Dusty Baker: pelotero y dirigente para la historia

(VIVE AGRADECIDO DEL INMORTAL «BORICUA»…ORLANDO CEPEDA.)

Corría el entrenamiento primaveral en el 1972 de los Bravos de Atlanta en West Palm Beach, Florida y un fin de semana allí estuve para compenetrarme con la versión de dicho equipo.

Fue durante esos días que me percate de una relación de hermano mayor a hermano menor entre el experimentado astro de Borinquen, Orlando Cepeda y un joven de unas 22 anualidades de vida…de piel Negra nacido en Riverside, California, el 15 de junio del 1949.

Su nombre…»Dusty» Baker…defensor de los tres jardines.

Indico el respetado amigo e historiador beisbolero, Tom Van Hyning, hace algún tiempo que Cepeda recomendó los servicios de «Dusty» a los Cangrejeros de Santurce en la entonces Liga de Beisbol Profesional de Puerto Rico para la jornada 1971-1972.

Cepeda entendía que «Dusty» poseía grandes talentos para ser un destacado pelotero en las Grandes Ligas y que en Puerto Rico podía adelantar su desarrollo. La historia le ha dado toda la razón…pues «Dusty» tuvo una gran carrera de 19 anualidades en las Mayores y como dirigente ya es un hombre para la historia.

Entre el 1968 y el 1986, defendió los colores de Atlanta, Dodgers de Los Ángeles, San Francisco y Oakland.

Temprano durante la década de los 1970, conocí a «Dusty» y nos veíamos esporádicamente. Jamás olvido que estando con los Dodgers de Los Ángeles en Nueva York para enfrentarse durante la Serie Mundial del 1981 a los Yankees…me concedió tres entrevistas.

Otra experiencia inolvidable aconteció luego de la temporada del 1996, dirigiendo «Dusty» el equipo estelar de peloteros de Grandes Ligas frente a estelares de Japón en la «Tierra del Sol Naciente» (ejerciendo este servidor como enviado de la Oficina del Comisionado en cuestiones de relaciones públicas compartimos bastante durante dos semanas.)

Durante ese viaje me percaté de las habilidades superlativas que posee para manejar a la prensa, a los peloteros y a la vez como los inspira para «sacar» de ellos lo mejor como personas y entre las líneas de cal.

«Dusty» y Cepeda fueron miembros de los Bravos de Atlanta, simultáneamente, entre el 1969 y el 1972.

En una ocasión, recordó, «Yo era un pelotero muy, muy joven. Orlando un día me regaló un gran libro escrito por Norman Vincent Peale (clérigo protestante propulsor del poder positivo de la mente) titulado «The Power of Positive Thinking». Hasta el presente pienso del gran valor en mi vida de su regalo.»

Inolvidable, además, es el hecho de que venera en grande los legados, como personas y peloteros, de Jackie Robinson (primer pelotero Negro en las Grandes Ligas con Brooklyn en el 1947)…de Frank Robinson (primer dirigente Negro en las Grandes ligas con Cleveland en el 1974 y de Hank Aaron (legendario pelotero que le sirvió como su mejor guía personal desde que se conocieron durante la década de los 1960.)

El martes 3 de mayo del 2022, dirigiendo a Houston y jugando como local, su equipo venció a Seattle 4 carreras por 0.

Así se convirtió «Dusty» en el 12mo dirigente en la historia en lograr 2000 victorias. Pero más importante para él es el hecho que ha sido el primer Negro en las Mayores en lograr dicha gesta.

Volviendo a su relación con Orlando Cepeda ha manifestado, «Temprano en mi carrera estando con Atlanta, entre muchos consejos que me brindo, no olvido que me dio a entender que siempre hay que ser cordial, hasta con peloteros contrarios, pero que los lanzadores lo que querían era sacarme de «out» y que lo mío era jugar todos los días con mucha agresividad…todos los días.»

Como pelotero, «Dusty» dejo para la historia promedio ofensivo de .278 con 242 jonrones y 1013 carreras impulsadas. Representó a la Liga Nacional en dos «Juegos de Estrellas»…fue miembro de los Dodgers de Los Ángeles cuando ganaron la Serie Mundial del 1981…y fue honrado con un «Guante de Oro» y dos «Bates de Plata».

Como dirigente entre el 1993-2022, ha sido la cabecera de San Francisco, Cachorros de Chicago, Cincinnati, Washington y Houston. Él ha sido el único dirigente en la historia en conducir a cinco equipos a series postemporadas regulares

Además, tanto en el 1993-1997-2000, fue seleccionado «Dirigente Mas Sobresaliente» de la Liga Nacional.

Hace pocos días, indicó algo como, «He tenido suerte…en el plano personal las 2000 victorias significan mucho…significan mucho para la sociedad…para los de mi raza…y tal vez brinden esperanzas a otras personas para establecer metas en sus vidas y tratar de alcanzarlas.»

De sus primeras 2000 victorias obtuvo 840 con los Gigantes de San Francisco (42%)…509 con Cincinnati (25%)…322 con los Cachorros de Chicago (16%) y 17% con Washington y Houston.

Este ensayo es mi humilde reconocimiento para un ser humano que conocí hace más de medio siglo…que aún me inspira y a quien, con Dios en mente, catalogo como uno muy digno de ser emulado fuera y dentro del beisbol!

Me gustaría que se convirtiera en realidad su gran, gran deseo: {Algún día convertirse en el primer dirigente Negro en ser exaltado al Salón de la Fama del Beisbol en Cooperstown, Nueva York.}

(FOTOS—Durante una visita a Puerto Rico temprano en los 1980, «Dusty» Baker participo clínicas de beisbol organizadas por Orlando Cepeda. Aquí le vemos en la segunda foto a la extrema izquierda con Orlandito Cepeda, el propio Orlando y Luis Rodríguez-Mayoral. En la foto a la izquierda, la cámara de Linda Kay, lo captó con Luis en el «Ballpark en Arlington, Texas» durante la década de los 1990 cuando el dirigía a los Gigantes de San Francisco y el autor era el enlace de los Rangers en asuntos de América Latina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba