Hank Aaron: leyenda del béisbol, humanista y filántropo

Los restos de Hank Aaron fueron ubicados, finalmente, en un sitial permanente de acuerdo con los deseos de sus familiares este pasado miércoles, 5 de enero del 2022, en una cripta localizada en el Cementerio South-View en Atlanta, Georgia.

El legendario pelotero que fue, durante 23 temporadas con representaciones de Milwaukee y Atlanta en las Grandes Ligas, falleció mientras dormía en su hogar en Atlanta el 22 de enero del 2021…de causas naturales.

Nacido en Mobile, Alabama, el 5 de febrero en 1934, el estelar bateador derecho y jardinero contaba con 86 anualidades y 356 días de vida.

Medios noticiosos en los Estados Unidos reportan que su cripta se encuentra a poca distancia de la de los padres del Dr. Martin Luther King, Hijo, ministro de la religión Bautista y activista social en la búsqueda de la igualdad para seres humanos Negros al igual que de minorías en y fuera de los Estados Unidos.

Luther King emulaba la filosofía, en su misión, de la no-violencia del líder social y espiritual de la India, Mahatma Gandhi.

Como activista, «Hank» Aaron llevo la voz cantante por décadas en el beisbol de las Grandes Ligas con persistencia y mucho decoro.

Como pelotero bateo en su historial .305, conecto 755 jonrones mientras anotaba 2174 carreras e impulsaba otras 2297 (ocupa el primer lugar en la historia en ese departamento). Él es el líder, además, en total de bases acumuladas con 6856 e imparables de extrabases (dobles, triples y jonrones).

Entre los presentes en sus servicios fúnebres hace pocos días estuvieron su viuda Byllie Suber Aaron, los miembros del Salón de la Fama del Beisbol, Dave Winfield y Ken Griffey, Hijo, al igual que el pasado Comisionado del Beisbol, «Bud» Selig. (Estos últimos datos fueron dados a conocer por el diario nacional «USA Today»).

En su cripta están grabadas para la historia las siguientes palabras: «No me preocupa como sea percibido como pelotero. Me preocupa como seré recordando como un ser humano.»

Por ser un sobresaliente activista en el campo de derechos humanos, «Hank» Aaron recibió la «Medalla Presidencial de los Estados Unidos» de manos de George W. Bush en el 2002.

En el 1982 había sido exaltado al «Salón de la Fama del Beisbol» en Cooperstown, Nueva York, recibiendo una aceptación formidable por parte de los votantes elegibles de 97.8%.

En el plano personal, gracias al inmortal pelotero de Puerto Rico, Orlando Cepeda, le conocí en Atlanta, Georgia en el 1970

Posteriormente con «Hank» compartí en Puerto Rico y en las Grandes Ligas muchas veces. Por nuestra Isla siempre profeso mucho respeto pues, entre otras, jugó con Caguas en la temporada 1953-1954, bateando .322 con 9 jonrones y 42 carreras impulsadas.  De hecho, vino como segunda base y el dirigente de la novena, Mickey Owen, lo convirtió en guardabosque derecho.  Igualmente, su primera hija, Gaile, nació en Caguas.   Pueden ver récord completo en este enlace. https://www.beisbol101.com/hank-aaron-3/.

Este breve ensayo dedicado a Hank Aaron es producto de haberle conocido y ahora que él está a la diestra de Dios hace ya casi una anualidad soy dichoso de que, más que nunca vive en mi memoria y ese es un regalo del Ser Supremo que marcadamente agradezco.

Dichoso fui de conocerle y de compartir con el…más aun…cuando el comprendió mi razón de ser en el beisbol de las Grandes Ligas.

Le recordare por su elegancia como persona…por ser noble y reservado…por su dignidad…por su amor para con el juego…su seriedad hacia el juego…por su entrega total hacia su profesión

Sin embargo, a veces pienso que aunque fue un excelente guerrero gigante contra el racismo, las generalizaciones y sus crueldades…como que paso a mejor vida…aun no comprendiendo en totalidad las razones por las cuales hay tantos «enanos mentales-enfermos» formando parte de la raza humana.

Le recordaré como un cristiano admirable…como un ser que a la diestra de Dios nada malo le pasara…y como un ser que siempre que nos veíamos me regalaba una amplia sonrisa y un fuerte apretón de manos.

(FOTOS—En la primera foto, a la izquierda, Victor Pellot Power y Luis Rodríguez-Mayoral, saludando a Hank Aaron en el Comiskey Park de Chicago siendo el miembro de los Cerveceros de Milwaukee, en su última temporada en el verano del 1976. En la próxima grafica Hank y Luis durante unas clínicas de beisbol en el Parque Idelfonso Sola de Caguas temprano en la década de los 1980. En la última, Hank y Luis a su llegada para una conferencia de prensa en Hato Rey, Puerto Rico, en los 1980, también. En dicha foto vemos en el orden usual al Lcdo. Tom Haydon y al gran deportista, ya fenecido, Arturo Cherena. Foto de la tumba de Hank Aaron cortesía de los Bravos de Atlanta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba