Una mirada al mercado de tarjetas de políticos en el pasatiempo nacional

Tarjeta emitida bajo la marca de productos “Topps Now” conmemorando las incidencias del primer debate presidencial correspondiente al año 2020.
Foto Colección Personal

En pocas horas, los ciudadanos de los Estados Unidos y Puerto Rico acudirán nuevamente a una cita histórica para elegir a los líderes que han de regir sus destinos y de sus retoños por los próximos años.  El próximo evento electoral se diferencia a los anteriores debido a que por la pandemia provocada por el COVID-19, las campañas políticas han tenido que emplearse mayormente a través de los medios electrónicos y las redes sociales.  En dicho contexto, la compañía manufacturera Topps Company Inc., lanzó durante este mes tres conjuntos o “sets” conmemorativos de los debates para las posiciones de Presidente y Vicepresidente de los Estados Unidos.[1]  La ocurrencia del acontecimiento pasó desapercibido para muchos coleccionistas; mientras que para otros la incidencia resultó ser una novedad enmarcada como parte del evento electoral.  Es meritorio recordar que la Topps Company Inc., había empleado anteriormente el uso de su portal electrónico para la distribución de estas tarjetas durante el proceso electoral correspondiente al año 2016.  No obstante, la tradición de producir tarjetas relacionadas con eventos históricos y celebridades no es nueva, sino que es parte de una larga trayectoria en la cual se han intercalado una serie de piezas de colección alusivas a otras actividades del quehacer humano que data desde los orígenes de la producción en masa de las mismas.[2]

            Los historiadores y especialistas del coleccionismo han establecido que el origen de la producción en masa de las tarjetas de béisbol comenzó a finales del siglo XIX.[3]  El crecimiento en la popularidad del béisbol y el interés de la prensa por reseñar las hazañas de los jugadores sobre el diamante provocó que las principales compañías tabacaleras emprendiesen el proyecto de fabricar tarjetas relacionadas sobre el béisbol que ya comenzaba a estilarse como el pasatiempo nacional.[4]  En dicho periodo, varias empresas como la Old Judge Cigarrettes, Buckner & Company, Allen & Ginter y Goodwin and Company, entre otras industrias tabacaleras iniciaron la incorporación de tarjetas de béisbol en los empaques de sus productos.[5]  No obstante, en la medida en que la cantidad de las tarjetas en sus productos fueron incrementando, también fue aumentando la cantidad de personalidades que se incluían en los conjuntos de tarjetas que se distribuían cada año.  Así por ejemplo, personalidades ligadas a otras áreas del quehacer humano como el boxeo, el hipismo, las artes histriónicas, funcionarios públicos, policías, bomberos, jugadores de polo y nadadores fueron protagonistas de las nuevas tarjetas.[6]  En este aspecto personalidades como los laureados escritores Mark Twain o Edgar Allan Poe entre otros fueron inmortalizados en el mundo del coleccionismo en más de una ocasión.[7]

Tarjeta emitida por la empresa Bowman en el año de 1952. Obtenida del portal electrónico: https://www.tcdb.com/ViewCard.cfm/sid/102152/cid/7139461/1952-Bowman-U.S.-Presidents-(R701-17)-3-George-Washington?PageIndex=1

Hasta donde hemos podido documentar, la historia de las tarjetas relacionadas con el mundo de la política se inició tan pronto como en el año de 1880.  En dicho año, la empresa tabacalera “Between the Acts & Bravo Cigaretres” lanzó al mercado su primer conjunto de tarjetas dedicadas a los Presidentes de los Estados Unidos.  El conjunto constó de veintidós (22) tarjetas protagonizadas por los presidentes George Washington, John Adams, Thomas, Abraham Lincoln entre otros.[8]  La tradición fue prontamente emulada por otras reconocidas empresas de la época como: J.D. Larkin & Company (1885), Allen & Ginter Co. (1885-1888), W Duke, Sons & Co. (1888), Yum Yum Tobacco (1888), J & P Coats and Uniforms of the US Army (1895) entre otros productos que fueron distribuidos en el ocaso del siglo XIX.[9]  La producción de conjuntos o “sets” de tarjetas alusivas a los Presidentes de los Estados Unidos siguió su curso durante gran parte del siglo XX.  La emisión de tarjetas por las empresas reconocidas como:  American Tobacco Co. (1911), US Caramel American (1932) y Gordon’s Breads (1942) entre otras empresas mantuvieron viva la tradición de distribuir piezas coleccionables alusivas a los eventos principales de la nación y a las gestas de los Presidentes de los Estados Unidos.[10]  Es menester mencionar, que muchas de las empresas previamente nombradas eran a su vez famosas por emitir conjuntos o “sets” de tarjetas de béisbol antes de la conclusión de la Segunda Guerra Mundial.  No obstante, la finalización del conflicto bélico trajo consigo incertidumbre sobre el futuro de la producción de tarjetas de béisbol.[11] 

Tarjeta del Presidente Bill Clinton emitida por la empresa Triple Play en el año de 1993. Foto Colección Personal

Los años que siguieron a la Segunda Guerra Mundial produjeron grandes cambios a nivel económico, social, político y cultural.  La Segunda Guerra Mundial trajo consigo que los Estados Unidos empleasen gran parte de sus recursos económicos y materiales para el sostenimiento de sus tropas durante el conflicto armado.  Así pues, al concluir el conflicto armado, el principal reto que enfrentó los Estados Unidos, fue encaminar la reconstrucción pos-guerra basada en una nueva concepción que combinaría su rol preponderante en la esfera global y la difusión de unos principios, valores e instituciones que los consolidarían en el espíritu de una sola nación.[12]  En el contexto sociológico, la incursión de una novedosa forma de homogenización ideológica basada en la reproducción simbólica conocida como la cultura popular o lo que algunos han llegado a identificar con la cultura “pop” facilitaría el proceso de reconstrucción.  A pesar de que ambos conceptos son distintos entre sí, los especialistas concuerdan en que la cultura “pop” es un conjunto de opiniones, datos, creencias, ideas y conocimientos que son mayoritarios en una población.[13]  El principal atributo de la cultura “pop” es la difusión de información de forma sencilla e iconográfica a través de los medios de comunicación masiva.  Por su parte, la cultura popular en términos concretos se refería a una serie de patrones culturales, manifestaciones artísticas y literarias creadas con el fin de ser consumidas por las clases populares.[14]  Como parte de este concepto, el proceso de reconstrucción de los Estados Unidos sería una alianza entre el sector gubernamental y la empresa privada con una gran participación de los medios de comunicación masiva.  Así las cosas, las principales empresas manufactureras comenzarían a emitir nuevamente conjuntos o “sets” de tarjetas alusivas a los Presidentes de los Estados Unidos a partir del año de 1952.  En dicho año, la empresa Bowman Trading Cards produjo el primer conjunto de piezas de colección alusiva a los Presidentes de los Estados Unidos de la era moderna de las tarjetas.[15]

Tarjeta emitida por la compañía Topps en el año 2007.
Foto Colección Personal

La reanudación de la tradición fue rápidamente emulada por la empresa manufacturera de tarjetas Topps Chewing Gum Inc.[16]  La “Topps Chewing Inc.” entre los años de 1952 hasta el 1972 la empresa periódicamente produjo varios conjuntos o “sets” alusivos a los Presidentes de los Estados Unidos.  Con relación al conjunto o “set” de 1972 la empresa emitió una serie de tarjetas en las cuales se incluyeron imágenes de la carrera presidencial de ese año.[17]  Sumado a ello, la tradición de producir tarjetas presidenciales en este periodo se multiplicó gracias a la incorporación de varias empresas manufactureras independientes que la han continuado esporádicamente hasta nuestros días.  La inclusión por parte de la compañía Topps Chewing Gum Inc., de imágenes en relación a la carrera presidencial en el conjunto o “set” de 1972 plantearía un cambio esencial en este tipo de producto, ya que hasta ese año todas mantenían solamente información biográfica del Presidente estadounidense y no se enfocaría en el evento electoral.  En el año de 1993, la empresa manufacturera Donruss Trading Cards, incluyó en su producto Triple Play de béisbol una tarjeta del Presidente William Jefferson “Bill” Clinton.  Esta fue la primera ocasión a finales del siglo XX, en que se presentaría a un primer mandatario de la nación haciendo el lance de honor en un partido y la primera en ser incorporada en un conjunto o “set” de tarjetas regular.  En los años subsiguientes, la tradición de incorporar tarjetas de los Presidentes de los Estados Unidos en los distintos productos haciendo el lanzamiento de honor en un partido de Grandes Ligas fue seguida por empresas como Upper Deck Trading Cards Inc. y la Topps Company Inc.[18] 


Tarjeta Presidential Predictor emitida por Upper Deck en el año 2008. Foto Colección Personal

El auge de las tarjetas conmemorativas a los Presidentes de los Estados Unidos, provocó que se experimentasen nuevas formas de presentar este tipo de piezas de colección.  La empresa Topps Company Inc., en el año de 2007 revolucionó el mercado de este tipo objeto de colección al presentar una variante del jugador Derek Jeter en la cual se incorporó al Presidente George W. Bush.  Durante el año 2008 se repitió con la misma variante.  Sin embargo, en esta ocasión  con la imagen del Alcalde de la ciudad de Nueva York Rudolph Giuliani celebrando una victoria con el equipo de los Medias Rojas de Boston.  En dicho año, la empresa lanzó al mercado un conjunto o “set” en el cual se cubrió las incidencias de la campaña electoral desde el proceso primarista de los partidos Republicano y Demócrata Nacional.  En uno de los enfoques más novedosos, la empresa Upper Deck Trading Card Inc., lanzó al mercado las tarjetas en formato de caricatura “Presidential Predictors”.  Una de las particularidades del conjunto o “set” era la incorporación de los distintos candidatos presidenciales con uniformes de los equipos de Grandes Ligas y en distintas situaciones dentro del terreno de juego.  En el año 2011, la Topps Company Inc., incluyó en su producto “Opening Day” una serie de tarjeta que conmemoraba el lanzamiento de honor de los Presidentes estadounidense en los juegos inaugurales de las Grandes Ligas.  Durante el proceso electoral del año 2012, la Topps Company Inc., lanzó un conjunto o “set” de tarjetas alusivas a la carrera presidencial protagonizada por los candidatos Mitt Rommey por el Partido Republicano y el incumbente Barack Obama por el Partido Demócrata.  Lo novedoso de este conjunto o “set” es que las tarjetas eran parte de un concurso en el cual se obtendrían piezas de colección limitadas de los candidatos presidenciales. 

En conclusión, hemos visto cómo ha evolucionado la producción de las tarjetas conmemorativas sobre el Presidente de los Estados Unidos.  En nuestro recorrido hicimos un recuento de algunas de las principales piezas conmemorativas sobre la historia de las tarjetas alusivas con la figura presidencial.  En principio podemos identificar cuatro grandes grupos en los cuales pueden dividirse este tipo de tarjetas.  Estos grupos son: 1) Las tarjetas de índole biográfica del Presidente; 2) Las tarjetas en las cuales el Presidente aparece haciendo el lanzamiento de honor en el juego inaugural; 3) Las tarjetas en las cuales se enmarca la figura del Presidente en eventos históricos; 4) Las tarjetas en las cuales se destacan las incidencias del proceso electoral estadounidense.  El desarrollo de las tarjetas conmemorativas a la figura presidencial tradicionalmente ha servido para educar y reafirmar los valores, propósitos y las instituciones estadounidenses.  En fin, podemos apreciar que lo político y la política se han convertido en parte esencial del mercado de tarjetas sobre el pasatiempo nacional.

Hasta la próxima,

Trivia de la Semana Anterior

¿Quién fue el primer jugador en llegar a la cifra de los quinientos (500) cuadrangulares?

El primer jugador en llegar a la cifra de los quinientos (500) cuadrangulares fue George Herman “Babe” Ruth.  El laureado jugador, también conocido como el “Bambino” logró la icónica marca el día 11 de agosto de 1929.  La información fue obtenida del artículo “The 500 Home Run Club”, del escritor Matt Kelly.  El artículo fue publicado el 16 de junio de 2020 y puede ser accesado en el portal electrónico:  https://www.mlb.com/news/members-of-the-500-home-run-club .  Para mayor detalles sobre la vida del “Bambino” los exhortamos a leer nuestra columna “El primer gran ícono del pasatiempo nacional” publicado el 18 de octubre de 2020.  El mismo puede ser revisado en el portal electrónico: https://beisbol101.com/el-primer-gran-icono-del-pasatiempo-nacional/

Trivia ¿En que año se jugó la primera Serie Mundial en el béisbol de Grandes Ligas?


[1] Estas tarjetas se lanzaron bajo la línea de productos “Topps Now”.  La línea de productos “Topps Now” como regla general puede ser adquirida en el portal electrónico de la Topps Company durante un periodo de veinticuatro (24) horas luego de ocurrido el evento reseñado.  En esta ocasión se emitieron nueve tarjetas alusivas a este evento. 

[2] Peter Deveraux.  Game Faces:  Early Cards from the Library of Congress.  Smithsonian Books.  Washington DC, Estados Unidos.  2018. págs. 18-21.

[3] Véase nuestro artículo titulado: “Las cosas como por su nombre…. (parte I).  Publicado originalmente el 15 de mayo de 2020.  Puede ser accesado en el portal electrónico:  https://beisbol101.com/las-cosas-por-su-nombreparte-i/

[4] Id.

[5] Id.

[6] Id. págs. 12,18,26,28-29.

[7] Ejemplos de algunas de sus más memorables tarjetas se encuentran en los conjuntos:  W Duke & Son Co. Great Americans (1888), W Duke & Son Co. Great Histories of Poor Boys Who have Become Rich and Other Famous People (1888) entre otras emitidas.

[8] Información obtenida del portal electrónico:  https://www.tcdb.com/Checklist.cfm/sid/76221/1880-Between-the-Acts-&-Bravo-Presidents-(N346)?PageIndex=1#5492351

[9] Id.

[10] Id.

[11] Mark Fricke.  “The Lean Years: Baseball Cards and World War II”.  Publicado el 19 de diciembre de 2016.  Puede ser accesado en el portal electrónico:  https://www.sportscollectorsdaily.com/lean-years-baseball-cards-world-war-ii/

[12] Michael J. Hogan.  A Cross of Iron: Harry S. Truman and the Origins of the National Security State 1945-1954.  Cambridge University Press. Estados Unidos. 2000. págs. 15-17.

[13] Eduardo García Gaspar.  “¿Qué es cultura pop? Una definición”.  Publicado el 23 de junio de 2013.  Obtenido del portal:  contrapeso.info/2013/que-es-cultura-pop/ 

[14] Id.

[15] Se considera la era moderna como el periodo de producción de tarjetas de béisbol entre los años de 1951 hasta el 1981. 

[16] Información obtenida del portal electrónico:  https://www.tcdb.com/Checklist.cfm/sid/76221/1880-Between-the-Acts-&-Bravo-Presidents-(N346)?PageIndex=1#5492351

[17] Id.

[18] La empresa Upper Deck Trading Cards Inc., incluiría tarjetas de los Presidentes de los Estados Unidos en sus productos SP, Upper Deck y Goodwin.  Por su parte, la empresa Topps Company Inc., incluiría en su producto regular de Topps Serie 1 & 2, Topps Heritage, Topps Opening Day, Topps American Pie, Topps Allen & Ginter y Topps Archives tarjetas conmemorativas a los Presidentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba