Fernando González: admirable e inteligente pelotero Boricua

Fernando González, al convertirse en pelotero profesional para el Béisbol Organizado en los Estados Unidos el 17 de diciembre del 1968, tenía ya un sitial en la Universidad de Puerto Rico, campus de Mayagüez.
Hace pocos días desde su hogar en Arecibo, vía telefónica, nos manifestó, «Así fue…pero desde muy joven quería ser pelotero y por eso firme gracias al buscatalentos de los Pilotos de Seattle, Fellé Delgado…quien fue una figura grande en nuestra pelota.»
Segundos después con su típica humildad nos dejó saber, «Nunca olvidé la importancia de la educación y en 1987 obtuve mi bachillerato en artes con honores «Magna Cum Laude» de la Universidad Interamericana en Arecibo…de eso estoy muy orgulloso.»
Nacido en Utuado, Puerto Rico, el 19 de junio en el 1950, para Fernando, sus ídolos cuando chamaquito fueron Roberto Clemente, Orlando Cepeda y José Antonio Pagan, «Para aquel entonces eran pocos los nuestros en las Grandes Ligas…no era como sucedió al pasar el tiempo (haciendo alusión de que en el presente tenemos cinco Boricuas en el Salón de la Fama.)»
Su historial en las Ligas Menores tuvo duración de once anualidades con esparcimientos debido a subidas y bajadas de las Grandes Ligas. En los niveles A-AA-AAA estuvo vinculado a las organizaciones de Pittsburgh, Kansas City, Yankees de Nueva York, San Diego y California. En 792 juegos, Fernando bateó al son de un respetable .297.
En su carrera, Fernando probó en las Ligas Menores como en las Grandes Ligas, poseer gran versatilidad jugando en segunda base, en la jardín corto, en la tercera y tanto en el jardín izquierdo como en el derecho.
A nivel de Grandes Ligas, entre el 1972 y en 1979, el bateador derecho vio acción con los Piratas de Pittsburgh, Kansas City, Yankees de Nueva York y San Diego.
En 404 partidos bateo .235 con 17 jonrones, 85 carreras anotadas y 104 impulsadas. Esto en nada resta a su labor en las Mayores…pues Fernando fue un «pelotero suplente deluxe» en su historial. Esa especialidad es de gran valía en el béisbol. Solamente en el 1978 y en el 1979 jugó en más de 100 partidos durante una temporada.
Recordando sus días en las Mayores, expresó, «Fue una gran experiencia. Me preguntas y te digo que mi mejor día en esa pelota fue jugando con San Diego en Chicago frente a los Cachorros. Ese día (el 14 de julio del 1978) ganamos 9 carreras por 5. Tuve suerte y conecté 2 jonrones en 4 turnos bate y empujé 5 carreras.»
Sobre algunos logros en las Ligas Menores, comentó, «Fueron muchos…por ejemplo, durante mis primeras dos temporadas con la organización de los Piratas logre batear sobre los .300 y en el 1972, poco antes de ser subido a las Mayores en el mes de septiembre quede líder de la Liga Eastern AA en dobles (43) y en total de bases acumuladas (256). Ya para el 1976, nuevamente con la organización de los Piratas (tras haber pertenecido a Kansas City y los Yankees), quedé líder en dobles (31) logrando en una temporada y media batear sobre los .300 (.310), en la Liga Internacional AAA.»
De regreso a las Mayores, en el 1977, con los Piratas, bateó .276 con 4 jonrones y 27 impulsadas en 80 partidos y como bateador emergente logró promedio de .370 (10 imparables en 27 turnos con 9 carreras impulsadas).
El béisbol profesional de México fue importante para Fernando, «Allí jugué entre el 1975 y el 1984…con Poza Rica, Ciudad México, Tampico, Córdova y Monterrey. Fue una gran experiencia sin lugar a dudas.»
En México, dicho sea de paso, en 326 juegos (de por vida) bateó un muy aceptable .281.

Fernando González con los Lobos de Arecibo.


Sobre la Liga de Béisbol Profesional de Puerto Rico, recordó, «Mucho le debo a esa gran liga…aprendí mucho y tengo gratos recuerdos. Defendí los colores de Arecibo, Mayagüez, Caguas, Bayamón y Santurce. Y te digo que en mis tiempos el calibre de pelota que en ella de jugaba era, prácticamente de Grandes Ligas.»
Continuo, «Jamás olvido que el propietario de Arecibo…el caballero Antonio Medina…confió en mi persona ocupar la gerencia general del equipo (allá en los 1980) y eso fue un gran honor.»
Durante el 1984, estando al borde de entrar en su retiro en el béisbol de los Estados Unidos, recordó Fernando, «Con el Nashville AA de la Liga South Atlantic, sucursal de los Yankees, también ejercí como «coach» del equipo.»
Una fase importante en la vida de Fernando…una fase perdida en la historia, nos la relató, «Allá temprano en los 1990…dirigí durante tres temporadas al equipo Parma en Italia. En el 1991 ganamos el campeonato de esa liga profesional y en el «Campeonato Europeo» celebrado en Holanda salimos con la victoria. Ser el primer dirigente nacido en Puerto Rico que logró ese título…en silencio me hace sentir muy orgulloso.»
Con una estatura de 5 pies 10 pulgadas y 165 libras, informamos que Fernando jugó béisbol profesional tanto en Canadá, México y los Estados Unidos.
Nuestra charla con Fernando fue bastante larga y le brindo reconocimientos personales a figuras importantes en su vida, «Clemente y Pagan, quienes con Cepeda fueron mis ídolos desde que yo era chamaquito, me trataron muy bien con los Piratas. Aunque solamente estuve con Roberto en las Mayores un par de semanas en el 1972…desde que nos conocimos me dio consejos sobre el juego y la vida…los mismo sucedió con Pagan. «Pienso que tal vez me veían como un hermanito menor…me prestaban atención…les hacía preguntas y siempre estuvieron receptivos. Eso jamás lo olvido.»
«Otros que recuerdo con mucho respeto son Fellé Delgado, el que me firmó en el 1968 para Seattle, y tres amigos con los Piratas de Pittsburgh…su «escucha» en Puerto Rico, Pancho Coimbre…el súper escucha de la organización, Howie Haak y el ejecutivo en operaciones del béisbol, Harding «Pete» Peterson. Son todos hombres que siempre estuvieron brindándome consejos e hicieron de mi vida una mejor.»
Casado con la gentil dama Marceyis, comentó Fernando, que luego de su retiro, ejerció durante diecisiete anualidades como Director de Deportes de Arecibo, «Estoy muy orgulloso de mis hijos…Mariel Ileana, Lisa Tamara, Nicole Marie, José Omar (ejecutivo de Econo Supermarkets y quien ha sido pelotero del béisbol superior con Vega Alta, Vega Baja y Hatillo), Ferdinand José, José Fernando (estudiante de quiropráctica), Fernando José (estudiante del Allegheny Junior Collage en Pittsburgh) y Fernando («bebé» de 18 meses de nacido.)
No veo a Fernando González desde enero del 1973…cuando en unión a Manny Sanguillen, Jackie Hernández, Frankie Hernández Jove y Caguitas Colon, dos noches después de la muerte de Roberto Clemente nos encontramos a la orilla del Océano Atlántico gritando el nombre del gran pelotero pues alguien nos había dicho que posiblemente estaba con vida en esa periferia. Desesperados estábamos en la base de «El Morro» tras haber cruzado por el Cementerio del Viejo San Juan por el literal de La Perla.
¿A que se dedica Fernando en la actualidad ? La respuesta fue simple e interesante, «Me dedico a la familia….pero sigo activo como pelotero. Ya a mis 70…todavía estoy activo. Participo en los torneos de la «Mens’ Senior Baseball League en Arizona» al igual que en los de la «Roy Hobbs League» en Fort Myers, Florida».
Desde que conocí a Fernando hace unas cinco décadas percibí que era «de un molde positivamente atípico».
En mi mente le veo desde su hogar en Arecibo observado como el Océano Atlántico acaricia las costas de Puerto Rico. Tierra linda que Fernando ha representado dignamente como pelotero y ciudadano durante su vida. Pero más que nada por la importancia que siempre le prestó a la educación…¡triste realidad ignorada por tantas personas en el presente!
Me honra su amistad de tanto tiempo y aunque no nos vemos hace ya cerca de medio siglo…mi respeto por él es vitalicio y me comprueba que las amistades hechas por Dios…¡nadie las rompe!
(FOTOS)—A la izquierda, Fernando en sus felices días con los Piratas de Pittsburgh. A la derecha, le vemos con su hijo Fernando José, estudiante del Allegheny Junior College en Pittsburgh y quien aspira a seguir los pasos de su padre en el béisbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba