Hank Aaron: con un vocablo sereno expresó su sentir

Este pasado 25 de enero, Mason Bissada, reportero de la prestigiosa publicación «Forbes» con su base personal en Los Ángeles, California, trajo a colación al otrora Comisionado del Beisbol de las Grandes Ligas, «Bud» Selig, entre el 1992 y el 2015 (incluyendo parte de la «Era de las Esteroides).

Informo Bissada: En el 2019, Selig le comentó a la personalidad nacional deportiva radial, Dan Patrick, que Barry Bonds (quien conecto 762 jonrones de por vida) no era el «rey de los jonrones» debido a su utilización de esteroides. Que el titulo antes mencionado le pertenecía a Hank Aaron (quien conectó 755 en su carrera).

Al resurgir este pasado martes, 25 de enero, la polémica de que si Barry Bonds y Roger Clemens merecen o no estar en el «Salón de la Fama» por informarse a través del tiempo que son culpables de la utilización de esteroides, entonces Bissada recurrió en su escrito a citar a Aaron en el 2009: «Esta bien si a los que utilizaron esteroides se aceptan en el «Salón de la Fama»… poniendo un asterisco en sus placas indicativo de que jugaron en la era de las esteroides y confrontaron problemáticas personales con dichas substancias.»

Al Bonds superar el reinado de Aaron el martes, 7 de agosto en el 2007, durante derrota de su equipo San Francisco jugado como local frente a Washington 8 carreras por 6 en el Parque ATT, este fue el sentir de Aaron según lo expreso en el programa nocturno con alcance nacional vía la televisión de David Letterman, «Tuve el récord (755 jonrones) durante 33 temporadas.  Felicito a Barry y a su familia por este histórico logro. Eso conlleva habilidad, longevidad y determinación.»

«Mi esperanza hoy…como lo fue cuando logre superar el récord anterior al mío (el de Babe Ruth que tenía la supremacía con 714…en Atlanta el lunes, 8 de abril del 1974) …es que lo logrado por Barry inspire a otras personas a perseguir sus propias metas.»

Como dato interesante está el hecho de que el jonrón número 756 de Barry Bonds para superar a Aaron lo logro frente al lanzador zurdo de los Washington, Mike Bacsik, nativo de Dallas, Texas, quien labora con los Texas Rangers en sus transmisiones y mantiene un programa deportivo en el llamado «Metroplex»…Dallas, Fort Worth, Arlington y localidades limítrofes.

Además, el próximo bateador luego de jonrón de Barry Bonds fue el receptor Boricua nacido en Rio Piedras…pero «Hijo de Vega Alta»…Bengie Molina, quien con rolata fue fusilado de tercera base a primera.

El lanzador zurdo de Mayagüez, Puerto Rico, Jonathan Sánchez vio, también acción por San Francisco en dicho juego.

Por Washington defendió el jardín corto el nativo de Bayamón, Puerto Rico, Felipe López.

El 25 de julio en el 2009, Aaron le comentó al colega Jerry Crasnick de «ESPN» lo siguiente, «Es difícil decir que la razón por la cual un pelotero conecta un jonrón es por el uso de esteroides. Yo no creo eso. Creo que el cuerpo de un pelotero puede recuperar más rápido de lesiones con su uso (esteroides). Pero con certeza, no creo que uno puede pararse en el plato y batearle un jonrón a un lanzamiento de Nolan Ryan a 100 millas por hora, simplemente, porque te hayan inyectado algo en el brazo o por haberte tragado una píldora.»

(En la interpretación de este servidor, Aaron trato de enfatizar que específicamente a nivel de las Grandes Ligas el bateador tiene que estar marcadamente dotado en el dominio del arte del bateo que conlleva unas habilidades de coordinaciones corporales y visuales de mano a mano con prácticas de bateo casi interminables prácticamente diarias durante las temporadas más el consumo de veces al bate durante juegos.)

Entonces, dijo Aaron, «Agradezco a Harmon Killebrew (quien conectó 573 jonrones en su carrera con Washington y Minnesota entre el 1954 y el 1975…exaltado al «Salón de la Fama» en el 1974) por su respaldo (en cuanto a los comentarios y el análisis de Aaron).»

Al finalizar expresó, «Estoy segundo en la lista de jonroneros. Eso es algo que valoro. No importa como piense la gente…no creo que daré un jonrón más. Todo ya acabó.»

Si algún día usted tiene la oportunidad de hablar con el primer gran jonronero de Puerto Rico que fue Orlando Cepeda…¡pregúntele como era Hank Aaron el ser humano y el pelotero!

En mi ensayo anterior, fechado el 28 de enero de 2022 sobre el tema presente, cito al que fuese Comisionado del Beisbol de las Grandes Ligas, Fay Vincent, «Si peloteros están en el listado de elegibles para ser exaltados en el «Salón de le Fama»…pues elegibles están…pero no votaría por ellos si supiera que utilizaron esteroides (con pruebas fehacientes).»

Este pasado sábado, 29 de enero, en conversación con el respetado colega y excelente historiador, Jorge Colon Delgado, este manifestó, «La problemática muy bien tiene su origen en que el «Salón de la Fama» no ha seguido su propio reglamento debidamente con relación a la selección de peloteros elegibles a ser considerados para exaltación.»

Dicha conversación con Colón Delgado me motivó a investigar sobre los requerimientos para la elegibilidad de un pelotero a ser considerado para su exaltación.

La Asociación de Escritores de Beisbol de América, hace ya 86 anualidades desde que en el 1936 se estableció el «Salón de la Fama», ha estado a cargo de las votaciones para elegir a los candidatos elegibles a ser exaltados anualmente. ¡El «Salón de la Fama» le asignó esa misión!

Volviendo a la conversación con Colón Delgado, este hizo énfasis de que es el propio «Salón de la Fama» el que debe cumplir su responsabilidad, particularmente, de regirse por la «Cláusula 5» del reglamento de la institución relacionado con los requerimientos para ser incluidos en la lista de elegibles: Las votaciones estarán basadas en los «récords» de cada pelotero…en su habilidad de jugar…en su integridad…en su deportividad (sportsmanship)…en su carácter y en contribuciones al equipo o los equipos con los cuales jugo.

¡Mas claro no canta un gallo!

La realidad es que en el «Salón de la Fama» hay una gran cantidad de peloteros que santos no han sido. Y eso se entiende…pues ningún pelotero es perfecto…o repito…santo.

Entonces comentó el colega, «El «Salón de Fama» tiene un comité de seis miembros que decide finalmente, quienes son los peloteros para ser incluidos en la elegibilidad para recibir el gran reconocimiento. Dicho comité tiene la última palabra… ¡la decisión final!

¡Finalmente, ese comité históricamente como que ha ignorado la «Clausula 5» de su reglamento!

Desde afuera, sin estar en nada vinculado en la selección de peloteros que son exaltados al «Salón de la Fama», nada puede persona alguna lograr. Con o sin pruebas que detectan utilización del uso de esteroides por parte de Bonds y Clemens, o del pelotero que sea, ni usted, ni este que escribe puede lograr cambio alguno.

Lo penoso del caso es que fuera de consideración para ser miembros del «Salón de la Fama» han quedado ya bastantes peloteros que han sido víctimas de acusaciones sin pruebas o falsas. Víctimas, además, de distintos tipos de prejuicios…malestares personales hacia algún candidato u otras razones por parte de algunos votantes.

Se sabe que los peloteros no son perfectos…se sabe que los miembros de la Asociación de Escritores de Beisbol de América tampoco lo son.

La polémica en el caso «Bonds y Clemens» es algo como una problemática creada que ha sido arrojada al mundo de las Grandes Ligas…una «papa caliente»…como que nadie desea «meterle las manos» para resolverla…ni el «Salón de la Fama» y de ser posible la propia Oficina del Comisionado del Beisbol.

No olvidemos que el «Salón de la Fama» y el «Beisbol de las Grandes Ligas» son entidades hermanas que en muchos aspectos funcionan mancomunadamente por el bien del juego.

Tal vez, es mi humilde opinión, ejecutivos de ambas entidades pudiesen trabajar unidos en la búsqueda para apaciguar el descontento de muchísimos fanáticos con relación al «Salón de la Fama» y su sistema para la elegibilidad de candidatos a exaltación.

Las Grandes Ligas han experimentado mermas en asistencias totales durante diez temporadas consecutivas. La Oficina del Comisionado tiene ejecutivos como Theo Epstein, pasado gerente general que condujo a Boston (2004 y 2007) y a los Cachorros de Chicago (2016) a triunfos en «Series Mundiales» tratando de hacer del juego uno mejor en todos los aspectos, dentro y fuera de los terrenos de juego, para futuras generaciones. Los resultados muy bien pueden producir, indirectamente, beneficios futuros para el «Salón de la Fama» que opera como una entidad a base de donaciones.

Por lo menos, que se sepa…el final de las problemáticas de la «era de los esteroides» como que lentamente está llegando con relación al «Salón de la Fama»…aunque restan casos «manchados» por la problemática de las esteroides y otros muy dignos de ser reevaluados por comités especiales de exaltaciones en el futuro.

La conversación con Jorge Colon Delgado me fue muy orientadora.

Con relación a las opiniones del que fue mi amigo, «Hank» Aaron…las respeto pues él fue excelente pelotero en las Grandes Ligas y sus vivencias tienen un peso que solamente gigantes históricos como él han experimentado.

Manifiesto, este usted o no de acuerdo con la opinión Aaron, respeto la suya.

(FOTOS—-A la izquierda, Hank Aaron con Luis Rodríguez-Mayoral hace ya unas 47 anualidades y Hank Aaron durante sus días de gloria en las Grandes Ligas. (La segunda foto es cortesía del Salón de la Fama del Beisbol.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba