Tom Lasorda: tributo a un gran pelotero y dirigente

El jueves, 7 de enero de 2021, se fue a morar con el Ser Supremo una legendaria figura en las Grandes Ligas y a nivel internacional.  Me refiero a Tom Lasorda, dirigente entre 1976-1996 de los Dodgers de Los Ángeles.

Desde que se retiró como dirigente en 1996 producto de un ataque del corazón, su salud no necesariamente fue la mejor. Aun así, mantuvo una vida activa en varias capacidades con los Dodgers e inclusive en las Olimpiadas Mundiales 2000 en Sydney, Australia, condujo a los Estados Unidos a una medalla de oro en el béisbol.

Nacido en Norristown, Pennsylvania, a unas 18 millas un tanto al noroeste de Philadelphia, el 22 de septiembre en el 1927, sus raíces paternas eran italianas.

Lasorda militó en las Grandes Ligas, siendo lanzador zurdo, en las temporadas 1954 y 1955 con los Dodgers de Brooklyn y en el 1956 con Kansas CIty. Sin embargo, su historial reflejó para la historia 4 derrotas y 0 victorias.

A pesar de todo, amaba desde chamaquito el béisbol y tras no alcanzar triunfos como lanzador en las Grandes Ligas continuó sus vínculos con los Dodgers como adiestrador (coach) y dirigente en las Ligas Menores hasta que arribó al máximo nivel beisbolero.  De por vida logró 1599 victorias frente a 1439 derrotas con triunfos en las Series Mundiales de 1981 y 1988.  En «Juegos de Estrellas», dirigiendo a la Liga Nacional, obtuvo 3 triunfos frente a 1 fracaso.Tom La hoja de servicios con el equipo duró 71 anualidades. Inclusive ocupando el cargo de vicepresidente.  Al fallecer, Tom Lasorda tenía 93 años con 107 días de vida.

Mi amistad con Tom Lasorda comenzó hace unas cuatro décadas y cada vez que nos veíamos Puerto Rico era parte de la conversación, al igual que la Liga de Béisbol Profesional.  Cabe señalar que fue el primer jugador que vio acción en Puerto Rico y luego ganó una Serie Mundial como dirigente. 

Jamás olvidó a dos amigos especiales que tuvo en Borinquen, Ramón «Monchito» Maldonado, magnifico primera base allá en los 1950 bonificado por los Yankees de Nueva York y su padre, el recordado Dr. Ramón Maldonado Quiñones.

Al respecto, desde su hogar en San Juan, nos comentó hoy el hijo de Monchito, Raymond Maldonado Ramírez de Arellano, «A mi madre Socorrito y a mí me apena mucho la muerte de Tom. Él estuvo, al pasar el tiempo esporádicamente en contacto y en nuestra casa siempre fue muy apreciado y recordado.»

Tom Lasorda fue exaltado en 17 Salones de la Fama distintos y objeto de 8 Doctorados Honoris Causa. ¡En Pasadena, California, la Universidad Cal Tech nombró un asteroide en su honor!  Ha sido uno de tres dirigentes en la historia de las Mayores al mando de un mismo equipo durante 20 temporadas o más en unión a Connie Mack (Philadelphia) y John McGraw (Gigantes de Nueva York).

Recuerdo a Tom Lasorda como un hombre de espíritu indomable, de alegría contagiosa y de personalidad impactante.

Un día allá temprano en los 1980 en la oficina del propietario de los Dodgers de Los Ángeles, Peter O’Malley, durante una conversación casual, mencionó algo que se ha quedado grabado en mi mente, «Siempre me ha gustado el talento de América Latina…el del Lejano Oriente, pero más que nada, después que un hombre juegue buen béisbol a mí no me importa de donde venga.»

El Tom Lasorda que conocí poseía un gran tacto…una relación casi paternal con sus peloteros y por eso siempre fue muy respetado.  El hombre de 5 pies con 10 pulgadas de estatura, también, fue reconocido como un «gran maestro» en materias de béisbol: ¡Un total de 75 peloteros que el dirigió en las Ligas Menores llegaron a militar en las Grandes Ligas!

En el plano personal fue como un bálsamo para este servidor, pues sabia de que este servidor estaba hecho y eso desde muy joven me inspiró a seguir mi misión dictada por Dios en el béisbol en distintas capacidades.

Ha pasado a mejor vida otro gran hombre de béisbol…Tom Lasorda, enviado al Mundo por Dios para entretener, educar, servir de embajador de buena voluntad a nivel internacional uniendo países y culturas…cumpliendo su mandato Divino.  ¡Ya reposa en paz!

Al fallecer Lasorda ayer…ahora el pelotero de mayor edad miembro del Salón de la Fama en Cooperstown, Nueva York, lo es el legendario jardinero central que fue de los Gigantes de Nueva York, Gigantes de San Francisco y Mets de Nueva York….Willie Mays…quien cumplirá sus 90…si Dios lo permite el próximo 6 de mayo.

(FOTO)—-Tom Lasorda y su amigo, Luis Rodríguez-Mayoral, durante una temporada primaveral de los Dodgers en Vero Beach, Florida, tarde durante la década de los 1980. (Foto cortesía de los Dodgers de Los Ángeles).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba