Diamilette Quiles Alicea…una cita con la historia

Jun Juarbe y Diamilette Quiles Alicea

Diamilette Quiles Alicea, primera base de las campeonas del Béisbol Superior Femenino, Lobas de Arecibo, y estelar jugadora del Equipo Nacional se proclamó recientemente campeona de bateo de la Temporada 2018-19, con un robusto promedio ofensivo de .611, 11 hits en 18 turnos oficiales.

Diamilette es la bujía de las Lobas de Arecibo que, en este año, revalidaron el título del Béisbol Superior Doble A Femenino por séptima ocasión consecutiva. Dicho sea de paso, “Las Lobas” se han proclamado campeonas en nueve de las 10 temporadas del torneo femenino que comenzó en el 2009. Diamilette ha participado en los 10 torneos. En esas 10 temporadas su promedio de bateo es astronómico, .438 (84-192). Además, le imprime potencia a sus batazos y ello quedó evidenciado en el Parque Marcelino Blondet de Guayama, donde conectó un cuadrangular por encima de la verja con tres corredoras a bordo. También sobresale defensivamente y pertenece al Equipo Nacional de Béisbol Femenino desde su fundación en el 2009.

Internacionalmente, ha participado en dos Copas Mundiales; en el 2010 en Venezuela donde Puerto Rico arribó en un honroso sexto lugar y en el 2018 en Viera, Florida. También formó parte del equipo que conquistó la cuarta posición en los Juegos Panamericanos de Toronto, Canadá en el 2015.

El jueves, 16 de mayo de 2019, en una vistosa e histórica conferencia de prensa, estampó su firma para jugar con sus queridos “Montañeses de Utuado”. La firma oficial de Diamillete se produjo en el Salón de Actividades de la Federación de Béisbol. La noticia se regó como pólvora y fue publicada en prestigiosos periódicos de los Estados Unidos, entre ellos: Los Angeles Time, Daily Herald, Washington Post, USA Today, Chicago Tribune…

Su debut, vistiendo la mítica franela de Utuado con el número 53, se producirá este domingo, 19 de mayo, en el Estadio Ramón Cabañas, cuando los Montañeses reciben la visita de los Patrulleros de San Sebastián del Pepino.

Estamos en el Siglo XXI y las mujeres continúan luchando tenazmente por sus derechos. Por ello, aplaudo al presidente de la Federación de Béisbol, Dr. José Quiles, al Director de Torneo de la Doble A, Pedro Vargas, al Director de la Liga Femenina, Rafael Torres y al apoderado de los Montañeses, Lic. Rafael Juarbe Pagán, por haber pavimentado la histórica gesta.

LAS MUJERES EN EL BÉISBOL

Las mujeres están jugando béisbol desde su génesis. Las primeras reglas de béisbol se adoptaron oficialmente el 23 de septiembre de 1845 y ya para el 1867, había un equipo afroamericano de béisbol femenino; las Dolly Vardens. Para aquella época, una mujer norteamericana no podía votar, no podía tener propiedades a su nombre después de casarse, pero sí podía jugar béisbol y el uniforme que usaban pesaba alrededor de 30 libras e incluía una falda hasta los tobillos.

Para mediados del siglo XIX, las mujeres jugaban béisbol en los Colegios y Universidades de Nueva York y Nueva Inglaterra.

En el 1898, Lizzie Arlington se convirtió en la primera mujer que firmó un contrato de béisbol profesional con los Coal Heavers de Reading en la Liga Atlántica.

Entre 1918 y 1935, Lizzie Murphy (Primera Base), jugó profesionalmente con los Independientes de Providence y devengaba un salario de $300.00 semanales. Para esa década de los años 20, ganaba más que la mayoría de los jugadores de las ligas menores.

El de 2 de abril de 1931, la lanzadora zurda Jackie Mitchell del equipo Lookouts de Chattanooga, (Tennessee), con 17años de edad, enfrentó en un juego de exhibición a los Yankees y ponchó Babe Ruth y Lou Gehrig que, ese año, fueron colíderes en jonrones con 46.

Para la Segunda Guerra Mundial, Philip K. Wrigley, fundó la All-American Girls Professional Baseball League (AAGPBL). La liga se mantuvo vigente desde el 1943 hasta el 1954.

En el Siglo en que vivimos, la lanzadora Eri Yoshida se convirtió en la primera mujer japonesa en firmar con un equipo profesional de varones, “Kobe 9 Cruise”, de la liga independiente Kansai. Tras su sueño de jugar en las Grandes Ligas, Yoshida cruzó el Pacífico en el 2009 y llegó a lanzar en la prestigiosa “Arizona Winter League”. Posteriormente, jugó con los Chico Outlaws de California. Eventualmente, Eri Yoshida retornó a Japón donde juega para el Tochigi Golden Braves.

En febrero de 2015, Sarah Hiudek se convirtió en la primera mujer en recibir una beca universitaria de béisbol. Lanzó para Brossier Parish Community College.

Melissa Meyú es una destacada jugadora francesa que defiende el campocorto para para las Barracudas de Montpelier, equipo que pertenece a la primera división del béisbol francés. A sus 20 años ha llamado la atención de escuchas de Grandes Ligas y por ello se encuentra en el listado de jugadores internacionales. Sí, el mismo listado donde estuvo el japonés Shohei Othani.

Mientras, el domingo en el Ramón Cabañas de Utuado, Diamilette será la protagonista de otra página dorada de Utuado en el béisbol Doble A. Obviamente, su gesta estará impregnada de curiosidad y presión, pero como dijo Rafael Juarbe Pagán: “independientemente de lo que ocurra en el terreno de juego, para nosotros ya la sacó del parque”.

Allí estaremos para aplaudirla por su arrojo y valentía. Allí estaremos para apoyarla porque en su noble alma, el béisbol es pasión. Allí estaremos para presenciar a una mujer que valora más la oportunidad de intentar que el temor al “fracaso”. Allí estaremos para ser testigos presenciales de su histórica gesta. ¡¡¡EN HORA BUENA, Diamilette!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba