Cookie Mangual: prometedor pelotero boricua que hizo historia

Recuerdo muy bien cuando allá para el 1969, se hablaba en el béisbol invernal Boricua, y en los Estados Unidos, de un prospecto nacido en Juana Díaz, Puerto Rico, de nombre Ángel Mangual.

Nacido el 19 de marzo en el 1947, el jardinero y bateador derecho, también, era comparado con el estelarísimo Roberto Clemente. El su Isla le apodaban «Cuqui» y en el norte «Cookie».

Con una estatura de 5 pies con 10 pulgadas, el Boricua fue firmado para la organización de los Piratas de Pittsburgh gracias a las diligencias del inmortal pelotero de Puerto Rico…»Pancho» Coimbre con el visto bueno de su colega buscatalentos, Howie Haak, en el verano del 1966.

Recuerdo que en su lenguaje corporal se asemejaba mucho a Clemente y en los Estados Unidos así fue apreciado.

«Cookie» Mangual en el presente, se me informa, confronta una batalla con su salud y eso lo trae a mi mente…pues con excepción de muchos en la Isla…fuera de la misma como que está perdido en el radar beisbolero.

A nivel de las Ligas Menores en su historial de ocho temporadas a niveles A-AA-AAA (1966-1979) con subidas y bajadas de las Grandes Ligas…bateo al son de .276 en 674 juegos y acumuló 62 jonrones con 323 carreras impulsadas en las organizaciones de Pittsburgh y Oakland.

Su hermano «Pepe» milito en las Mayores (1972-1977) siendo jugador de los bosques con Montreal y los Mets de Nueva York.

Su primo José «Coco» Laboy, quien fue seleccionado «Novato Más Sobresaliente de la Liga Nacional» en el 1969 por el prestigioso semanario «The Sporting News», también jugó en las Grandes Ligas (1969-1973) con Montreal defendiendo mayormente la tercera base.

El debut de «Cookie» en las Mayores fue con Pittsburgh en el Estadio Connie Mack de Philadelphia en victoria de su equipo 4 carreras por 3. Bateando de emergente por el lanzador zurdo, Bo Belisnky, fue fusilado en rolata de tercera a primera en la quinta entrada. Eso aconteció la noche del lunes, 15 de septiembre en el 1969. Tenía en ese momento 22 anualidades y 180 días de vida.

Retornando a Roberto Clemente, la historia dicta que en una ocasión le manifestó al recordado colega Steve Ames, «Posee lo necesario para ser un gran pelotero. Él es joven aun y hay que darle tiempo para que madure.»

Teniendo en aquellos tiempo a Clemente en el jardín derecho y a jóvenes talentosísimos como Al Oliver y Willie Stargell, su estadía con los Piratas paso a la historia al ser cambiando a Oakland por el veterano lanzador derecho, Jim «Mudcat» Grant, el 20 de octubre en el 1970.

Con los Atléticos militó hasta el 1976 y en mi apreciación su momento más sobresaliente en las Mayores aconteció el sábado, 19 de octubre en el 1974.

Se jugaba el cuarto partido de la Serie Mundial frente a Cincinnati. En la novena entrada en Oakland, «Cookie» conectó un sencillo frente al derecho Clay Carroll impulsando la carrera de la victoria en las piernas del receptor, Gene Tenace…dejando a Cincinnati sobre el terreno de juego.

Ese juego hizo historia en Series Mundiales ya que Oakland se convirtió en el primer equipo, jamás, en lograr tres imparables de bateadores emergentes en una entrada.

¡»Cookie» Mangual ganó tres Series Mundiales con Oakland (1972-1973-1974) y se convirtió en el primer pelotero Boricua en ser galardonado con tres sortijas por triunfos en dichos clásicos!

En total en «El Mejor Béisbol del Mundo» vio acción durante siete temporadas (1969-1976) con Pittsburgh y Oakland. En 450 juegos bateó al son de .245 con 1241 turnos al bate…408 «hits»…122 carreras anotadas y otras 125 impulsadas. Además, dejó para la historia 44 dobles, 8 triples y 22 jonrones.

Defensivamente, participó en 84 partidos en el jardín izquierdo, 130 en el central y 133 en el derecho. Fue utilizado como bateador designado en 66 y como corredor emergente en 98.

Su último juego en las Mayores fue el domingo, 20 de junio en el 1976, jugando frente a Milwaukee con Oakland en el Coliseo Oakland-Alameda. No tuvo aparición al plato mientras defendía el jardín derecho en la novena entrada.

Retornando a la figura de Roberto Clemente, dijo en una ocasión sobre su fenecido amigo, quien en el presente cuenta con 73 anualidades y 289 días de vida, «De Roberto mucho aprendí…me hablaba a menudo en mi tiempo con los Piratas…no se cansaba de darme consejos como pelotero y como persona.»

Alzas y bajas ha tenido «Cookie “Mangual…como todo ser humano. Con relación a miles de fanáticos, dentro y fuera de Puerto Rico como suele suceder con muchos peloteros, como que se nos perdió en la historia. Sin embargo, en tiempos recientes he visto que está compartiendo con otrora peloteros, amistades y familiares en Ponce y otros lugares.

Hoy retumba en mi mente que la vida no me propició la oportunidad de, jamás, entrevistarle.

Sin embargo, le entregó su salud…su paz mental…su futuro, a su propietario genuino…¡él Ser Supremo!  ¡Y a 2200 millas de distancia le envío un abrazo espiritual de hermano!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba