La evolución del béisbol: lanzadores vs. bateadores

Analizando las distintas Eras del béisbol, se puede apreciar la evolución de este deporte desde distintos ángulos.  Hoy comparto con ustedes la diferencia en la cantidad de lanzadores que se han enfrentado alguno de los mejores bateadores a través del tiempo.  Utilizando la valiosa herramienta Player Index de baseball-reference.com (https://www.baseball-reference.com/play-index/) voy a presentarle dos posiciones, jardinero central y jardinero derecho.

La primera estrella en bosque central fue el legendario Ty Cobb, quien sobresale ampliamente en la primera parte del Siglo XX.   Comenzó su carrera en 1905 y se extendió hasta 1928 donde estableció cifra record de incogibles con 4189., marca que duró hasta 1985, cuando Pete Rose la mejoró.   En  esos 24 años de actividad, Cobb ganó 12 títulos de bateo y se enfrentó a 227 serpentineros.  Aunque no jugó mucho esta posición, voy a incluir a Pete Rose en la ecuación.  El ganador de tres coronas de bateo y 4256 imparables se enfrentó a 810 lanzadores en un periodo de 24 años.

Pasamos a la década del 50 donde da inicio la carrera de otro coloso en la posición, el gran Willie Mays.  Este jugó 22 temporadas, desde 1951 a 1973 y en 22 torneos, dio 3283 hits frente a 646 «pitchers».

Ahora vamos a un pelotero del presente, Mike Trout.  Con solo nueve años de participación, el ganador tres veces del Premio Jugador Más Valioso tiene 1324 incogibles y en ese periodo corto se ha enfrentado a la friolera de 828 lanzadores.

Hank Aaron

En el jardín derecho jugó el hombre que cambió el béisbol para siempre, Babe Ruth.  Activo 22 años en las Grandes Ligas, fungió como lanzador las primeras seis temporadas para luego pasar definitivamente al jardín derecho  donde al finalizar su carrera arrojaba 714 jonrones, marca que duró hasta 1975.  En esos 22 años, Ruth se enfrentó a 415 serpentineros.  Pasamos al hombre que mejoró la marca, Hank Aaron, quien en 23 años, conectó 755 cuadrangulares enfrentándose a 735 lanzadores.

Solo por curiosidad, aunque jugó el jardín izquierdo, el actual líder en jonrones con 762, Barry Bonds, se enfrentó a 1249 «pitchers», casi el doble que Aaron.

Todo esto demuestra que en la época de Cobb y Ruth, los serpentineros terminaban más juegos, el bateador veía el mismo «delivery», igual variedad de lanzamientos y la velocidad, según pasaba el partido, en la mayoría de las ocasiones, disminuía. Añadimos que todos los juegos eran de día y muy importante, era un béisbol segregado.  Desde 1947, al presente, es todo lo contrario a lo anterior expuesto, recalcando que siempre hay un lanzador fresco de mucha velocidad y más variedad de lanzamientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba