Mis memorias: Pancho Coimbre y una rodillera quemada

El legado en las Ligas Negras del recordado defensor de los jardines y magnifico bateador derecho de Puerto Rico, Francisco «Pancho» Coimbre, ya están como partes integrales de la historia de las Grandes Ligas según decisión tomada por la Oficina del Comisionado el 17 de diciembre en el 2020.

Coimbre, de fama en países de América Latina donde se juega beisbol y en los Estados Unidos, militó en la Liga Nacional Negra entre el 1940-1944 con los «New York Cubans». Fue, primordialmente, defensor de los jardines…pero también vio acción en la segunda base, la tercera y en un juego como lanzador.

Está catalogado «Pancho» como en pelotero número 8,748 de 22,564 que han participado en las Mayores.

La historia oficial dicta que en 133 juegos en la Liga Negra Nacional, el astro nacido en Arroyo, Puerto Rico, el viernes 29 de enero en el 1909, bateo a razón .339 con 84 carreras anotadas, 27 dobles, 6 triples, 6 jonrones y 100 carreras impulsadas.

De sus 174 imparables 39 fueron de extrabases (doble, triple o jonrón) para un 22%.

Como dato curioso, lanzo en un partido, el cual gano. En 9 entradas, permitió 6 imparables, concedió 6 bases por bola y no logro ponches.

La inspiración para este ensayo surgió bien tarde anoche. ¡Poniendo algunas pertenencias en una caja encontré una «rodillera» de receptor!

El sábado, 4 de noviembre en el 1989, en su residencia en la Calle Estrella #8 en Ponce, Puerto Rico, en un incendio falleció «Pancho». Una o dos noches antes había compartido con el antes de un partido entre Ponce y los Metros de San Juan en el Parque Paquito Montaner.

Este servidor trabajaba con los Metros y llegue bastante temprano al parque. allí formamos un conversatorio…un «ple-ple»…peloteril y de la vida que jamás olvido.

«Pancho» era bien querido por mi familia materna en Ponce por décadas y además durante los 1970 compartimos como escuchas de los Piratas de Pittsburgh en la Isla.

De madrugada el domingo, 5 de noviembre del 1989, en llamada telefónica de mí ya fenecida tía, Emma Mayoral, me enteré de la muerte de «Pancho».

Varios días luego de la tragedia, regrese a Ponce pues los Metros tenían un juego programado allí.

Como a eso de las cuatro de la tarde pase por la casa que fue de «Pancho» en la Calle Estrella. Me baje del auto y de pronto estaba como…»momificado mentalmente»…mientras caminaba por los escombros creados por el fuego.

Recuerdo haber rezado un «Padre Nuestro» en silencio por su a alma y tomando unos pasos para irme del lugar miré hacia abajo y vi una «rodillera» de las que usan los receptores en el juego de beisbol. La misma estaba parcialmente quemada.

Me apoderé de la misma aquel día hace ya 32 anualidades y desde entonces ha estado conmigo en todas mis residencias…que han sido varias…dada mi vida como «gitano” del beisbol… ¡en Puerto Rico y aquí en Texas desde el 1992!

Si Dios así lo permite…esa rodillera estará en mis pertenencias…hasta que Él requiera mi presencia espiritual!

Los restos de «Pancho» Coimbre reposan en paz en el Cementerio Álvarez Memorial en Ponce.

Han transcurrido 122 anualidades desde el nacimiento de «Pancho»…tremendo pelotero que fue…siempre muy bien vestido ese hombre de buen verbo y de modales con toques de realeza. Pero sobre todo un hombre humilde, creyente en Dios que cumplió su misión en vida a cabalidad y con mucha dignidad!

{NOTA DE AGRADECIMIENTO—Hace pocos días de forma sorpresiva, vía medios electrónicos de comunicación, llegaron ante este servidor dos interesantes fotos que datan de aproximadamente el 1980. Las mismas fueron un obsequio de Luis «Taita» Rodríguez.

{Fueron tomadas durante un «tryout» de los Piratas de Pittsburgh en Puerto Rico organizado por su escucha Francisco «Pancho» Coimbre y el supervisor para la América Latina, Howie Haak.

{El joven al frente luciendo el uniforme de Florida es Luis «Taita» Rodríguez, jugador del cuadro interior con historial en la Isla habiendo participado unas 15 jornadas a niveles superiores…7 con Florida en la AA.…4 con Moca en la Liga Central y otras 4 en ese mismo circuito con Hatillo.

{Al respecto, hoy nos manifestó Luis, residente de la localidad de Baiadero en las cercanías de Arecibo, «Para cualquier joven ser invitado a un «tryout» de un equipo de Grandes Ligas es algo grande. En mi caso, más aún, cuando «Pancho» Coimbre hizo la invitación vía del recordado hombre de beisbol, Rod Bristow.

{La segunda foto será utilizada en un próximo ensayo sobre buscatalentos.}

(FOTOS)—-A la izquierda, Luis Rodríguez-Mayoral con la «rodillera» que encontró en los escombros en la casa incendiada donde falleció «Pancho» Coimbre. Luego vemos a «Pancho» luciendo el uniforme de sus Leones de Ponce y a «Taita» Rodríguez (luciendo el uniforme de Florida con base en blanco) el día que conoció a «Pancho» en un «tryout» de los Piratas de Pittsburgh. El caballero de pelo blanco a la izquierda es Howie Haak, máximo buscatalentos de los Piratas en los Estados Unidos en el América Latina con el autor a su lado. Coimbre está al lado de «Taita», tercero de derecha a izquierda, con gorra blanca bromeando ante la cámara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba