El día que Roberto Clemente lloró

El viernes 24 de julio del 1970, fue uno parcialmente nublado, con la temperatura en unos 71 grados Fahrenheit en la ciudad de Pittsburgh, Pennsylvania. Un día más en el itinerario de los Piratas de Pittsburgh quienes recibían la visita de los Astros de Houston en su nuevo hogar…el Estadio Tres Ríos.

Sin embargo, más que el juego programado para esa noche, la fanaticada estaba ansiosa de presenciar el homenaje pre-juego al estelarísimo pelotero nacido en Puerto Rico, el excelente jardinero derecho y bateador que era…Roberto Clemente.

Hace varios días en el programa ¨Béisbol Entre Amigos¨, que se transmite a través de la página de Facebook donde participan semanalmente los colegas y amigos Raúl Ramos, director, y el historiador Jorge Colón Delgado, se difundió un interesante programa sobre el antes mencionado acto en honor a Clemente.

Al respecto, expresó Colón Delgado: «El verano de 1970 fue mágico para Puerto Rico.   Tres eventos ocurrieron que le dieron mucha gloria a la Isla.  Primeramente, el 16 de mayo, Eddie Belmonte ganó el Preakness Stakes con la monta de Personality, convirtiéndose en el primer jinete puertorriqueño en ganar una carrera de Triple Corona en los Estados Unidos.  Luego, el 11 julio, Marisol Malaret fue seleccionada Miss Universo, primera boricua en lograrlo y el 24 de julio fue el homenaje a Roberto Clemente. 

Este evento hizo historia, pues por vez primera en las Grandes Ligas, un acto tan impactante fue difundido vía satélite para distintos destinos, inclusive Puerto Rico. Ningún pelotero, jamás, había recibido semejante honor con el despliegue que tuvo este homenaje a Clemente. 

Tras el fallecimiento de Clemente, la firma ¨Triple B Productions¨, en los Estados Unidos, lanzó un disco de larga duración honrando el legado del astro del béisbol y humanista bajo el nombre de ¨Roberto Clemente Memorial Album¨. Al pasar el tiempo se ha convertido dicha pieza en una favorita de coleccionistas e historiadores.  Colón Delgado posee una copia del disco y con la ayuda de los deportistas Miguel López y David Albarrán, digitalizaron la voz de Clemente.

Ramiro Martínez y Roberto Clemente

Prosigue Colón Delgado: «Siempre recuerdo el momento cuando a Clemente se le quebró la voz y el maestro de ceremonia, Ramiro Martínez, con su elocuencia, le permitió a Roberto reponerse y completar su mensaje.  Y era precisamente, ese momento en particular, que yo quería compartir con nuestros seguidores. Aún hoy, cuando lo oigo, me emociona.»

Para Raúl Ramos, quien nunca había oído esta grabación, fue sumamente especial y emotivo: » Me siento orgulloso de haber sido parte de un programa especial donde le recordamos a muchos el impacto que tuvo el homenaje de 1970 a Roberto Clemente. Pudimos escuchar a un Roberto conmovido por las expresiones de cariño y amor hacia su persona.»

Para ver el programa pueden accesar a https://youtu.be/NEVOx0xdMuc

Estuvieron a la diestra de Clemente su esposa, Vera Cristina y sus hijos Roberto, Luis y Ricky. La grata presencia de sus padres Melchor y Luisa Clemente, ya entrados en edad, quienes viajaron de Puerto Rico a la ciudad de Pittsburgh, donde su hijo había escrito páginas para la historia que lo llevarían a la exaltación en el Salón de la Fama del Béisbol en Cooperstown, Nueva York, en el 1973, fue muy bien acogida.

Ante unos 43,290 fanáticos se llevaron a cabo los actos en los cuales Clemente recibió alrededor de 100 placas y trofeos. Además, recibió en pergaminos una cantidad de 300 mil autógrafos de fanáticos. Adicionalmente, le obsequiaron con una estatua de cera en su honor que es custodiada por el antes mencionado Salón de la Fama.

La familia de Dan Galbreath, propietaria de los Piratas, estableció un fondo especial para pagar los estudios universitarios de sus tres hijos y a la vez hizo contribuciones especiales a nombre de Clemente al Hospital de Pittsburgh para con el bienestar de la juventud de la ciudad.

El acto en su honor tuvo dos partes…una en el idioma de Cervantes (a cargo del difunto colega) Ramiro Martínez…la otra en el idioma de Shakespeare (a cargo del narrador de los juegos de los Piratas, Bob Prince).

Esa noche, los Piratas vencieron a Houston con anotación de 11 por 0. En el juego Clemente logró dos inatrapables en tres turnos al bate mientras anotaba una carrera.  Dock Ellis fue el autor de la blanqueada.

En la octava entrada, el estelar jardinero derecho hizo su segunda  jugada de forma magistral de la noche en batazo de Dennis Menke y salió del juego con una lesión a nivel de una pierna. De inmediato, con los aficionados puestos de pie, recibió Clemente la quinta ovación de esa inolvidable noche.

Du nuestros archivos, traemos ante la atención de ustedes breves comentarios de Roberto Clemente, ¨Un momento como el de hoy, trae a la mente unos recuerdos en tan pocos minutos.  Cuando entro al terreno de juego no tengo palabras para decir cómo me siento…teniendo tantas personas de mi Isla y de América Latina respaldando a uno. Eso, sin olvidar la legión de fanáticos de los Piratas aquí en Pittsburgh.¨

El ideólogo de este especial presentado en el programa ¨Béisbol entre Amigos¨ fue Colón Delgado. Y se presentó a unos tres días de cumplirse cinco décadas exactas de la actividad en Pittsburgh. Tanto a Jorge como a Raúl, les expreso mi admiración y respeto por tan genial recordatorio y homenaje póstumo a la figura del estelar pelotero y campeón en relaciones humanas, fenecido el 31 de diciembre del 1972, en un accidente aéreo en el Océano Atlántico en viaje desde Puerto Rico rumbo a Nicaragua con bienes para los damnificados por el terremoto ocurrido días antes. Ese héroe de fama mundial llevo el nombre de Roberto Clemente.

En muchas conversaciones que he tenido con Colón Delgado, (Historiador Oficial de la Liga de Béisbol Profesional de Puerto Rico-Roberto Clemente), siempre ha enfatizado la importancia de preservar la historia.

A tales efectos nos ha manifestado, ¨Para mí, preservar la historia del país que sea es marcadamente importante. La historia es una fuente sabia de informaciones con relación a la humanidad en diversos campos y niveles intelectuales. Se aprende mucho de la historia.  A veces no comprendo, ni estoy de acuerdo que a la historia se le ubique en un lugar de poca importancia. La historia es una magnifica fuente para comprender tanto del país que sea y del comportamiento humano.¨

Nuevamente a Jorge y Raúl… ¡gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba