Dale Murphy: gran candidato para el HOF y digno de ser emulado como persona

Desde el 1979 hasta el 1992, su rodilla izquierda probó ser un serio problema para el gran jardinero y bateador que fue Dale Murphy. Sin embargo, durante la década de los 1980, luciendo el uniforme de los Bravos de Atlanta…muy bien se puede decir que fue de los mejores peloteros en las Grandes Ligas.

Su nombre…Dale Murphy, con estatura de 6 pies 4 pulgadas y unas 215 libras de peso. Siendo bateador derecho, entre 1981 y el 1990, fue líder de su liga en juegos jugados, veces al bate, total de bases acumuladas y presentaciones a la caja de bateo.

La historia dicta que fue seleccionado ¨Jugador Más Valioso de la Liga Nacional¨, tanto en el 1982 como en el 1983, convirtiéndose  en el toletero más joven en la historia en lograr esos honores consecutivamente con 26 y 27 calendarios de vida, respectivamente.

Durante la jornada del 1983, Murphy fue el primero en batear .300, con por lo menos 30 jonrones, 30 bases robadas, 130 carreras anotadas, 120 impulsadas, 90 bases por bolas recibidas y menos de 10 veces capturado en robos de bases…en la historia de las Mayores.

Al debutar en las Grandes Ligas con Atlanta frente a los Dodgers de Los Ángeles el 13 de septiembre del 1976, con 20 calendarios de vida su posición era la de receptor y lo fue en el 1977, también, antes de convertirse en jardinero (tanto en el izquierdo, el central y el derecho). Su problemática en la receptoría era un poderoso brazo…¡con poca precisión!

Con todo y su rodilla izquierda molestándole…entre el 1982 y el 1986…vio acción en 740 partidos consecutivamente.

Durante su carrera (1976-1993), Murphy…nacido en Portand, Oregon, el 12 de marzo del 1956, con Atlanta, Philadelphia y Colorado participó en 2180 juegos bateando al son de .265 con 350 dobles, 39 triples, 398 jonrones, 1197 carreras anotadas, 1266 impulsadas y 161 bases robadas.

En los jardines vio acción en 1853 partidos logrando promedio eficiente con ¨el cuero en la mano¨ de .983%.

Su hoja de servicios refleja que fue elevado al equipo ¨Todos Estrellas¨ de la Liga Nacional ocho veces…elegido dos veces como su ¨Jugador Más Valioso¨ (1982-1983)…logrando cinco ¨Guantes de Oro¨…cuatro ¨Bates de Plata¨ y el ¨Premio Roberto Clemente 1988¨ por parte del Béisbol de Grandes Ligas. Adicionalmente, en el 1994, su número 3 fue retirado por el equipo de Atlanta y a la vez exaltado a su Salón de la Fama.

En el plano personal, Dale Murphy, gracias a un pelotero de las Ligas Menores con él en Greenwood, Carolina del Sur, de nombre Barry Bonnell, abrazo la religión Mormona y fue bautizado al final de la jornada 1975. Así logró, hasta el presente, una sólida base espiritual en su vida.

Allegados a Dale Murphy indican consistentemente que este hombre no fuma, no bebe, no parrandea, no usa malas palabras e inclusive jamás permite que fémina alguna, con la excepción de su esposa, Nancy, se retrate con el abrazándole. Dicho sea, Murphy y su esposa con padres de siete varones y una dama.

Durante medio siglo en mis menesteres en Grandes Ligas estuve de frente a Murphy, tal vez, una decena de veces. Y mi única entrevista con él fue en Bayamón, Puerto Rico, una primavera antes de un partido de la entonces Serie Ciudad Deportiva Roberto Clemente a mediados de los 1980.

Entre sus comentarios, recuerdo indico, ¨He tenido una buena carrera, pero le doy más importancia a mis contribuciones para con los Bravos que a reconocimientos. El béisbol es un juego de equipo. Nunca pienso en querer ser mejor que pelotero alguno.¨

Ya en el ocaso de su carrera, por cuestiones de salud y longevidad en el juego, Atlanta lo cambio a Philadelphia el 3 de agosto del 1990. Tras una temporada aceptable en el 1991 (promedio ofensivo de .252 con 18 jonrones y 81 carreras impulsadas) en el 1992 solamente vio acción en 18 juegos. Por lo tanto, fue dejado en libertad…sin trabajo.

Tras militar en solamente 26 juegos con los Rockies de Colorado en el 1993 con promedio ofensivo triste de .143…Dale Murphy se retiró habiendo cumplido 37 calendarios con 70 días de vida.

Desde entonces, su familia y su religión han sido el centro de su existencia y está muy, muy feliz.

Entre el 1997 y el 2000, con residencia en Boston, fue asesor de cientos de misioneros jóvenes de la religión Mormona y en el presente respalda organizaciones dedicadas a fomentar en la juventud el sano vivir, la importancia de la religión y en eso de recaudar fondos para entidades benéficas a favor de crear mejores futuros para generaciones venideras

Desde su retiro ha sido honrado por los Salones de la Fama Deportivos de los estados de Oregon y Georgia y en el 1991 recibió el máximo honor…¨Premio Humanitario¨ del Salón de la Fama de los Deportes Mundiales.

El Salón de la Fama del Béisbol en Cooperstown, Nueva York, jamás le ha honrado. Tal vez, debido a que su equipo prioritario, Atlanta, fue uno mediocre y no le propicio un escenario mayor para que fuese debidamente apreciado como pelotero. Sin embargo, entiendo que hay otros exaltados que no tuvieron el éxito, dentro y fuera del terreno de juego, de Dale Murphy.

Sin embargo, para este servidor, el mejor respaldo para Dale Murphy, ha venido de uno que fue un Bravo de Atlanta ya en el Salón de la Fama…el lanzador Phil Niekro…cuando manifestó, ¨El Salón de la Fama (además de sobresalientes peloteros)) siempre está buscando hombres a ser emulados. No encontraran uno mejor que Dale.¨

En el presente, Dale Murphy y su esposa Nancy residen felizmente en la periferia de Alpine, Utah…y el globo terráqueo sigue dando vueltas.

(FOTOS)—-A la izquierda, Dale Murphy siendo entrevistado por Luis Rodríguez-Mayoral en Bayamón, Puerto Rico, durante los 1980. A la derecha, Murphy durante sus días de gloria con los Bravos de Atlanta. (Primera foto cortesía de Andy Simounet).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba