Joe Musgrove, admirador de Roberto Clemente, lanza «no-hitter»

Ayer, 9 de abril, en juego nocturno celebrado en la ciudad de San Diego, los Padres vencieron a los Rangers de Texas 3 carreras por 0. Se apuntó la victoria mediante un partido «sin hits-ni carreras» el lanzador derecho de los Padres…Joe Musgrove.

Midiendo 6 pies con 5 pulgadas de estatura con unas 235 libras de peso, el pelotero nacido en El Cajón, California, a unas 14 millas al este de San Diego, California, el 4 de diciembre en el 1992, hizo 112 lanzamientos de los cuales 77 fueron «strikes».

En su primera entrevista luego de su excelente salida al montículo, Musgrove alabó al su receptor, el Boricua de Coamo, Víctor Caratini, «Vic hizo una gran trabajo. Pidió los lanzamientos muy bien y eso me dio más seguridad…pues como que sabía que no serían bateados para hits.»

(Para Caratini el juego de anoche es su segundo como receptor en uno «sin hits-sin carreras». El primero aconteció el 13 de septiembre del 2020, luciendo el uniforme de los Cachorros de Chicago su equipo derrotó a Milwaukee 12 carreras por 0…lanzando el derecho Alec Mills.)

«Desde que jugaba béisbol infantil siempre quería tirar un juego ‘sin hits y sin carreras’ y esta noche lo logré.»

Al responder sobre cuáles fueron sus mejores lanzamientos dijo, «Primero me sentí incomodo mientras calentaba antes de partido. Pensé que tal vez confrontaría dificultades esta noche.

«Recurrí mayormente a mi deslizadora (slider), mi recta y mi curva. Vic me pidió los lanzamientos debidos.»

Entonces se le informo que desde que se fundaron los Padres de San Diego en el 1969 (hace 52 anualidades) jamás un lanzador había tirado un juego «sin hits-sin carreras». O sea, en un total de 8,208 juegos dicha gesta no había sido lograda.

Desde chamaquito iba con sus padres a ver a San Diego jugar en el antiguo Estadio Qualcomm y en las gradas por el jardín izquierdo, ansiosamente, esperaba algún batazo que fuese a parar a los asientos durante las prácticas de bateo.

Su Padre de San Diego favorito cuando crecía era el lanzador derecho Jake Peavy y por eso, «Decidí usar el número 44 en mi uniforme como él lo hacía.»

Su historial en las Mayores refleja que comenzó con Houston (2016-2017), luego lanzó con Pittsburgh (2018 al 2020) para ser canjeado a San Diego el 19 de enero en el 2021.

En el plano personal conocí a Joe Musgrove,  el lunes 16 de septiembre del 2019, mientras visitaba a Pittsburgh para formar parte de un documental de Roberto Clemente y para una gala a beneficio de su museo en dicha ciudad presidido por el buen amigo Duane Rieder.

Museo Roberto Clemente en Pittsburgh.

En un reposo, durante la grabación, Duane me presentó a Joe y me comentó lo mucho que el ayudaba al Museo Clemente mientras me informaba, «Le hable sobre el historial de Roberto y su legado. Creo haber sido su primer amigo desde que llegó a Pittsburgh.»

A eso me dejó saber Joe, «Yo amo este juego y desde muy joven sabia de Roberto. Desde entonces su historia me ha motivado y por cosas de la vida soy amigo de Duane…quien ha hecho algo muy grande…muy positivo con este gran museo.»

Anoche, unos cinco minutos luego de la joya monticular de Joe, me comuniqué con Duane y estaba muy contento mientras me decía, «Este domingo (11 de abril), Joe visitara, en horas de la noche, el Museo Clemente…pues el próximo día, los Padres comienzan una serie contra los Piratas. Aquí todos estamos muy felices con su logro de esta noche.»

Retornando al día que le conocí…no olvido que luego de que Duane Rieder nos presentara, vi a Joe en tres ocasiones ir a su carro y traer muchas cajas al museo.

Su cargamento era de bolas, bates, camisas de juego, guantes y otras memorabilias autografiadas por grandes estelares de las Grandes Ligas para levantar fondos para el Museo Roberto Clemente.

En mi mente dije, «Joe es un gato de otra raza»…pues son muy pocos los que emprenderían en una misión similar. Y en su cara percaté mucha felicidad en colaborar de la forma que él lo hace en honor al legado de Roberto Clemente.

Y me impacta que de San Diego…donde el nació (El Cajón) a San Juan, Puerto Rico, la travesía por la vía área es de 3295 millas. Además, que Joe no es de México, Nicaragua, Cuba, Panamá, Colombia, Venezuela, República Dominicana o de Puerto Rico y que nació unas dos décadas del fallecimiento de Roberto.

El béisbol de Grandes Ligas, como manifiesto por décadas y décadas…une países…une culturas…une a seres humanos. ¡Y Joe Musgrove es prueba fehaciente de que existe un plan divino creado por Dios!

(FOTOS)—A la izquierda, Joe Musgrove con Luis Rodríguez-Mayoral en el Museo Roberto Clemente en Pittsburgh el 16 de septiembre en el 2019. A la derecha, Musgrove en el uniforme de los Padres de San Diego recientemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba