Juan ¨Terín¨ Pizarro: el lanzador con el brazo de oro

Sus mejores años en las Grandes Ligas fueron con los Medias Blancas de Chicago.

Con voz entrecortada me dijo su hijo, Charles West, «Hace unos minutos se nos fue el viejo. Se me murió.»  Juan «Terín» Pizarro falleció a eso de las 7:45 esta noche.

Desde su hogar en la periferia del Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín en Carolina, Puerto Rico, en llamada telefónica a mi celular en Texas, continuó Charles, «Ya él estaba cansado…no podía hablar e intento muchas veces removerse el suministro de oxígeno.

«Te digo que pudo escuchar la voz de un hombre bien cercano durante su vida. Orlando Cepeda, inmortal pelotero Boricua, lo llamó hace unos días desde California. Aunque no pudo hablar su cara reflejaba alegría y entonces se echó a llorar».

Ayer en la tarde charle un buen rato con el legendario receptor de Panamá y los Piratas de Pittsburgh, Manny Sanguillen quien me dijo, «Él fue mi buen amigo. Me apena mucho que esté enfermo. Fue un gran lanzador…como pocos entre los Latinoamericanos y en las Grandes Ligas tuvo una gran carrera. Desde joven en Panamá yo sabía de su labor.»

Entonces, de pronto, recordó Manny, «Él estuvo con los Piratas unos entrenamientos allá para el 1969…y había un pelotero de la Republica Dominicana que abusaba de mi verbalmente y yo como soy hombre de Dios lo ignoraba.

Sin embargo un día «Terín» se cansó y le metió las manos de forma muy dura….y jamás me volvió a insultar.»

Ya finalizando nuestra charla, Manny me dijo, «Me gustaría saber si «Terín» acepto a Dios…pues siempre hablábamos de eso.» Por coincidencias de la vida en una conversación días antes, Charles había comentado tras mi pregunta, «Si…el acepto a Dios y está en paz.»

Al fallecer, «Terín» tenía 84 anualidades con 11 días de vida. Anteriormente, me había manifestado Charles West, «Todo comenzó con cáncer en la próstata y poco a poco ese mal fue afectando otras partes de su cuerpo.»

Nacido en Santurce, Puerto Rico, el 7 de febrero en el 1937, se crió «Terín» en la famosa Calle Calma en Santurce y comenzó a jugar béisbol a sus 13 anualidades de vida.

Gracias a figuras propulsoras del juego como Harry Rexach en el nivel aficionado y el propietario de los Cangrejeros de Santurce en el béisbol invernal de Puerto Rico, Piedrín Zorrilla, «Terín» se convirtió en profesional los Bravos de Milwaukee el 13 de febrero en el 1956, por las diligencias del buscatalentos de dicho equipo e inolvidable pelotero, Luis Rodríguez Olmo.

El lanzador zurdo de 5 pies con 11 pulgadas de estatura y unas 170 libras con un repertorio de lanzamientos básicos de una recta, una curva y luego un tirabuzón (screwball), tras superar problemáticas con su control, se convirtió en un verdadero astro del montículo.   En su estadía en las Grandes Ligas entre el 1957 y el 1974, con los equipos Milwaukee, Medias Blancas de Chicago, Pittsburgh, Boston, Cleveland, Oakland, Cachorros de Chicago y Houston, «Terín» dejó para la historia 131 juegos ganados frente a 105 derrotas con efectividad de 3.43.

Además, en sus 488 juegos, lanzó 2034.1 entradas en las cuales ponchó a 1522 contrarios. Logró también, dejar sin anotaciones a sus contrarios en 17 partidos.

Tanto en el 1963 como en el 1964, siendo miembro de los Medias Blancas de Chicago, fue elevado al equipo «Todos Estrellas» de la Liga Americana.

Teniendo una década de vida, supe por vez primera en el 1956, residiendo en Panamá, de «Terín»: <En esa su primera temporada en los Estados Unidos con el equipo sucursal de los Bravos localizado en Jacksonville, Florida, (Liga Sally-Clase A), el zurdo ganó 23 juegos y perdió 6 con efectividad de 1.77 en carreras limpias permitidas por cada 9 entradas lanzadas mientras ponchaba a 318 contrarios en 274 episodios.>

Ícono de la franquicia de Santurce

Otra joya monticular de «Terín» viene a mi mente: <San Juan, Puerto Rico…10ma Serie del Caribe…8 de febrero del 1958…Parque Sixto Escobar…Puerto Rico venció a Panamá 8 carreras por 0…»Terín» ponchó a 17 contrarios.>

En total, como lanzador profesional en las Ligas Menores, Grandes Ligas, México y Puerto Rico…el zurdo con «Brazo de Oro» ganó 392 juegos frente a 262 derrotas…en 5904.1 entradas lanzadas poncho a 4225 bateadores contrarios y logro 88 partidos sin permitir anotaciones. Igualmente, lanzó tres no-hitters (Puerto Rico, Ligas Menores y Serie Interamericana)

Hace muchas décadas, Hank Aaron, el recordado jonronero de las Grandes Ligas que fue miembro de los Bravos de Milwaukee al igual que «Terín», me dijo: «Nunca había visto a un lanzador joven tirar tan duro (se estima que entre 95 y 98 millas por hora).»

«Terín» confrontó dificultades en los Estados Unidos por ser de Puerto Rico y por ser de piel Negra. Tal vez lo catalogaron como malhumorado…temperamental…arrogante e ignorante.

Sin embargo, «Terín» batalló como todo un campeón y a la postre triunfo.   Lo recuerdo como un dedicado a su profesión y con una disposición inquebrantable.

Para su historial en la Liga de Béisbol Profesional de Puerto Rico-Roberto Clemente, por favor referirse al portal del respetado colega, Jorge Colón Delgado, a su vez, Historiador Oficial de la Liga en https://beisbol101.com/juan-Terín-pizarro/.

Recuerdo a «Terín» como el lanzador Boricua más dominante de Puerto Rico, sin restarle méritos algunos a otros. Entiendo que el fenecido muy respetado amigo «echaba a un lado» a la fama y le daba prioridad a eso de triunfar.

Era un ser amable «Terín»…pero a la vez esencialmente callado, aunque poseía un «tumbao emocional Boricua» precioso. Muchas veces lo vi sentado en una silla en una acera en la Avenida Borinquen en Santurce compartiendo con amigos, tal vez, jugando dominó. Recuerdo, además, que aunque se llevaba muy bien con miembros de la prensa, jamás fue de esos peloteros que «buscan» a los medios noticiosos. Siempre bien vestido lo vi…y de su presencia emanaban vibras de un ser humano envuelto en una impactante paz interna.

Y no puedo olvidarle en el montículo…en juegos diurnos le vi en las Grandes Ligas y en el béisbol invernal de Puerto Rico. Cuando el sol calentaba y el sudor hacia brillar su piel Negra…yo pensaba: «Terín» es una obra maestra de Dios…es un «Diamante Negro del Béisbol»…reflejando con su lenguaje corporal una obra maestra para la historia a lo Picasso… ¡a lo Miguel Ángel!

¡Ruego por tu descanso eterno, «Terín» a la diestra de Dios!

Que lo pases bien bonito…eternamente…respetado hermano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba