Recordando a John Candelaria

Durante diecinueve temporadas, John Candelaria fue lanzador en las Grandes Ligas con Pittsburgh, California, Mets  y Yankees de Nueva York, Montreal, Minnesota, Toronto y Dodgers de Los Angeles. Participó en exactamente 600 juegos.

En el 1976, con Pittsburgh…tuvo record de 20 victorias frente a 5 derrotas siendo líder en las Mayores con porcentaje en ganados y perdidos de .800 y en carreras limpias permitidas por cada nueve entradas lanzadas de 2.34.

Tarde en la década de los 1990, nos encontramos en Toronto, Canadá, y recordando dicha jornada comentó: «Ese día de la victoria 20 salí a ganar por mi equipo…no salí con buscar mi triunfo numero 20 por razón otra alguna».

«Sin embargo, desde entonces existe la duda de que fui o no fui en primer lanzador de Puerto Rico en lograr las 20. Me sentí orgulloso de mi victoria….pero, también, me sentí orgulloso de Eduardo Figueroa (Yankees de Nueva York) cuando logró 20 en el 1978». (Desde chamaquito, John era fanático de los Yankees.)

Se puede decir que John fue el primer lanzador con sangre Boricua en sus venas, nacido y desarrollado fuera de la Isla, en lograr dicha gesta y Eduardo el primer lanzador con sangre Boricua en sus venas, nacido y desarrollado en Puerto Rico, en llegar a dicha cifra en triunfos.

Continuó John, «Lo que quiero que este claro en las mentes de la gente es que mi padre (John) y mi madre (Felicia) nacieron en Arecibo y en Rio Piedras (respectivamente) y que con orgullo llevo sangre Boricua en mis venas».

El 9 de agosto del 1976, en el Estadio Tres Ríos de Pittsburgh, John lanzó un juego ¨sin hits-sin carreras¨ venciendo a los Dodgers de Los Ángeles, 2 carreras por 0, y se convirtió en el primer lanzador con sangre Boricua en sus venas nacido y desarrollado fuera de Puerto Rico en lanzar una joya de tal naturaleza. 

Para este servidor…John y Eduardo…merecen el total respaldo de la fanaticada de Puerto Rico por sus logros en el ¨Mejor Béisbol del Mundo¨.

En su historial en Grandes Ligas, John ganó 177 juegos y perdió 122 mientras acumulaba efectividad de 3.33. En 2525.2 de entradas lanzadas poncho a 1673 contrarios.

Nació, John Candelaria, el 6 de noviembre del 1953, en Brooklyn, Nueva York y se crió en el sector Flatbush. Muchos aún recuerdan que mientras estudiaba en la Academia LaSalle en la ciudad de Nueva York fue un excelente baloncelista y su labor estuvo a la par en muchos aspectos con la de Lew Alcindor de la Academia Power Memorial.

Lew Alcindor, al tiempo se cambió el nombre a Kareem Abdul Jabbar y pasó a la historia como el mejor anotador de la NBA (¨El Mejor Baloncesto del Mundo¨) con 38,387 puntos.

En Puerto Rico con los Piratas de Quebradillas, John tuvo una buena actuación siendo muy joven e inclusive fue elevado a la selección nacional para representar a la Isla en los Juegos Olímpicos 1972 en Múnich, Alemania. Durante su tiempo con Quebradillas, residió con familiares del historiador deportivo Ricardo Olivencia de Jesús.

Siendo figura de gran interés en el sorteo anual de Grandes Ligas con relación al profesionalismo…John optó por no ir a las Olimpiadas. Pittsburgh lo seleccionó en su segunda ronda y se dice la oferta por firmar no era justa.

El 26 de junio del 1972, en horas tempranas, me encontraba con Roberto Clemente en su habitación del Hotel Essex House en Manhattan, Nueva York, al  cruzar una avenida de la parte sur del Parque Central. Allí se estaban hospedando los Piratas de Pittsburgh y recuerdo que el legendario deportista radicado prácticamente en Puerto Rico toda su vida, Bob Leith, compartía con nosotros.

De pronto se escuchó el timbre del teléfono y Roberto comenzó una conversación con John (¨Pops¨) el padre de Candelaria y entre otras cosas le dijo, «La oferta de los Piratas no es justa. Hablaré más tarde con Joe Brown (gerente general del equipo) y todo se arreglará…yo quiero que su hijo juegue con nosotros».

Al poco tiempo, John Candelaria recibió una bonificación de $40 mil y se convirtió en profesional con Pittsburgh!

En su historial, John Candelaria, fue elevado al equipo ¨Todos Estrellas¨ de la Liga nacional en el 1977 y fue miembro de los Piratas en el 1979 cuando vencieron en la Serie Mundial a Baltimore. En dicho clásico, John gano un juego y perdió otro.

En una conversación con su padre ¨Pops¨, con quien tuve una linda amistad desde los 1970, me comunicó, «Desde bien chiquito John era el cargabates del equipo que yo dirigía en las Ligas Hispanas…el Friendly Tavern…y pienso que nació para ser pelotero».

Otro logro para la ¨trivia histórica¨ es que John Candelaria ha sido el único en la historia en haber visto acción oficial en los cuatro parques en Canadá donde se ha jugado béisbol de las Grandes Ligas: Jarry Park y el Estadio Olímpico donde jugó Montreal y en los hogares de Toronto: Estadio Exhibition y el Skydome.

Candelaria jugó tres temporadas en Puerto Rico, todas con los Vaqueros de Bayamón y de por vida compiló marca de 6-5. En sus primeras dos temporadas, 1974-75 y 1975-76, su dirigente fue otro Pirata, José Antonio Pagán; y en 1978-79, fue dirigido por la dupleta compuesta por Doc Edwards y Eliseo Rodríguez.

En tiempos más bien recientes he charlado telefónicamente varias veces con John. Siempre contento le he escuchado…positivo. Y algo que he admirado en al pasar el tiempo es que John Candelaria (gústele o no a quien sea) jamás ha temido ¨hablar su mente.¨ Tal vez…para muchos fue un rebelde y para otros un incomprendido…repito, para mí fue uno con la valentía de ¨hablar su mente.¨

Un relato que jamás olvido de parte de John fue cuando su hijo, John, Jr….el Día de Navidad 1983, se cayó en la piscina de su hogar en Sarasota, Florida, prácticamente ahogándose. Estuvo la criatura en estado comatoso en un hospital y en su hogar hasta su muerte en noviembre del 1985.

Me comentó en una ocasión John, «Jamás olvido lo que un hombre hizo por mi familia…George Steinbrenner (propietario de los Yankees de Nueva York) puso a la disposición de mi familia un avión privado para que lo utilizáramos en cualquier gestión necesaria relacionada con mi hijo. Cosas así jamás, jamás se olvidan».

Por algún tiempo ya retirado se dedicó, recuerdo, a una agencia de publicidad con base en Pittsburgh y creo que en Atlanta, Georgia. Comparte mucho con colegas Piratas del pasado en una organización con base en Pittsburgh. La última vez que hablé con él me dijo residía en la periferia de Davidson, Carolina del Norte.

Recuerdo a John Candelaria y a ¨Pops¨ con respeto de hermanos…como un hombre que lleva una vida muy privada…y como uno que ha vivido…como escribió Paul Anka, el gran cantante orgullo de Canadá allá para el 1969, en su canción ¨My Way¨ (A Mi Manera).

Con los mejores deseos siempre, hermano. Dios guíe tus pasos en unión a tus seres queridos. ¡Respeto tu forma de ser!

(FOTOS)—John Candelaria en sus días gloriosos con los Piratas de Pittsburgh y en el presente. (Fotos cortesía de los Piratas de Pittsburgh.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba