Jun Juarbe: los Astros necesitan dominar el tercer juego de la SM

Los Astros necesitaban ganar, intimidar, dominar y empatar la Serie Mundial a una victoria por equipo.  Ahora la serie se traslada a Filadelfia para los juegos 3, 4 y 5.

Ganar en Filadelfia en la postemporada se ha convertido en un desafío. Los Filis tienen marca de 5-0 en la postemporada en su parque. Allí eliminaron a los campeones Bravos de Atlanta y sepultaron a los Padres de San Diego.

Los Astros jugarán en un ambiente ruidoso e intenso y, sobre todo, en uno de los ambientes más hostiles que han enfrentado desde el escándalo de 2017.

Los Astros han sido abucheados dondequiera que han ido y ahora tendrán a esos fanáticos intransigentes de los Filis expresando sus sentimientos. Son muy bulliciosos y máxime en el tercer juego en la Noche de las Brujas (Halloween Night).

Pero después de todo, Houston juega mejor en la carretera en Series Mundiales. La marca de Houston en juegos de Serie Mundial en su parque es de 4-10. En el Minute Maid Park de Houston perdieron los cuatro juegos y la Serie Mundial de 2019, frente a los Nacionales de Washington. El año pasado perdieron dos de tres frente a los Bravos en el Minute Maid Park.

Un factor que favorece a los visitantes Astros, reside en que tiene mejores abridores para el tercer y cuarto partido de la serie. Para el tercer partido, los Astros envían a Lance McCullers, que tuvo marca en la regular de 4-2 y 2.27 y en la postemporada 2.45 en 11 entradas. Se recuperó de su lesión, ha vuelto por sus fueros y domina el arte de lanzar.

Los Filis estaban programados para utilizar en el tercer partido al zurdo venezolano Ranger Suárez, pero lo utilizaron en relevo en el primer partido de la serie. Ahora irán con Noah Syndergaard, que terminó con marca de 5-2 en la regular, efectividad de 4.12 y le batearon para .290. Ha lucido bien en la postemporada con 1.69 en 5.1 entradas. A todas luces, Lance McCullers es mejor carta de triunfo.

Este tercer juego es muy importante para ambas novenas, particularmente desde el punto de vista psicológico. Una victoria de Houston le tumbaría el invicto a Filadelfia en su parque, le daría confianza y ventaja en la serie. Una victoria de Filadelfia mantendría el invicto en su parque, le devolvería el momentum, intimidarían a los Astros y le daría la ventaja en la serie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido
Ir arriba