Recordando a Humberto Robinson: primer panameño en las Grandes Ligas

Hace pocos días desde su hogar en Pittsburgh nos comentó el otrora estelar receptor de los Piratas representativos de dicha ciudad, nacido en Panamá, Manny Sanguillen, «Cuando joven yo no sabía de Humberto Robinson…no seguía el beisbol y vivía en la costa…yo era un costero de María Chiquita (costa de Panamá con el Mar Caribe).

«Pero ya siendo un profesional a punto de salir a jugar en los Estados Unidos le conocí en un parque en la ciudad de Colón. Recuerdo que me dio la mano…me deseo lo mejor y ese día supe que el había sido el primero de Panamá en las Grandes Ligas.»

«Hasta aquel entonces creía que el primero había sido Héctor López.»

(Da la casualidad de que Robinson y López debutaron ambos en el 1955. Primero Robinson con Milwaukee el 20 de abril…luego López con Kansas City el 12 de mayo.)

López había nacido en Colón el lunes, 8 de julio en el 1929, mientras que esa misma ciudad nació Robinson el miércoles, 25 de junio en el 1930.

Robinson, lanzador derecho crio en el área de «Silver City» colindando con Colón.

Se supone que Robinson jugo pelota de barrio cuando bien joven y ya para el 1945 en ligas aficionadas en su tierra natal. (El beisbol profesional en Panamá tuvo sus principios allá para el 1949).

En el 1951, se convirtió en profesional con la organización de los Yankees de Nueva York y con sucursales de dicho equipo y de los Bravos de Boston jugo en la Liga Provincial de Canadá (1951-1952) obtuvo 29 victorias frente a 21 derrotas.

Antes de su debut con Milwaukee en las Grandes Ligas el miércoles, 20 de abril en el 1955, Robinson participo también con los equipos Evansville, Illinois (Clase-B)…Jacksonville, Florida (Clase-A) y Toledo, Ohio (Clase-AAA)—(lanzador derecho que tiraba «por el lado del brazo)…obtuvo 54 triunfos frente a 20 derrotas durante 612 entradas lanzadas con 491 ponches propinados durante las jornadas 1953-1954-1955.

En su debut en las Mayores como visitante ante los Cachorros de Chicago, el atleta de 6 pies y 1 pulgadas y unas 155, le lanzo al bateador derecho Hank Sauer y logró poncharlo. Se adjudico asi su primer juego salvado en el «Mejor Beisbol del Mundo.»

En su historial de las Ligas Menores su mejor temporada fue la del 1954 con Jacksonville ganando 24 partidos frente a 8 derrotas. Su efectividad con relación a carreras limpias permitidas por cada 9 entradas lanzadas fue de 2.41 y además en 276 entradas lanzadas ponchó a 243 contrarios.

De por vida en las Menores, Robinson obtuvo con nueve equipos distintos 110 triunfos frente a 60 reveses con efectividad de 3.05 dejando sin anotaciones a equipos contrarios en 21 partidos.

Retornando a las Grandes Ligas, en un total de 102 juegos lanzados con Milwaukee, Cleveland y Philadelphia (1955-1960) mayormente como relevista, obtuvo 8 triunfos frente a 13 reveses con efectividad de 3.25.

Su último juego en la Grandes Ligas fue el domingo, 24 de julio en el 1960 frente a los Dodgers de Los Ángeles en California. En 2 entradas no le permitió anotaciones a sus contrarios y poncho a un bateador.

RELATO INTERESANTE…RUBEN GÓMEZ…LO AYUDO.

Durante la noche de lunes, 21 de septiembre en el 1959, siendo miembros de Philadelphia aconteció lo siguiente…En la barra de Hotel Warwick en Philadelphia…Robinson y el lanzador «Boricua», Rubén Gomez, compartían.

Dicta la historia que un hombre llamado Harold Friedman, propietario de un club nocturno, le ofreció $1500.00 a Robinson para que el próximo día lanzara e hiciera posible que el equipo visitante de Cincinnati ganara el juego. O sea…que «vendiera» el ayudar a la derrota de Philadelphia haciéndole fácil a los contrarios batearle (a Robinson.)

El asombrado lanzador le comunicó luego, afectado emocionalmente, la sucia oferta a Rubén y este a la vez hizo lo propio con el dirigente, Eddie Sawyer, quien entonces se lo comunicó al jefe de la Policía de Philadelphia, Thomas Gibbon y al Comisionado del Beisbol, Ford C. Frick.

El próximo día Robinson y Philadelphia vencieron a Cincinnati 3 carreras por 2. El «Orgullo de Panamá» lanzo 7 entradas…permitió 3 imparables…poncho a 2 contrarios. Así logró su tercera victoria de la jornada.]

(SERIE DEL CARIBE EN PUERTO RICO EN EL 1958)

La décima Serie del Caribe se efectuó en el Parque Sixto Escobar en San Juan, Puerto Rico, entre el 8 y el 13 de febrero en el 1958.

La misma fue ganada por Cuba con 4 victorias y 2 derrotas. Le siguieron Panamá y Puerto Rico con récords de 3 y 3. En el sótano quedó Venezuela con 2 victorias y 4 derrotas.

Robinson obtuvo por Panamá dos juegos ganados sin derrotas y siendo ambos juegos completos lanzó 18 entradas. Esa labor le gano un sitial en el «Equipo de Estrellas» de dicho clásico.

(EL TRISTE FINAL)

Tras su última jornada en los Estados Unidos, en el 1961 participó con el equipo Buffalo, Nueva York, de la clasificación AAA sucursal de Philadelphia. Finalmente, que se sepa, jugó en México con el equipo Veracruz (AA) ganando 7 juegos y perdiendo 3 en el 1962.

Se informa que ya en su retiro estableció su hogar en Brooklyn, Nueva York. Trabajó, según han informado los respetados colegas Rory Costello y Norman Macht de la entidad de historiadores «SABR», durante anualidades en la industria de la construcción.

Como suelo pensar y decir…el pelotero de Panamá que hizo historia para esa linda tierra donde por cosas de destino disfrute parte de mi vida cuando joven…como que se perdió en la historia.

Víctima del «Mal de Alzheimer’s» falleció Humberto Robinson en Brooklyn el martes, 29 de septiembre de 2009 contando con 79 anualidades y 96 días de vida.

Hasta el presente, investigaciones por parte de muchos historiadores no han podido recopilar información alguna sobre donde se encuentran los restos mortales de Humberto Robinson.

La verdad del caso…Es triste en ocasiones cuando muere un pelotero que no, necesariamente, fue un pelotero estelar.

FOTOS—A la izquierda, Félix Mantilla en tiempos recientes con Luis Rodríguez-Mayoral frente al hogar de los Cerveceros de Milwaukee el «American Family Field».

TRES BUENOS AMIGOS

(En la próxima foto, a la izquierda el gran lanzador de Puerto Rico que fue…Juan «Terin» Pizarro, ganador en las Grandes Ligas de 131 partidos de los cuales 23 fueron con Milwaukee entre el 1956-1962. Falleció «Terin» a sus 84 anualidades de vida en Carolina, Puerto Rico, el 18 de febrero en el 2021.

(En el centro apreciamos la figura del lanzador Humberto Robinson…primer pelotero de Panamá en jugar en las Grandes Ligas con Milwaukee entre el 1955 y el 1960.

Con residencia oficial en Milwaukee desde sus días como pelotero, Félix Mantilla a la derecha en la foto, jamás ha olvidado a su isla mientras que con elegancia y humildad ha sido un gran embajador de buena voluntad para sus «Boricuas».

(Durante once temporadas en las Mayores (1956-1965) Mantilla vio acción en 969 juegos con Milwaukee, Boston, Mets de Nueva York y Houston. Bateó .261 y fue miembro de los Bravos en el 1957 cuando ganaron la «Serie Mundial» frente a los Yankees de Nueva York. En el 1965 fue elevado al «Juego de Estrellas» en representación de Boston por la Liga Americana.

Dada su versatilidad a la defensiva, jugando en el cuadro interior y en los jardines, logró un promedio de fildeo de .966.

En Milwaukee…contando ya con 87 anualidades de vida… Mantilla, nativo de Isabela, Puerto Rico, es un ciudadano muy admirado y respetado. Ha dedicado gran parte de su misión en vida, luego de sus días como pelotero activo, a promover la importancia de la educación y los deportes en las vidas de miles de jóvenes en esa localidad.

La vida de Félix Mantilla en muchos aspectos ha sido muy parecida a la de su amigo que fue… Roberto Clemente…una vida dedicada al bien de la humanidad.

Desde sus días como pelotero activo su hogar ha residido, repito, en Milwaukee…donde su distinguida esposa, Kay, dedico su vida a la profesión del magisterio. Ambos criaron una familia muy digna de ser admirada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba