La historia del Premio Roberto Clemente

Al fallecer trágicamente Roberto Clemente el 31 de diciembre del 1972….el mundo del Béisbol de las Grandes Ligas se estremeció, al igual que millones de personas en el globo terráqueo.

Cuando eso acontece este servidor ya tenía vínculos sólidos, gracias al ¨boulevard¨ en mi vida pavimentado por Dios, con el máximo nivel peloteril del mundo. Todo vino por la idea que Dios me regalo en el 1970 para elaborar mediante el ¨Día del Pelotero Latinoamericano¨ en dicho panorama un reconocimiento a las contribuciones ricas en logros de nuestros jugadores y para reconocer, además, su labor inspirando a tantas personas inmaterialmente de su género y edad en distintos lugares al igual que su fortalecimiento de los lazos de comprensión entre países/culturas donde se conocía el juego.

Ya siendo representante de los Piratas de Pittsburgh en Puerto Rico por dictamen del de su gerente general, Joe L. Brown, estuve muy activo con todo lo relacionado con lo acontecido a Clemente y por ende el miércoles, 3 de enero del 1973, me reuní con el Comisionado del Béisbol, Bowie K. Kuhn, en la Isla y entre otros temas le traje un deseo muy personal de honrar a Clemente de una forma muy digna para la posteridad.

Kuhn abrió los ojos y me comentó, ¨Escríbeme una carta al respecto y veremos lo que se puede hacer.¨

Al poco tiempo, el Béisbol de las Grandes Ligas hizo un anuncio más o menos por estas líneas: (En el 1971, esta oficina implemento el ¨Trofeo del Comisionado» para honrar peloteros que le han brindado lustre al juego, que han tenido un gran sentido de deportividad al igual que por contribuciones a sus comunidades,

El primer galardonado en el 1971 fue Willie Mays de los Gigantes de San Francisco y en el 1972 le siguió Brooks Robinson de los Orioles de Baltimore

(De ahora en adelante ese premio llevara el nombre de Roberto Clemente.)

Al poco tiempo, sabiendo que tal vez existiría una duplicidad, le solicite permiso a Kuhn para durante los ¨Días de los Peloteros Latinoamericanos¨ honrar a nuestros peloteros con un premio similar.¨

Para mi sorpresa, habiendo basado mi pedido en mantener latente entre nuestros peloteros el legado de Clemente y la imagen de rectitud que había poseído. Su respuesta fue sencilla, ¨You can go ahead and do it.¨

En el idioma de Cervantes, ¨Sigue adelante y hazlo.¨

Durante 33 ceremonias distintas del ¨Día del Pelotero Latinoamericano» que programé entre el 1970-1994, todos sin fines de lucro, (durante la década de los 1980 y 7 temporadas en ambas ligas) se otorgaron premios en honor a Clemente.

El ¨Premio Roberto Clemente¨ represento, presumo, ingresos para el Béisbol de las Grandes Ligas…pues por muchas anualidades fue auspiciado por firmas del prestigio como ¨Chevrolet» y ¨John Hancock Financial Services¨.

Este 2020…el ¨Virus Mortal de China¨…ha distorsionado la existencia de las Grandes Ligas y me preocupa que nada se haya dado a conocer sobre la entrega del ¨Premio Roberto Clemente¨, usualmente llevada a cabo durante la Serie Mundial.¨

¡La Serie Mundial 2020 está a punto de finalizar y nada se sabe oficialmente sobre el galardón en honor a Clemente! ¡Eso es algo atípico por parte de la Oficina del Comisionado! Máxime cuando se puede hacer en el formato virtual.

Me pregunto, ¿tal vez erróneamente, no hay auspicio corporativo?

Y pienso, tal vez erróneamente, ¿será que ya que la viuda de Roberto, Vera Cristina, se fue a morar con Dios no hay quien entregue la premiación? Pero a la misma vez pienso se pudiesen utilizar las figuras de sus tres hijos…Roberto, Luis y Ricky…para hacer la entrega o hasta la de su querido hermano, Matino.

Esa tradición de la entrega del ¨Premio Roberto Clemente¨ esta sólidamente perpetuada en millones de fanáticos del béisbol y si hay justicia cívica y social…¡no debiese desaparecer!

Recuerdo que a principios de las entregas del ¨Premio Roberto Clemente¨ se llevaban a cabo durante entrenamientos primaverales en Florida durante la cena anual del gobernador del estado. Luego se entregaban en la ciudades sedes de los ¨Juegos de Estrellas¨ y finalmente llegaron al mayor de los escenarios…la Serie Mundial.

Corría la década de los 1980 y Vera Cristina, en unión a un familiar, viajaba con este servidor a celebraciones de los ¨Días del Pelotero Latinoamericano¨ y a ¨Juegos de Estrellas¨. Recuerdo, entre otras ciudades, Houston, Anaheim, Baltimore, Montreal y Pittsburgh. Para la gentil dama, representar a su fenecido esposo era un bálsamo de alegría espiritual inmenso.

Desde esos tiempos me di cuenta que las entregas se hacían en salones alquilados por el Béisbol de Grandes Ligas en los hoteles que hospedaban al Comisionado del Béisbol y los peloteros. Eso no lo veía con buenos ojos. Para este servidor era algo no propio para el legado de Clemente.

Poco a poco, con humildad, decoro y persistencia ¨toqué bases detrás de la cortina, personalmente¨ con los Comisionados Bowie K. Kuhn, Peter Ueberroth, Bart Giamatti y Fay Vincent y al final la entrega llego a gran ¨Teatro de Las Series Mundiales¨…donde pertenecía desde un principio…pues no ha existido pelotero alguno hasta el presente que haya emulado a Roberto Clemente al experimentar el sacrificio supremo en misión humanitaria a favor de seres humanos víctimas como lo fue el caso de horribles terremotos en Nicaragua durante diciembre del 1972!

Ruego a Dios que no suceda…que no se menosprecie en valor histórico de Roberto Clemente. El premio en su honor es más grande que cualquier honor personal que haya obtenido pelotero alguno por sus ejecutorias dentro del terreno de juego.

Llevo ya medio siglo viviendo como adulto de ¨codo a codo¨ con el Béisbol de las Grandes Ligas en distintas capacidades y no me gusta lo que me entere hace horas, gracias el periódico El Nuevo Día con base en Guaynabo, Puerto Rico, ¨La Oficina del Comisionado del Béisbol desea una reunión con Luis, el segundo hijo de Roberto Clemente, este próximo 2 de noviembre, para dialogar sobre el futuro de la premiación, tal vez más codiciada, por peloteros en las Grandes Ligas.¨

Y por eso de sacar algo de mi alma, aprovecho esta oportunidad para manifestar algo que ¨infecto¨ mi existencia, ¨Desde el momento que falleció Roberto Clemente…su viuda Vera Cristina le sirvió de forma desinteresada al Béisbol de Grandes Ligas cada oportunidad que sus ejecutivos en distintos niveles se lo solicitaban…pero no fue hasta unos 40 anualidades más tarde que la nombraron ¨Embajadora de Buena Voluntad¨. Esa distinción le perteneció mucho, mucho antes. Nada…así de escribe la historia y estoy seguro que en su sencillez ella falleció…como lo hizo su amado esposo…dando lo mejor de su existencia hasta su ultimo respiro.¨

(FOTOS)—A la izquierda, Garry Maddox de los Phillies de Philadelphia habla con Luis Rodríguez-Mayoral en un salón de un hotel en Houston, Texas, luego de recibir el ¨Premio Roberto Clemente 1986¨ antes del Juego de Estrellas. A la derecha, vemos a Rodríguez-Mayoral con Gary Carter de los Mets de Nueva York y Vera viuda de Roberto Clemente, en un salón de un hotel en Anaheim, California, luego de Carter recibir el ¨Premio Roberto Clemente 1989¨ antes del Juego de Estrellas. En las manos de ambos peloteros el codiciado galardón. (Ambas fotos cortesía de ISC de Luis Alberto Torres).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba