José «Palillo» Santiago: un ser especial

Corría noviembre del año 1959. Me encontraba de visita en Puerto Rico, proveniente de Panamá, con mis padres. Mi tío, Luis Rodríguez Vega, por quien me bautizaron, me llevo al Parque Sixto Escobar en San Juan a ver un partido entre Ponce y los Senadores de la Liga de Beisbol Profesional.

Su amistad con el dueño de los Senadores, Pepito Rivera, me permitió visitar el vestidor del equipo luego del partido y allí vi de cerca a Roberto Clemente y sus compañeros. Sin embargo, el único que me dio la mano fue José «Palillo» Santiago.

Nacido en Juana Diaz, Puerto Rico, el 15 de agosto del 1940, era flaquito desde niño y dicta la historia que por eso fue apodado con el sobrenombre que jamás «se fue» de su vida.

Fueron sus padres la dama Mérida Alonso y don Alejandro Santiago…dueños de una tienda en Juana Diaz. Como todo niño o juvenil, el beisbol «rondaba» su existencia en lugares adyacentes a su pueblo natal. Jugo a nivel de escuela superior y en la Universidad Católica en Ponce. Era jardinero central pero su poderoso brazo derecho provoco que sus «coaches», Carlos Negrón y González Pató le sugirieran que se convirtiese en lanzador.

Tras una interesante historia de como los Gigantes de Nueva York y el buscatalentos Alejandro Pompez fallaron al no pagar a tiempo la bonificación de $25 mil, entraron en la vida de «Palillo» los escuchas de los Piratas de Pittsburgh, el glorioso y legendario Pancho Coimbre y el representante de los Atléticos de Kansas City, el recordado Fellé Delgado.

¡Fue Fellé el que precisamente lo firmó por $15 mil y el pago fue por adelantado!

En Ligas Menores en los Estados Unidos desde el 1959, el 9 de septiembre de 1963, lanzando con Kansas City debuto en las Mayores enfrentándose a los Yankees de Nueva York. El primer bateador a cuál se enfrento fue el receptor Elston Howard y lo saco de «out» vía rolata hacia el montículo y el fusilamiento en primera base. La historia dicta que «Palillo» obtuvo su primer triunfo en el mejor beisbol del mundo ese día en rol de relevo.

Su historial refleja que militó con Kansas City entre l963-65 y Boston entre 1966-70. Acumuló récord de 34 victorias frente a 29 derrotas con una decente efectividad de 3. 74….ponchando 404 contrarios en 556 entradas lanzadas.

Por eso de preservar la historia, en Ligas Menores militó nueve temporadas (completas o parciales) en clasificaciones C-D-AA-AAA. Dejo para la historia 85 victorias frente a 66 derrotas con efectividad de 3.66…ponchado 1136 contrarios en 1320 entradas lanzadas.

En el beisbol profesional Boricua se sabe que milito durante 16 temporadas lanzando con San Juan y Ponce obteniendo 60 victorias frente a 52 derrotas con una magnifica efectividad de 2. 84….mientras ponchaba 612 contrarios en 1070 entradas lanzadas.

Retornando a su estadía con Boston…»Palillo» tuvo tres temporadas bien productivas (l966-67-68) ganando 33 partidos frente a 21 derrotas…ponchando 314 en 441 entradas lanzadas. En el 1968 fue elevado al Juego de Estrellas por la Liga Americana pero dolencias en su brazo no le permitieron participar en dicho clásico veraniego.

Su momento inolvidable, entiendo, fue cuando el dirigente de Boston, Dick Williams, lo designo para ser el lanzador abridor en la Serie Mundial l967 frente a los Cardenales de San Luis. En siete entradas, «Palillo» permitió solamente dos carreras…pero San Luis, con el glorioso Bob Gibson en el montículo, venció 2 carreras por 1. La única carrera de Boston fue un jonrón del «macetero»…José «Palillo» Santiago, convirtiéndose en el primer lanzador que conecta un cuadrangular en su primer turno en una serie mundial.

Dolencias en su codo derecho apresuraron su retiro con apenas 30 años de edad. Intento su retorno en la liga invernal de Puerto Rico durante varias temporadas, en las Menores en Estados Unidos y hasta con el Unión Laguna en México en el 1976, ganando 13 juegos frente a 6 derrotas con efectividad decente de 3.35. Sin embargo, en el Plan Divino de Dios, para «Palillo» había otras rutas a seguir.

Ya para el 1971, «Palillo» sorprendió a mundo beisbolero con su excelente habilidad narrativa del juego. Ese año debuto en Grandes Ligas en producciones de Eugenio Guerra con su hijo Gino Guerra, Terry García y este servidor para WAPA-Radio, siguiendo a Roberto Clemente y otros estelares principalmente desde la costa oriental de los Estados Unidos.

Posteriormente fundo una academia de beisbol para niños y jóvenes, ayudo y apadrino la Pequeñas Ligas de Puerto Rico por décadas, dirigió en el beisbol aficionado de la Isla e inclusive fue dirigente y adiestrador de selecciones nacionales. Durante la década de los 1980 fue ejecutivo de la Administración de Parques y Recreo Publico del gobierno de Puerto Rico y gerente general de los Cangrejeros de Santurce. Narró para dicha novena, para San Juan y Carolina.

«Palillo» reside en Carolina, Puerto Rico, en unión a su distinguida y gentil esposa, Edna. Son los orgullosos padres de Alex, Arnold, Albert y Anthony.

El «Palillo»…a quien conceptúo como un hermano del alma…es un poeta, cantante y un ser humano de donde emana cariño y respeto para con la humanidad. Y no olvidemos…¡es un comediante a nivel de José Miguel Agrelot! Y compite, históricamente con otro hermano pelotero-comediante…el inolvidable «maleante», Víctor Pellot Power.

Viene a mi mente que recientemente Orlando Gómez, uno de los más prominentes hombres de beisbol que ha producido Puerto Rico habiendo ejecutado como pelotero, dirigente, “coach» en y fuera de Puerto Rico…incluyendo unas cinco décadas en Grandes Ligas y niveles de la Menores en los Estados Unidos, trajo dos datos interesantes a nuestra atención, «el Parque de Lomas, sector donde Palillo se crio en Juana Diaz lleva su nombre en el presente.  Además, Palillo es un excelentísimo interprete de la legendaria poesía «El Brindis de Bohemio».

En mi mente vive tatuado «Palillo». Admiro su historial…su personalidad…su hombría de bien…pero más que nada la vez cuando en noviembre de 1959….en el camerino de los Senadores de San Juan…le dio su mano a un chamaquito de 14 años de edad de visita en Puerto Rico de nombre Luis Rodríguez-Mayoral. Sin saber entonces que la ruta peloteril suya y la mía…diseñadas por Dios….algún día nos unirían.

Este domingo, 19 de septiembre, en Fenway Park, Palillo Santiago será exaltado a «The Hispanic Heritage Hall of Fame» donde se unirá a Roberto Clemente, Orlando Cepeda, Roberto Alomar, Edgar Martínez, Emilio «Millito» Navarro, Dickie Thon, Félix Millán, José «Cheo» Cruz, José «Cheito» Oquendo, Julio Cruz, Orlando Mercado, Santos Alomar Sr., Rubén Sierra, Bernie Williams, y Ray Negrón.

¡Felicidades, mi querido amigo!

Para su récord completo pueden acceder a https://beisbol101.com/jose-r-palillo-santiago/.

(Primera Foto: Palillo Santiago en sus días de gloria con los Medias Rojas de Boston).

(Segunda Foto: Durante el verano 1972 en Pittsburgh pueden ver, de izquierda a derecha, a narrador Terry García, Orlando Cepeda, Rodríguez-Mayoral, Rudy Hernández, Gino Guerra, Rico Carty y «Palillo» Santiago). Foto cortesía de los Piratas de Pittsburgh.

1 comentario en “José «Palillo» Santiago: un ser especial”

  1. !Saludos Luis!
    !Como siempre,una excelente y muy merecida columna dedicada a uno de los grandes de nuestro beisból y de las Grandes Ligas!
    Don Rafael «Palillo» Santiago.

Responder a Paco Figueroa Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido
Ir arriba