Edgar Martínez: noble ser humano y artista beisbolero

Luis Rodríguez Mayoral y Edgar Martínez

Hay artistas extraordinarios que mediante sus obras se inmortalizan desde el punto de vista de la humanidad. Por ejemplo, el español Pablo Picasso y el italiano Miguel Ángel (Michelangelo), así lo lograron mediante sus pinturas.

En otras disciplinas hay quienes con sus habilidades emulan a dichos maestros. Uno viene a la mente….Edgar Martínez, nacido en la ciudad capital del mundo….Nueva York….el 2 de enero del 1963. Tras el divorcio de sus padres Edgar fue trasladado al hogar de su familia en Dorado, Puerto Rico, en el 1965 y recibió el cuido, amor y orientación de sus abuelos de apellido Salgado.

Entre otros datos, se sabe que se crio con su primo, Carmelo Martínez, jugador de Grandes Ligas (1983-1991) como jardinero de San Diego, Philadelphia, Pittsburgh, Kansas City y Cincinnati.

Edgar, por su parte, no fue pintor. Fue pelotero, también, defendiendo la tercera base y sobresaliendo como bateador designado (1987-2004) con los Marineros de Seattle. Le siguió los pasos a Picasso y Miguel Ángel…no como pintor con brocha en mano…lo hizo con un bate emulando las figuras de gloriosos peloteros como Roberto Clemente, Rod Carew, Stan Musial y Ted Williams por mencionar algunos.

En las Grandes Ligas dejo para la historia un promedio ofensivo de .312, con 514 dobles, 15 triples y 309 jonrones. Además, acumuló 1219 carreras anotadas y 1261 impulsadas. En su especialidad, bateando como designado, obtuvo en cinco ocasiones el premio como «Bateador Designado del Ano-Liga Americana».

Dicha especialidad de bateador designado se estableció en las Mayores en el 1973 y jugando con Boston….el Boricua de Ponce, Orlando Cepeda, fue el primero en la historia en ser honrado con dicho premio. Cepeda bateo al son de .289 con 20 jonrones y 86 carreras impulsadas.

Sin embargo…la historia….el destino dictado por Dios…puso a Edgar en la posición de con su bateo crear más conciencia de la valía de dicha especialidad que aún resulta no ser totalmente aceptada por muchos dentro y fuera del béisbol. Su labor fue tan excelente que en el 2004 la Oficina del Comisionado le puso en nombre de Edgar Martínez a dicha premiación!

Cuando chamaco en Dorado jugo su béisbol de barrio, su béisbol juvenil y hasta formo parte de los históricos Maceteros de Vega Alta en el Béisbol AA aficionado. El 19 de diciembre del 1982, se convirtió en profesional con los Marineros de Seattle. Al tiempo firmo con los Metros de San Juan en la Liga de Béisbol Profesional de Puerto Rico.

Mi primer contacto con Edgar fue en el invierno 1984-85 cuando con los Metros labore en la confección del equipo, específicamente con el talento importado. Y de inmediato me di cuenta de la seriedad de Edgar con relación al juego y del muy educado ser humano. También, capte el hecho de que su estilo de bateo poseía toques de un buen futuro. En tercera base necesitaba trabajo y se veía que no sería una amenaza en el robo de bases.

Retornando a mis trabajos similares con los Metros para la jornada l989-90, seguí más de cerca a Edgar el pelotero y me asombro su mejoría con el madero al hombro. Recuerdo que en mi análisis personal ya estaba preparado para su gran oportunidad en la Mayores a tiempo completo.

Durante la antes mencionada temporada, Edgar Martínez provocó gran interés con relación a su bateo y los Marineros estaban bien informados. Enfrentándose a muy buenos lanzadores, bastantes con clase de Grandes Ligas, Edgar bateo para .424, producto de 56 imparables en 132 turnos al bate y recibió 37 bases por bolas así arribando al nivel de apariciones al plato para ser elegible para el campeonato de bateo. Y logro su gesta para así convertirse en el quinto nativo en arribar a los .400….siguiéndole los pasos a Perucho Cepeda (1938-39 y 1940-41), Pancho Coimbre (1940-41 y 1944-45), Orlando Cepeda (1960-61) y José Manuel Morales (1968-69).

Sobre la pelota invernal Boricua nos manifestó luego en las Mayores, estando este servidor con los Texas Rangers, «Nuestra liga invernal me ayudo muchísimo. Allí aprendí tanto.

«Por siempre agradeceré la fe que Mako Oliveras (el dirigente de los Metros) puso en mí y sus enseñanzas.»

Ya para el 1992 con Seattle, Edgar Martínez ganó su primer campeonato de bateo en la Liga Americana….repitiendo en el 1995.

La historia dicta que además de sus dos títulos de bateo Edgar fue miembro del equipo Todos Estrellas de la Liga Americana en siete ocasiones, gano cinco Bates de Plata y el Premio Roberto Clemente 2000. Su número 11 fue retirado por los Marineros 12 de agosto de 2017.

El bateador derecho que fue ha sido exaltado al Salón de la Fama de la Herencia Hispana (2003) y al Salón de la Fama Mundial de Deportes y Humanismo en Boise, Idaho (2007).

Desde el 2010, Edgar Martínez ha sido candidato para exaltación al Salón de Fama Béisbol en Cooperstown, Nueva York, y se encuentra en su última oportunidad para ser honrado con esa máxima distinción. Se sabrá en enero del 2019….si su destino le depara un sitial de inmortalidad desde el punto de vista humano como a Picasso y Miguel Ángel!

Edgar Martínez, mi querido amigo……..como humano, como pelotero noble, serio y dedicado elevo a un nivel aún más estelar el juego de béisbol y a las Grandes Ligas.

Y han sido peloteros como Roberto Clemente, Roberto Alomar, Iván Rodríguez, José «Cheo» Cruz, Juan «Igor» González, Eduardo Figueroa, Félix Millán, Carlos Delgado, Carlos Beltrán, Orlando Cepeda, por mencionar algunos, los que han puesto a Puerto Rico en el mapa mundial deportivo. En el presente figuras como Francisco Lindor, Javier Báez y Yadier Molina son los que están en esa misión……haciendo por Puerto Rico más que los políticos y los que llevan las religiones por caminos equivocados.

Edgar Martínez para mí y los peloteros antes mencionados son, gracias a sus ejecutorias, «monumentos» fabricados por sus obras. No los estoy santificando, pues son humanos,…pero la verdad es que unen, entretienen y sirven de grandes ejemplos para millones de fanáticos que siguen el béisbol internacionalmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba