Roberto Alomar: único en su clase

En mi apreciación, Roberto Alomar posee una personalidad agradable y una vida más bien pacífica…normal en esta etapa de su existencia. Sin embargo, por haber sido un extraordinario pelotero a nivel de las Grandes Ligas perdió, desde sus 20 años de vida, gran parte de la privacidad que todo ser humano posee por naturaleza.

Fue tan bueno la otrora estelar segunda base nacido en Ponce, Puerto Rico, el 5 de febrero en el 1968…que su dirigente con los Orioles de Baltimore (1996-1998)…Davey Johnson…indicó, ¨Roberto me recuerda a varios de los grandes peloteros con los cuales jugué. Ellos aparentemente escribieron sus propios guiones de vida en el juego. Frank Robinson fue uno de ellos y Hank Aaron fue el otro.¨

Esas fueron palabras supremas.

En la actualidad el estelar jardinero corto y gran bateador de los Mets de Nueva York…Francisco Lindor…utiliza el número 12 en su uniforme en honor a Roberto Alomar.

Muchos han sido los analistas…¨genuinos hombres del béisbol¨…y legendarios peloteros que, sin reparos, ubican a Roberto como el mejor defensor de la segunda base en la historia.

LABOR ENTRE LAS LÍNEAS DE CAL

Durante su carrera de 17 años en las Grandes Ligas (1988-2004), Roberto vio acción en 2379 juegos con 7 equipos…San Diego, Toronto, Baltimore, Cleveland, Mets de Nueva York, Medias Blancas de Chicago y Arizona.

En 12 ocasiones fue elevado a ¨Juegos de Estrellas…premiado con la cifra récord de 10 ¨Guantes de Oro» como el mejor defensor de la segunda base en la Liga Americana…y galardonado con 4 ¨Bates de Plata¨. Además, fue clave en las ¨Series Mundiales 1992-1993¨ ganadas por Toronto.

De por vida, castigó la pelota ofensivamente con promedio de .300. Además, disparó un total de 2724 imparables de los cuales 794 fueron de extrabases (504 dobles…80 triples…210 jonrones…para un eficiente 35%).

Durante 11 series postemporadas regulares participó en 58 juegos bateando al son de .313 con 32 carreras anotadas, 33 impulsadas y 20 bases robadas.

Su promedio defendiendo la segunda base fue un muy honorable .984 durante las 19876 entradas en las que participó.

Está catalogado Roberto, también, como uno de los más destacados bateadores ambidextros en la historia. Como bateador zurdo logró promedio de .292 con 140 jonrones. Como bateador derecho logró promedio de .308 con 70 jonrones.

OPINIONES DE ESTELARES PELOTEROS

La historia destaca opiniones relacionadas con Roberto Alomar…exaltado al ¨Salón de la Fana de las Grandes Ligas» en el 2011…de parte de otros extraordinarios peloteros.

Por ejemplo, el estelar campocorto de los Orioles de Baltimore, Cal Ripken Jr., ha comentado, ¨Jamás había pensado que jugaría con una de las leyendas de las Grandes Ligas. Los hice con Roberto durante las temporadas 1996-1997-1998.¨

(Por su parte, el miércoles, 9 de octubre de 1996…Roberto le dijo a Marc Topkin del diario ¨Tampa Bay Times, ¨Jugar con Cal ha sido como un renacer para mí…jugar con, tal vez, el mejor jardinero corto en el juego.¨)

El jardinero y gran bateador que fue, Dave Winflield, indicó, ¨Grandes destrezas poseía Roberto…lo hacía todo muy bien. Tenía su estilo propio…era acrobático…versátil…y poseía un intelecto (IQ) con relación al béisbol sobresaliente.¨

 Winfield y Ripken fueron exaltados al «Salón de la Fama», respectivamente, en el 2001 y 2007.

Por otra parte, el magnífico pelotero de Puerto Rico, Juan ¨Igor¨ González, ha manifestado sobre Roberto, ¨Él fue un pelotero excepcional…ejecutaba las dobles jugadas como ningún otro defensor de la segunda base que yo he visto. Roberto es un ¨hermano¨ para mi…es humilde. Y no recuerdo haber visto un pelotero que anticipara las jugadas como Roberto en la segunda base. A todo eso…fue un tremendo bateador ambidextro y un magnífico robador de bases (con 474 durante su carrera).¨

OTROS RECUERDOS

Escribir sobre Roberto Alomar, inevitablemente, trae a la memoria a su padre Santos…quien a su vez militó en las Grandes Ligas durante 15 temporadas (1964-1978) defendiendo mayormente la segunda base con Milwaukee-Atlanta, Mets de Nueva York, Medias Blancas de Chicago, California, Yankees de Nueva York y Texas.

Al igual que su hijo fue bateador ambidextro. Además, fue ¨coach-adiestrador¨ (1986-2009) con los equipos de San Diego, Cachorros de Chicago, Colorado y Mets de Nueva York a nivel de las Grandes Ligas.

Roberto…mejor maestro en el arte de jugar béisbol no pudo haber tenido. Emuló a su padre en materias de entrega total a la profesión…al análisis minucioso de todos los aspectos del juego…y al pasar de los años siempre supe de la gran relación entre ambos.

Santos, contando con 80 años y con quien me une una relación ¨hermanada» de medio siglo, siempre ha tomado con magna seriedad su profesionalismo hacia el béisbol. Dios lo dotó con un verbo firme y respetuoso al compartir sus instrucciones, consejos y opiniones con los peloteros.

Entre otras fortalezas que Roberto posee, destacó ¨Igor¨ González hace algún tiempo, ¨Se encuentran sus habilidades para analizar próximos lanzamientos de lanzadores contrarios y sus lenguajes corporales. A todo eso…fue un gran analista en cómo posicionarse a la defensiva antes cada lanzamiento.¨

UN POCO MÁS DE ROBERTO ALOMAR

El tiempo ha sido indicativo de su interés por jóvenes peloteros en Puerto Rico y como progresar en el juego con miras a llegar, si está en sus destinos, a las Grandes Ligas.

Desde la temporada 2020-2021 de la ¨Liga de Béisbol Profesional de Puerto Rico-Roberto Clemente» el equipo RA12, de su propiedad, es parte de los participantes

El deseo de Roberto lo ha expresado de la siguiente manera, ¨Proveer a los jóvenes peloteros oportunidades para jugar béisbol en el nivel profesional sin estar necesariamente preocupado por juegos ganados y perdidos mientras se dedican a desarrollar sus habilidades.¨

Desde hace más de treinta años el talento colectivo de Puerto Rico, en la búsqueda de ser firmado por organizaciones de las Grandes Ligas, ha decaído en grande paulatinamente. Pues para ser profesional en dichas organizaciones cada verano los jóvenes entran en competencia con el talento de los Estados Unidos en un sorteo.

El talento colectivo de los jóvenes en dichos estados está en su acostumbrado medio ambiente…muchos de los jóvenes con mejores niveles educacionales…con mejor alimentación…con su propio idioma. En otras palabras ellos no confrontan la TRANSICIÓN CULTURAL NECESARIA INEVITABLE para la gran mayoría de los jóvenes provenientes de Puerto Rico y otros países para acostumbrarse de la noche a la mañana a unos nuevos retos ineludibles.

Venimos indicando, repito, hace varias décadas la DECADENCIA del talento de Puerto Rico con relación a la producción de peloteros en el ¨Mejor Beisbol del Mundo¨.

Roberto Alomar está al tanto de esa realidad y está TRABAJANDO para ayudar al talento ¨Boricua¨ en ese sentido.

Ya…hace años…los ¨buscatalentos-escuchas¨ de los equipos de las Grandes Ligas escasean en grande en la ¨Tierra de Roberto Clemente¨…cuando antes, literalmente, podían firmar prospectos a cualquier hora en la plaza del pueblo que fuese.

(Roberto Alomar…al igual que su tocayo Clemente en sus tiempos…con Dios en mente…sin que la perfección, como seres humanos haya existido en ellos…por lo menos, posee en el presente los deseos de ayudar a sus congéneres. Eso para este servidor es muy plausible. Y jamás me olvido Sus palabras mediante Jesucristo ante una realidad…¨El que esté libre de pecados que tire la primera piedra.¨

CURIOSO ACONTECIMIENTO

El jueves, 21 de diciembre de 1995, se encontraba Roberto en ropa casual en la entrada de un Restaurante ¨Chili´s» en San Juan…cuando una dama le preguntó si le podía traer su automóvil…creyendo que Roberto era un empleado del estacionamiento.

Con la sencillez y respeto que le caracteriza…Roberto le dejó saber que él no trabajaba allí.

Así es el Roberto Alomar que conozco y respeto desde hace más de 30 años.

Desde entonces le he brindado aún más énfasis a que no se puede juzgar o clasificar a ningún ser humano alguno basado en su vestimenta.

UN POCO MAS SOBRE ROBERTO ALOMAR

Hace muchos años Roberto nos dijo, dado a que Santos jugaba en las Grandes Ligas, lo siguiente, ¨Recuerdo que él fue compañero de Bobby Bonds con California y yo correteaba con su hijo (Barry–el máximo jonronero en la historia de las Mayores con 762) por el vestidor del equipo.¨

Luego añadió, ¨También jugó con California cuando el gran lanzador del equipo era Nolan Ryan. Y Nolan me enseñó un tanto a lanzar. Me gustaba estar con esos peloteros de las Grandes Ligas y en la escuela los niños me preguntaban cómo eran ellos.¨

Precisamente, Nolan y este servidor somos amigos hace más de 40 años y cuando coincidimos con los Texas Rangers (cada cual en su capacidad), en la década de los 1990, en ocasiones él me hablaba de Santos y de Roberto…al extremo que no había olvidado que el primer ¨hit¨ de Roberto en las Grandes Ligas se lo había conectado, precisamente, a él.

El primer ¨hit¨ de Roberto en las Grandes Ligas fue en San Diego frente a Ryan que lanzaba por Houston…el viernes, 22 de abril de 1988. En la primera entrada, Roberto lo logró al conectar una rolata entre el defensor de la tercera base (Denny Walling y el jardinero corto (Rafael Ramírez) en victoria de San Diego 3 carreras por 1.

En una ocasión Santos Alomar le comunicó a su hijo Roberto, ¨Debes hacer tu trabajo—sea lo que sea—con el bate o con el guante—para ayudar a tu equipo ganar. Préstale atención a tu trabajo…no a lo que otros estén haciendo o no haciendo. No importa lo bueno que eres…todos los peloteros están en el mismo bote. ̈

Como todo ser humano…Roberto Alomar ha experimentado alzas y bajas en su vida…ha logrado un reconocimiento en el internacional mundo beisbolero por sus loables ejecutorias…y como todo ser humano perfecto no ha sido…ni lo será.

Sin embargo, profeso un enorme respeto hacia su persona…hacia sus padres…pues en su gloria terrestre no se ha embriagado. Y manifiesto mi pensar basado en un dato muy simple. Roberto Alomar contando con 56 años…enriquecido económicamente por su trabajo en el ¨Mejor Beisbol del Mundo¨…dedica gran parte de su tiempo a orientar y educar a jóvenes peloteros aspirantes a progresar profesionalmente.

Él está compartiendo las habilidades con las cuales Dios lo bendijo para pavimentar futuros brillantes para otros seres humanos. No está inerte…tiene un gran propósito…entiende que la misión que Dios le asignó antes de nacer no ha finalizado. Roberto desea compartir las experiencias que Dios le ha permitido experimentar.

Esa es su gran misión…y la está cumpliendo…Dios lo sabe.

Para finalizar…la gesta de Roberto Alomar luego de su retiro…en tiempos recientes…me hace recordar a otro Roberto…de apellido Clemente, y su mensaje en vida:

¨EN CUALQUIER MOMENTO QUE TENGAS LA OPORTUNIDAD DE HACER UNA DIFERENCIA EN ESTE MUNDO Y NO LO HACES…ENTONCES ESTARÁS PERDIENDO TU TIEMPO EN LA ¨TIERRA.¨

Roberto Alomar lleva mucho tiempo emulando a Roberto Clemente.

Nada…así se escribe la historia. Con grandes habilidades nacieron para jugar béisbol…ambos le han servido a Dios.

Repito…así se escribe la historia.

(FOTOS—En la primera, la cámara del exitoso fotógrafo Brad Newton en Arlington, Texas, captó a Cal Ripken, Jr., Luis Rodríguez-Mayoral y Roberto Alomar en 1996. En la segunda foto, gracias al ¨Salón de la Fama de las Grandes Ligas¨, vemos a Roberto en sus días de gloria con Toronto. En la última, gracias a MLB.com, vemos a Roberto en el Estadio Hiram Bithorn comunicándose con peloteros de su equipo ¨RA12¨ en Hato Rey, Puerto Rico.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio