Recordando a Juan José Beníquez

Fundado en el 1752, hace 268 anualidades, el pueblo de San Sebastián, Puerto Rico, ha tenido muchas personalidades en distintos campos que han prestigiado a esa tierra y en colectividad a Puerto Rico mediante múltiples disciplinas humanas.

Sin embargo, para este servidor una de las más destacadas…tal vez la más conocida a nivel internacional, ha sido la del pelotero-beisbolista…Juan José Beníquez.

Nacido en ese precioso pueblo el 13 de mayo del 1950, Juan fue hijo de un atleta muy dotado en varios deportes, José Julián, y de la dama Clemencia, ama de casa.

Ya a sus 16 anualidades de vida, Juan ¨Titi» Beníquez, según dicta la historia, pertenecía a los Patrulleros de San Sebastián en el béisbol amateur de la Isla como jardinero corto.

A los 18 se convirtió en profesional con la organización de los Medias Rojas de Boston gracias al buscatalentos, Pedro Vázquez, legendario hombre de béisbol y periodista, entre otros logros.

Tras ver acción en clasificaciones de Ligas Menores en lugares como Winter Haven, Florida, Winston-Salem, Carolina del Norte, Pawtucket, Rhode Island y Louisville, Kentucky (Clases A-AA-AAA)…comenzó su carrera en las Mayores el 4 de septiembre del 1971. Estaba Juan programado como el sucesor en el jardín corto del legendario astro de Venezuela, Luis Aparicio, quien fue exaltado al Salón de la Fama en Cooperstown, Nueva York, en 1984.

Como dato interesante, que pocos recuerdan, está el hecho de que en el 1973, Juan José se proclamó campeón bate de la Liga Internacional AAA con promedio de solamente .298.

El destino llevo a Juan José a convertirse en un gran jardinero central y en el 1976, con su segundo equipo, los Rangers de Texas, quedó líder en la Liga Americana en ´outs´ propinados y en asistencias. Su reconocimiento como fildeador llegó en el 1977…cuando ganó el codiciado ¨Guante de Oro¨ como el mejor de dicho circuito en su posición.

En síntesis, durante su carrera en el ¨Mejor Béisbol del Mundo¨ (1971-1988) el Boricua vio acción con ocho equipos: Boston, Texas, Yankees de Nueva York, Seattle, California, Baltimore, Kansas City y Toronto. Para ese entonces se destacaba que su carrera en las Mayores fue con ocho novenas…todas en la Liga Americana (algo muy raro).

Durante 17 temporadas, Juan José vio acción en justamente 1500 juegos…bateó al son de .274 con 1274 imparables…entre ellos 190 dobles, 30 triples, 79 jonrones y 104 bases robadas…mientras acumulaba 610 carreras anotadas y 476 impulsadas.

Defensivamente, aunque jugó en primera base, segunda, tercera y el jardín corto…la mayoría de juegos (1155) fue en los jardines. En total, su promedio con ¨el cuero en la mano¨ fue uno aceptable de .977%.

Entre otros datos de interés que emanan de su historial, Juan José, participó en tres juegos durante la Serie Mundial 1975 (con Boston en derrota frente a Cincinnati).

Entre 1983-1986 con Baltimore logró 4 temporadas corridas bateando para los .300. Dicho sea de paso, durante la jornada del 1986, en la celebración del ¨Día del Pelotero Latinoamericano en Grandes Ligas¨ le entregamos el ¨Premio Roberto Clemente» en unión a la viuda del inmortal pelotero, Vera Cristina Zabala.

El respetado y querido colega, Jorge Colon Delgado, el Historiador Oficial de la Liga de Béisbol Profesional de Puerto Rico-Roberto Clemente, nos informa que Juan José participo durante 22 temporadas en dicho circuito con Arecibo y Santurce.

Para el historial invernal de Juan José en la Isla, favor referirse a https://beisbol101.com/juan-José-beniquez/.

Es bueno indicar que en Puerto Rico han surgido seis peloteros que en la Liga Invernal han amasado más de 1000 imparables: son ellos, Luis ¨Canena¨ Márquez, Carlos Bernier, Nino Escalera, Santos Alomar (Padre), José Antonio Pagan y Juan José Beníquez.

Santos Alomar Sr. le da la bienvenida a Juan José Beníquez al Club de los 1000 hits en Puerto Rico (Foto archivo JCD)

Durante la jornada del 1980, encontrándome en el County Stadium de Milwaukee, un oficial de los Marineros de Seattle, durante las prácticas pre-juego, me comunicó que el dirigente, Maury Wills, (quien fue un excelente robador de bases) requería mi presencia en su oficina.

Wills para esa época confrontaba graves problemas en el plano personal. Con suma humildad me dijo que hablase con Juan José pues tenía dificultades en llevarle sus instrucciones. Así lo hice y Juan José, un ser noble e inteligente, se reunió con Wills y retorno a la alineación esa noche.

Traigo esto a colación, pues comprendí el punto de vista de Juan José…ya todo un veterano con 10 jornadas en la Mayores…estaba cansado de la generalizaciones con relación a peloteros oriundos de otras culturas. Lo raro que encontré fue que Wills, un Negro norteamericano, tuviese problemas con un Boricua. Aun en el presente existe la realidad de que muchos seres humanos en este país…catalogan como inferiores a los procedentes de otros países cuyo idioma principal no es el inglés.

Tras su retiro de las Mayores luego de la temporada del 1988, Juan José bateó al ritmo de .359 viendo acción con la novena St. Lucie Legends en la Asociación Senior Profesional de Béisbol en Florida. Desde entonces ha estado asociado al béisbol federativo en Puerto Rico, ocasionalmente al béisbol invernal profesional Boricua mientras sigue disfrutando del respeto que se le profesa en su isla natal.

En su San Sebastián querido, el parque del equipo local (los Patrulleros) lleva su nombre. En dicho pueblo, además, hay un monumento erigido en su honor.

En el 1998, fue exaltado al Pabellón de la Fama del Deporte de Puerto Rico y en el 2013 al Salón de la Fama de Santurce, condado que representó en grande durante su carrera profesional en la Isla. Sin embargo, aún sigue sembrando buena voluntad y alumbrando a la juventud de su tierra mediante experiencias como un gran pelotero que fue y como hombre de bien.

¡Para este servidor, Juan José Beníquez es un clásico ejemplo del Boricua de ¨tierra adentro¨ con dotes de humildad…de pura nobleza!

Hace ya una cuarentena de anualidades que no le veo en persona…pero en mi mente lo recuerdo como un hombre dotado por Dios…un hombre bueno, al cual el mal jamás atacará…¡en vida o en muerte!

Juan José Beníquez es un digno representante, en o fuera de la Isla, del bien colectivo que emana de la linda Isla que es Borinquen.

(FOTOS)—-Durante el verano del 1986 en Baltimore, Maryland, Juan José Beníquez, recibió el ¨Premio Roberto Clemente¨ durante ¨El Día del Pelotero Latinoamericano en Grandes Ligas¨ de manos de Vera viuda de glorioso pelotero de los Piratas de Pittsburgh, a la derecha y Luis Rodriguez-Mayoral (ideólogo de la actividad anual) frente al micrófono. Vemos, además, a Roberto Clemente, hijo. (Foto superior cortesía de los Orioles de Baltimore).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba