Hipocresía en el sistema de votación del HOF

Carlos Delgado y Juan González

El Salón de la Fama del Béisbol en Cooperstown, Nueva York, es el templo donde se conserva la historia del béisbol de las Grandes Ligas desde que nació, en el 1936, y su inauguración, el 12 de junio en el 1939.

Peloteros honrados son seleccionados por votaciones de la Asociación de Escritores de Béisbol de América. Para ser elegible en las votaciones todo miembro debe tener 10 anualidades de experiencia o más en sus labores.

Figuras como Roberto Clemente (Piratas de Pittsburgh), Lou Gehrig (Yankees de Nueva York) y Jackie Robinson (Dodgers de Brooklyn) son ejemplos idóneos de excelentes peloteros ya exaltados. Entre los tres…se encuentran sobresalientes ejecutorias sobre el terreno de juego, talentos peloteril supremos, dedicación, comportamiento dentro y fuera del terreno de juego y humanismo.

Para ser exaltado, el pelotero deberá haber participado durante 10 temporadas y la elegibilidad comienza cinco anualidades luego de su retiro. Históricamente, en una ocasión se ha obviado la regla de los cinco años en el retiro para ser honrado. Ese fue el caso de Roberto Clemente.

En el 1939, Gehrig fue seleccionado por aclamación de los periodistas luego de haber contraído un mal neuromuscular que fuese bautizado como «La Enfermedad de Lou Gehrig», del cual falleció el 2 de junio en el 1941, en el Bronx, Nueva York.

En el 1973, luego de fallecimiento de Roberto Clemente el 31 de diciembre en el 1972, se obvio la regla.

Este próximo 26 de enero, se darán a conocer los nombres de los peloteros seleccionados para la clase del 2021.  Para entrar en el Salón de la Fama se necesita una aprobación de al menos 75% de los votos.  En este 2021, hay 25 peloteros incluidos en la hoja de votación. Entre ellos 6 peloteros que han utilizado sustancias prohibidas (esteroides) o con alegaciones de haberlas utilizado.

Hasta el momento de escribir estas líneas, dos de tres figuras líderes en votaciones están en dicho renglón: Barry Bonds, con 73.5% de aceptación; y Roger Clemens con 72.6%.  Curt Schilling, con 72.6%, les sigue y no es de los favoritos por sus creencias políticas y manifestaciones a los medios noticiosos. (Estos datos han sido publicados por la prensa en los Estados Unidos).

Sin embargo hay otros en la lista de elegibles para la exaltación, como el toletero de la Republica Dominicana (en su noveno de diez anualidades de elegibilidad), Sammy Sosa, quien cuenta con solamente 23.9% de aprobación. Su situación está basada en la supuesta utilización de esteroides.

Por su parte, él magnifico jardinero corto de Venezuela, Omar Vizquel, con un historial digno para su exaltación, llevaba buen paso pero ahora salió a la luz pública sus supuestos abusos físicos contra su esposa, y el apoyo de los periodistas ha disminuido marcadamente. 

Alex Rodríguez, de raíces en la Republica Dominicana, pero nacido en Nueva York, ha sido en tiempos modernos hallado culpable de delitos relacionados con esteroides y el béisbol de la Grandes Ligas tomó grandes reprimendas en su contra. Es más, en mi apreciación (la cual expreso con mucha sinceridad y respeto) el gran jonronero ha sido el más «feroz enemigo» que ha tenido la institución de las Grandes Ligas en tiempos modernos.

(Mis expresiones están basadas en hechos reales reportados por todos los medios de comunicación e inclusive una suspensión de una temporada completa por la Oficina del Comisionado.)

Desde hace varias temporadas, Rodríguez ha «vuelto a nacer» y el propio béisbol de las Grandes Ligas permite que participe en transmisiones de sus juegos por distintos medios televisivos.

O sea, como que las Grandes Ligas están, gustosamente, ayudando a limpiar su imagen y «pavimentado» un ‘boulevard’ para su exaltación al Salón de la Fama.

Al pasar el tiempo, esta es mi muy sincera y humilde opinión, he visto cierta hipocresía en las selecciones de valores a ser exaltados en el Salón de la Fama. Existen favoritos que en ocasiones han estado a la par con peloteros inmortalizados o que han sido superiores y aún no han recibido el máximo honor.

Hay otros, que por las razones que sean, se quedan en el olvido. Entiendo que el Boricua, Carlos Delgado, ha sido analizado injustamente basado en su plataforma política. ¡Así pienso!

Otro que no ha recibido justicia es Juan «Igor» González. Sometido a «mil pruebas de detección»…cooperador gustosamente con cientos de peloteros en todo lo necesario por parte del béisbol de las Grandes Ligas…a lo único que arrojo positivo fue a «Pepto Bismol» y a «Leche de Magnesia».

Alegaciones jamás hacen culpable a un ser humano…¡máxime sin prueba alguna!

En todo este revolú hay personas que trabajan con los equipos que pueden, con mala fe, hacerle la vida difícil al pelotero que sea. O sea, el prejuicio y mala fe, utilizando generalizaciones, pueden enlodar la imagen del pelotero que sea, ya sea el Anglosajón, Negro, Oriental, Judío o Hispano.

Se me ha informado al pasar el tiempo de tres o más peloteros ya exaltados que utilizaron esteroides.

Si el elegible a la exaltación no logra un aceptación de un 5%…inmediatamente queda eliminado para futura consideración.

La única posibilidad de entrar en el Salón de la Fama pudiese surgir en futuras oportunidades si se crean comités especiales para exaltaciones.

Si figuras como Barry Bonds y Roger Clemens algún día son honrados, eso muy bien pudiese abrir puertas para los rezagados por las razones que hayan sido. ¡Muchas de ellas crasamente injustas!

El Salón de la Fama es un templo peloteril y no son los directivos de esa entidad los responsables de seleccionar los valores anuales.

Es mi entender que el Salón de la Fama es una entidad que honra a hombres por jugar de forma magna el béisbol. Estos hombres, como todos los seres humanos, no son perfectos. Y si Dios nos perdona…no veo como los votantes, para exaltar a valores en este templo, no lo pueden hacer.

Entre esos votantes entiendo han existido y existen imperfectos… tal vez peores que usted, que muchos peloteros ya honrados y que este servidor.

Les dejo manifestando que el Salón de la Fama no es culpable por sus exaltaciones…es un templo que custodia la historia de este gran juego que sirve para unir naciones, culturas y más que nada a personas.

Para buscar explicaciones dirijan sus preguntas a miembros de la prensa con el poder de inmortalizar o destruir legados dentro del terreno de juego. No con esto quiero insinuar que los peloteros todos son buenos….ellos son seres humanos…imperfectos…como usted…como este servidor.

1 comentario en “Hipocresía en el sistema de votación del HOF”

  1. Leslie Camacho Morales

    Hola. Favor de borrar el comentario anterior pues se fue con varios errores ortográficos. Gracias.

    Aunque no soy un experto en béisbol, como lo son Luis Rodríguez Mayoral, y mi amigo Jorge Colon en mi opinión la mayor injusticia se ha cometido con Carlos Delgado. Sus posiciones políticas y de defensa de nuestra soberanía nacional ha cargado de prejuicio irracional a muchos escritores y comentaristas encargados de las votaciones. En mi opinión aunque hubiese sido un gran honor que Delgado fuera exaltado , creo que ha recibido la exaltación de gran parte del pueblo puertorriqueño que le reconoce sus habilidades deportivas, así como sus acciones patrióticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba