Fanático 101

Francisco de la Torre

En preparación para el World Baseball Classic, Francisco de la Torre trató de pintar su barbilla de rubio. Le salió más naranja que amarillo, pero al viajar de Caguas a Miami con familia y amigos, con las ganas de ver al ‘Team Rubio’ en persona, el gesto cuenta. Su esposa Tessie Circuns lleva una peluca rubia. El tropiezo inicial ante Venezuela no le desanimó, y entre familia y amigos celebran su entusiasmo cada juego con una galería de imágenes de celebración. En partes iguales, es una celebración con colegas, amigos y familia, y una oportunidad de pasar un rato viendo el juego en el LoanDepot Park de Miami.  «Es una experiencia diferente dentro del estadio. Se ven cosas que por televisión [no se aprecian]» manifestó.

Endulza la experiencia que sus amigos de Caguas hayan conseguido un suite para compartir en lujo. Las taquillas al suite que acomoda 20 personas vinieron por invitación; los pasajes de avión por cuenta propia.

Pero viendo los juegos acompañados por champán o por cerveza, los boricuas han dominado las gradas del Marlins Park. Contra Venezuela, Nicaragua, Israel o República Dominicana, los boricuas han hecho peregrinajes por avión y por tierra para llegar a ver al ‘Team Rubio’. 

«En el 2017 me dieron [escalofríos]» recordó de la Torre. «Difícil repetir esa actuación, pero estamos aquí para apoyar a nuestro equipo».

De la Torre, de vuelta en la Isla por trabajo, viene de una neta formación para apreciar los deportes. Nació en Madrid, pero creció con Roberto Clemente como ídolo, y asistió a una escuela donde varios deportistas – incluyendo los peloteros Orlando Merced y Rubén Sierra –  estudiaron. A lo largo de los años , ha viajado a ver a los baloncelistas ‘Piculín’ Ortiz y Jose Juan Barea jugar en la NBA. También, asistió a peleas de Héctor ‘Macho’ Camacho y Miguel Cotto (que vive a la vuelta de la esquina). 

. «Es bueno ver a los de la diáspora juntarse con los de la isla» agregó. Y celebrar también es parte de un evento donde la bandera de la Isla se despliega por lo alto. Pero, tras la lesión de Edwin Diaz por la victoria ante los dominicanos, mejor calibrarlas un poco. «Debemos evitar tanta euforia», finalizó de la Torre. 

Galería de fotos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio