Gilberto Flores: un soldado del béisbol

Le conocí, si la memoria no me es infiel, temprano en la década de los 1970…siendo jardinero de los Leones de Ponce en la Liga de Béisbol Profesional de Puerto Rico.

Y desde el instante en que charle con el me di cuenta que era un joven marcadamente tímido y humilde…de esos seres humanos que uno siente estar en misión de ayudarle de la forma que sea. Me refiero a Gilberto Flores.

Nacido en Ponce, Puerto Rico, el 27 de octubre del 1952, ya se veía como un posible futuro Boricua que llegaría a las Grandes Ligas. Había sido firmando, originalmente por los Orioles de Baltimore como agente libre el 24 de noviembre del 1970….dejado libre por dicha organización el 14 de abril del 1971…para ser firmado nuevamente por los Orioles ese próximo 22 de junio.

Oriundo del Barrio Cuatro Calles de su ciudad natal, Gilberto militó en las Ligas Menores comenzando en el 1971 en los niveles Novatos y las Clases A-AA-AAA. Acumuló promedio ofensivo de por vida de .298 en 1049 juegos mediante 1104 imparables (entre ellos 134 dobles, 42 triples y 21 jonrones) con 665 carreras anotadas y 351 impulsadas. Además se robó la cantidad impactante de 287 bases.

En las Grandes Ligas militó en el 1977 con California y en el 1978-1979 con los Mets de Nueva York. En un total de 185 partidos bateó al son de .261 con 121 inatrapables (entre ellos 20 dobles, 6 triples y 2 jonrones) anotando 58 carreras e impulsando otras 37. Además, se robó 15 bases en 25 intentos.

Gilberto, de 6 pies de estatura y 185 libras, al debutar en Grandes Ligas con California el 8 de mayo del 1977, en el Fenway Park de Boston, se convirtió en el pelotero número 11,496 en la historia en jugar en ese nivel.

Ese ese partido que California perdió frente a los Medias Rojas 4 carreras por 3…el Boricua bateo un doble, un triple y un sencillo en 4 turnos anotando una carrera. Su primer ¨hit¨, en la quinta entrada, fue un doble por la banda de jardín izquierdo frente al recordado zurdo, Bill Lee.

En su último partido en las Mayores, el 30 de septiembre del 1979, en victoria de sus Mets de Nueva York frente a los Cardenales en San Luis 4 carreras por 2…entro de corredor emergente por Ed Kranepool sin consumir turnos al bate.

La historia dicta que finalizó su carrera fuera de Puerto Rico en el 1985…luciendo las franelas en México con las novenas de Puebla y Yucatán.

(Dato curioso: Cuando paso de California a los Mets de Nueva York el 29 de julio del 1978….fue a cambio de otro recordado toletero de Ponce….¨Pepe¨Mangual¨.)

Hace pocas horas hablamos con el mejor dirigente en la historia de la Liga de Profesional de Puerto Rico….¨Mako¨ Oliveras…que tiene 7 campeonatos a su haber.

Sobre Gilberto comentó, ¨Buena persona…muy humilde…lo recuerdo con respeto…a cada rato nos comunicamos por Facebook. Gilberto fue un pelotero excitante…como dice el Americano…<He made things happen>…el hacía que cosas ocurrieran sobre el terreno de juego. Creo que las lesiones afectaron su estadía en las Mayores. Pero como persona y pelotero siempre tendrá mucho respeto de mi parte.¨

Haciendo una búsqueda encontré varios comentarios de fanáticos beisboleros sobre Gilberto. Manifestó uno del Condado de Queens en la ciudad de Nueva York allá para el 2003, identificado por sus iniciales AP, ¨Le vi un día frente a un banco en el Boulevard Springfield. Mi amigo le preguntó que si él era Gil Flores y él dijo si … para a los pocos minutos despedirse de nosotros. ¨

Por otra parte, manifestó un fanático de Rego Park en Queens, de nombre Andy, ¨Era un día muy caluroso, en agosto del 1979, y en Cincinnati, Gilberto conectó un elevado leve por el jardín de la derecha y Doug Collins no le llegó a la pelota…el mismo pico contra la grama artificial y llegó hasta la verja. Al llegar el relevo desde el jardín derecho al receptor…ya estaba sentado en el banco de los Mets secando su cara con una toalla Gilberto. Así de rápido corría.¨

Otro fanático en Olyphant, Pennsylvania, manifestó en el 2011, ¨Me senté con él un día en un establecimiento y me percaté que ama el béisbol y compartió varias historias interesantes. Fue grata la experiencia.¨

No veo a Gilberto Flores en persona hace ya cerca de cuatro décadas…pero nos enviamos mensajes por los medios electrónicos en estos tiempos modernos.

Supe hace algún tiempo que residió durante una época en la periferia de Scranton, Pennsylvania, y presumo ya se encuentra residiendo en Borinquen.

Gilberto Flores no nació para ser superestrella a lo Roberto Clemente, Orlando Cepeda, Roberto Alomar, Edgar Martínez o Iván Rodríguez…miembros del Salón de la Fama en Cooperstown, Nueva York. No nació para ser estelarísima figura con posibilidades de dicho honor (si se hace justicia) como Juan ¨Igor¨ González, Carlos Beltrán o Carlos Delgado. Sin embargo, ha sido un honorable ¨Soldado Beisbolero¨ que ha honrado su profesión.

Jamás olvido que en una ocasión antes de un juego en el Estadio Hiram Bithorn, Gilberto me relató de un aparatoso accidente de autos en el cual recibió heridas casi fatales cuando joven y con resignación me dijo algo como, ¨Pero aquí me tiene Dios.¨ ¡Todo con una simple sonrisa!

No está en mi corazón permitir que un ser humano como Gilberto Flores se pierda en la historia…que en ocasiones, por las razones que sean, es bien cruel.

Hermano… ¡que te vaya bonito todos los días de tu vida! ¡Dios camina a tu lado en todo momento…Gilberto!

(FOTO)—-Gilberto Flores…orgullo de Ponce, Puerto Rico, honró a su Isla y a su profesión peloteril. ¡La humildad siempre camina a su diestra!

3 comentarios en “Gilberto Flores: un soldado del béisbol”

  1. Me encantó saber de Gil Flores en su columna de Beisbol. Aún guardo sus tarjetas de béisbol cuando el militó con esos equipos de grandes ligas que usted mencionó. Que bueno sería ver un programa de televisión o en la Internet con esos peloteros del pasado como los Sergio Ferrer, David Rossello, Juan Beniquez, Sixto Lezcano, Juan Bonilla y muchos otros.
    Gracias Luis Rodríguez Mayoral.

  2. Muy buen articulo.Jugo con Ponce por 11 temporadas y lo recuerdo como abridor en la alineacion por muchas temporadas.Su primera temporada con Los Leones fue en 1974.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba