En New York vive un gran Clementista: Danny Torres

La trágica e inesperada muerte de Roberto Clemente estremeció al internacional mundo del beisbol aquel 31 de diciembre en el 1972.

Un «chiquitín» de seis anualidades de vida no sabía nada del beisbol de las Grandes Ligas y menos de Roberto.

Daniel Torres es su nombre, residente del «Bronx» toda su vida y fanático de los Mets de Nueva York, aunque residente cerca del Yankee Stadium.

Hace pocos días, durante charla telefónica-celular, recordó, «Mis padres, Teresa, de Cupey Alto, y Manuel, de Cayey, llegaron jóvenes a Nueva York. Él era bien fanático del beisbol y su ídolo era Víctor Pellot Power.

«Desde que recuerdo, una posesión muy preciada de él era un «poster» de Roberto Clemente que tenía en su habitación.»

«En nuestra casa había una ilustración de Dios y fotos de John F. Kennedy, Robert F. Kennedy y Martin Luther King.  Recuerdo que temprano el 1ro de enero del 1973 (un lunes) entre al cuarto de mis padres y vi a mi padre cabizbajo llorando. Yo le pregunté que pasaba y me dijo que Roberto Clemente había muerto en un accidente de avión.»

Desde ese momento, hasta el presente, el recuerdo y el legado del gran pelotero «laten» como tatuados en la mente de Daniel.

Con más de medio siglo de vida, Daniel ha sido educador en la escuela superior privada Cardinal Hayes en el «Bronx», relativamente a poca distancia del hogar de los Yankees.

Y como su padre, ha sido un gran admirador de quien fuese Roberto Clemente. A nivel de que en su hogar posee una colección, sin fines de lucro, de memorabilia relacionada con el Pirata de Pittsburgh número 21.

Tras cursar estudios universitarios en el prestigioso «Pratt Institute», fundado en el 1887 en Nueva York, Daniel lleva una bonita carrera como escritor beisbolero, habiendo colaborado con publicaciones del «Salón de la Fama» en Cooperstown, Nueva York y con las revistas oficiales de los Mets de Nueva York…su equipo favorito.

En el 2011, Daniel fue parte de un panel oratorio ambulante sobre la vida de Roberto Clemente auspiciado por el «Smithonian Institute». En el 2012, figuro en una serie publicada por «El Diario La Prensa de Nueva York», el periódico más antiguo en los Estados Unidos en nuestro idioma desde el 1912, dedicado al impacto global de Clemente.

Otros logros de Daniel incluyen cuando en el 2015, en el «Salón de la Fama» en Cooperstown, coordinó la visita y charla con el lanzador de los Mets, Jon Maltlack, quien el 30 de septiembre del 1972, permitió el imparable número 3000 de Clemente en el Estadio Tres Ríos de Pittsburgh. En esa ocasión, también, participo el ejecutivo del Salón…Bruce Markusen.

En el 2017, en los predios de dicha casa de inmortales, Daniel introdujo el «filme» de corto metraje, «One More Game For You, Mom», en el «Festival Nacional del Salón de la Fama».

Un año después, en Pittsburgh, Pennsylvania, fue participe de una oratoria sobre «The Great One—The Life and Legacy of Roberto Clemente» en la convención anual de SABR 48 (Sociedad de Historiadores de Beisbol de América).

El 9 de septiembre del 2020, en el PNC Park, hogar de los Piratas de Pittsburgh, Daniel debutó en el mundo de «podcasts internacionales» con su «Talking’21 with Danny Torres», exclusivamente dedicado al legendario pelotero, activista y humanista…Roberto Clemente.

Por lo antes expuesto…manifiesto que en la ciudad de Nueva York existe un «Clementista»…nacido allí…de sangre «Boricua»…que preserva la historia del gran pelotero.

Muy pocos como Daniel…¡en eso de ser custodio de ese precioso historial!

Respeto mucho a Daniel Torres…un amante del beisbol que magistralmente maneja la realización de sus deseos…en este caso, mantener latentes el legado como pelotero y las filosofías de vida de Roberto Clemente.

(FOTOS)—-En la primera foto apreciamos a Daniel Torres, a la derecha, con el que fuese gran lanzador de los Mets de Nueva York y quien permitiera el «Hit 3000» de Roberto Clemente y que también fuese su amigo, Jon Matlack. A la derecha, aparece el padre de Daniel…Manuel…quien lo condujo a amar al beisbol y lo introdujo a la leyenda de Clemente.

(Primera foto cortesía de Mark Levine.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba