocasiones, Andrés fue propenso a lesiones…..1986-1991-1993 operaciones en rodillas….1992 rotura de una mano. Sin embargo, la gran sorpresa que dejo sorprendido al mundo beisbolero, fue cuando en el 1999 fue diagnosticado con cáncer linfático (non-Hodgkins) en la parte baja de su espalda durante el entrenamiento primaveral.

El cáncer le volvió a atacar y en enero del 2004 paso tiempo en el Robert H. Lurie Comprehensive Cancer Center en Norhtwestern University en Chicago.

Hoy recuerdo haber compartido bastante con Andrés. Fuimos miembros de la selección de Estrellas de Grandes Ligas que jugo en Japón en el 1996, este servidor en el elenco de relaciones públicas. En el 1989, Andrés fue galardonado durante el «Día del Pelotero Latinoamericano» en Montreal, Canadá.

Siempre disponible para ayudar…siempre con una gran sonrisa…siempre con un comportamiento ejemplar….así está grabado en mi mente el «Gran Gato Venezolano»…¡orgullo de la Tierra de Simón Bolívar y de la América Latina!

Lo último que supe de Andrés es que en unión a su respetada esposa, Eneyda, reside en Florida tras 35 calendarios de matrimonio.

Esa pareja trajo al mundo a tres hijas…Katherine, Andria y Andriana.

Por su caballerosidad, por su ilustre carrera y por su hombría de bien ejemplo para la humanidad…a Andrés Galarraga siempre lo respetare.

¡Que te vaya bonito, hermano, con la bendición de Dios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba