Luis Tiant merece estar en el Salón de la Fama del Béisbol

La memoria es un don muy valioso que Dios le ha regalado al género humano. Sin embargo, se me hace muy difícil recordar a persona alguna expresar su agradecimiento por poseer esa bendición.

Hace varios días vengo pensando en un gran lanzador derecho que fue durante su carrera en las Grandes Ligas, entre el 1964 y el 1982, con Cleveland, Minnesota, Boston, Yankees de Nueva York, Pittsburgh y California.

Nació en la ciudad capital de Cuba…La Habana… (en la municipalidad de Marianao unas 6 millas al suroeste de dicha capital) …el sábado, 23 de noviembre en el 1940. Por lo tanto, ya cuenta con 81 anualidades de vida.

Su nombre…Luis Tiant.

Vía telefónica charle recientemente con Luis, dado el interés del Miembro del Salón de la Fama del Beisbol del Beisbol en Cooperstown, Nueva York, Orlando Cepeda, quien me había expresado su deseo de escuchar a su amigo desde los años sesenta.

Gracias a los respetados amigos residentes en Florida, el escritor oriundo de Cuba, Lou Hernández y Jorge Maduro, ambos vinculados al beisbol en sus vidas, pude servir de puente para que Orlando y Luis hablasen.

Maduro es hijo del fenecido ejecutivo que fue, entre otros logros, de la Oficina del Comisionado del Beisbol, Bowie K. Kuhn y legendario «hombre de beisbol» en Cuba…»Bobby» Maduro.

Conocí personalmente a Luis Tiant en Boston durante el verano del 1974, días antes de la celebración del «Dia del Pelotero Latinoamericano» en el Fenway Park, cuando en unión a Juan Marichal, le entregué a cada cual el «Premio Roberto Clemente».

Desde entonces hasta el presente mi respeto para con este hermano ha sido muy sólido. La vida lleva a cada cual en el diario vivir por distintos lugares según lo dictamina Dios. Por lo tanto, no le veo en persona desde el 1991, al coincidir en la ciudad de Cleveland, Ohio.

Hago extensivo mi respeto a su esposa, María del Refugio Navarro, con quien se casó en la Ciudad de México el 12 de agosto en el 1961. Ya Luis había salido de Cuba con planes de jugar en el beisbol profesional con los Tigres de la Ciudad México.

Se conocieron pues ese era su destino. María trabajaba en el Instituto Mexicano del Seguro Social y jugaba «softball» en el equipo femenino de dicha rama gubernamental en la Ciudad de México. Ella defendía el jardín central del equipo.

Durante un juego, Luis de fanático, le «sopló» un beso a la distancia desde las gradas y estando con un amigo allegado a la familia de María eso le propicio que fuese invitado a una fiesta donde conoció a su futura esposa.

¡Lo demás es historia y llevan ya 60 anualidades casados! Son los padres de Luis, Isabel y Daniel.

Entre el 1964 y el 1982, Luis jugó en las Grandes Ligas con Cleveland, Minnesota, Boston, Yankees de Nueva York, Pittsburgh y California. Tuvo récord en ganados y perdidos de 229 y 172, acumulando efectividad de 3.30 en carreras limpias permitidas por cada 9 entradas lanzadas.

En total tiro 3486.1 entradas y ponchó a 2416 contrarios mientras la historia dicta que logró 49 blanqueadas en su bonito historial. Los bateadores a los cuales se enfrentó le batearon un «triste» .236.

Cabe indicar que en tres ocasiones fue elevado al «Juego de Estrellas» por la Liga Americana. Durante dos temporadas quedó líder en efectividad: Con Cleveland en el 1968, ganó 21 juegos y perdió 9…acumulado una extraordinaria efectividad de 1.60 y con Boston en el 1972, ganó 15 juegos y perdió 6…acumulando otra magnifica efectividad de 1.91.

En Puerto Rico jugó con Caguas, Ponce y Santurce.  Pueden ver su récord aquí.  https://www.beisbol101.com/luis-tiant-2/

(DATOS DE INTERES ADICIONALES) —-Luis Tiant es el líder entre lanzadores nacidos en Cuba con 229 victorias en las Grandes Ligas…lanzó 187 juegos completos de los 484 que comenzó para un bien aceptable 39%…en su historial en las Mayores logró 16 en juegos en los que le conectaron 3 imparables…10 donde le batearon 2 imparables y 3 de un solo hit. En ocho de las 19 temporadas activo otorgó por lo menos 200 ponches y en 14 de ellas por lo menos ponchó a 100 contrarios.)

Alla para el 1970, una lesión grave en la «escapula» de su hombro derecho interrumpió su carrera y ya con Boston en el 1971 gano solamente 1 partido y perdió 7. Sin embargo, jamás se rindió y tras muchas terapias recuperó dejando así para la historia una carrera…muy digna…de ser considerada para su exaltación al «Salón de la Fama» de las Grandes Ligas.

(Hago claro, la lesión en la escapula no es común en peloteros…más bien en atletas que tiran la jabalina.)

Aprovecho para indicar que el «Salón de la Fama» no es culpable de la no exaltación de Luis Tiant hasta el presente. Durante las 21 ocasiones que ha sido elegible para recibir ese máximo honor no ha tenido suerte en ninguna de ellas. Para lograr dicho honor es requerido que los votantes elegibles de la «Asociación de Escritores de Beisbol de América» lo honren con un 75% de los votos.

En mi apreciación, Luis Tiant jamás ha tenido el respaldo debido en relaciones públicas, prioritariamente, de Cleveland y Boston, donde vivió sus mayores días de gloria. Muchísimos peloteros ya en el «Salón de la Fama” …mediante los medios noticiosos y esas relaciones públicas han recibido el respaldo necesario para que se les hiciera justicia.

Desde hace algunas anualidades en los Estados Unidos se estila que peloteros con posibilidades de exaltación reciban oportunidades de presentaciones con regularidad en programas de televisión con alcances nacionales e internacionales y eso es de gran ayuda ya que muchos votantes, siendo humanos, se identifican con ellos y nos los olvidan en el momento de ejercer sus votos.

La gran mayoría de los votantes jamás vieron al «artista peloteril» en Luis escribiendo historia como él lo hizo en el «Mejor Beisbol del Mundo» y poco les importa si Luis recibe su merecido.

Y siendo bien, bien sincero, el cáncer del racismo sigue latente, aunque detrás de la cortina en la cultura del beisbol de las Grandes Ligas. Eso lo manifiesto por mi vinculación a ese beisbol en distintas capacidades, como adulto, hace más de medio siglo.

Sin embargo, soy fiel creyente en la «Justicia Divina de Dios.»

Comprendo, por ende, el sentir de Luis Tiant de que si fuese honrado por el «Salón de la Fama» tras su muerte…preferiría que sus familiares no asistieran a la ceremonia.

A pesar de lo antes escrito, todavía Luis Tiant es recordado, admirado y respetado por millones de fanáticos a niveles internacionales. Sus logros…sus estadísticas…su comportamiento dentro y fuera del terreno de juego no mienten. Como persona es un miembro del «Salón de la Fama de la Vida» ante los ojos de Dios.

En mi mente veo a Luis Tiant…en el montículo con un colorido incomparable… con su bigote tipo «Fu-Manchú»…con sus movimientos casi bailando un «Mambo» lento al son de Pérez Prado…antes de lanzar la pelota hacia el plato.

El legendario pelotero, Reggie Jackson dijo en una ocasión jocosamente, «Luis es el Fred Astaire (excelente bailarín de los Estados Unidos) de las Grandes Ligas,»

En el 1997 fue exaltado al «Salón de la Fama» de su equipo favorito, al igual que el de su esposa, Maria… ¡los Medias Rojas de Boston!

En la actualidad Luis y María residen en la periferia de Wells en el Estado de Maine, a unas 85 millas al norte de Boston.

Jamás olvido su tono de voz más bien bajo…el noble «payasito» que aún vive en el…y sobre todo que es un hombre de muy buenos sentimientos…y eso vale muchísimo ante Dios.

Para Luis y María Tiant van mis respetos y admiración de por vida. Les deseo salud, prosperidad y paz mental…más que nada que…… ¡Todos sus días sean bonitos!

(FOTOS)—Pueden apreciar en este «collage» de fotos a dos buenos hermanos…Luis Tiant y el autor Luis Rodríguez-Mayoral. En las superiores los vemos en el Yankee Stadium de Nueva York en el 1979…en la segunda en el Fenway Park de Boston en el 1974. En las otras fotos los vemos en Cleveland, Ohio en el 2001 y en la última foto apreciamos a Luis Tiant en tiempos recientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba