Pete Rose: legendario pelotero con personalidad interesante

Pete Rose ya tiene 80 anualidades de vida. Nació en Cincinnati, Ohio, en el 1941…el lunes, 14 de abril. Desde que debuto en las Grandes Ligas y fue seleccionado «Mejor Novato de la Liga Nacional» en el 1963 he seguido su carrera.

Todavía Pete acapara titulares, aun habiéndose retirado en 1986.

De estatura más bien promedio de 5 pies y 11 pulgadas y tal vez algo sobre las 200 libras de peso durante su carrera, en el 1989 fue suspendido de forma vitalicia del beisbol de las Grandes Ligas y al tiempo confeso que había en efecto apostado en partidos, dirigiendo a los Rojos de Cincinnati a favor de su equipo…pero nunca en su contra.

Hasta el presente no ha sido exaltado al Salón de la Fama del Beisbol en Cooperstown, Nueva York, por el error antes mencionado. Importante es el hecho de que Pete no le hizo mal a las Grandes Ligas…el hizo mal en contra de su persona!

Sin ser experto, entrando a mi tercera década de vida, fui comprendiendo que Pete no era el corredor más rápido…no el mejor robando bases…ni el mejor tirando…ni el mejor fildeador.

Pero ya para cuando llegué a la mitad de la década de los 1960, me percaté totalmente que era una eminencia en el bateo.

Defensivamente, durante sus 24 temporadas en las Grandes Ligas (1963-1986) defendió la primera base, la segunda, la tercera, los tres jardines y en cada una de esas posiciones vio acción en «Juegos de Estrellas» por la Liga Nacional. Jugó para tres ciudades con bonitos historiales en el beisbol…Cincinnati, Philadelphia y Montreal.

Nacido, como ya indiqué, en Cincinnati, la historia indica que el ambiente residencial mientras crecía estaba «al otro lado de las vías del tren». En otras palabras en una localidad no vista como buena!

Recientemente, Pete le dijo al rotativo «USA Today» cosas interesantes. Por ejemplo, algo como, «Me asombra como peloteros que no juegan todos los juegos se pueden ponchar 213 veces en 489 turnos al bate (para 43%) y batear .199. (Aunque fuese jonronero…ese fue el caso de Joey Gallo que en el 2021 defendió los colores de Texas y los Yankees de Nueva).

«Jamás había visto tantos bateadores haciendo «swings» a pelotas que pican antes de llegar al plato. Ya tienen su mente que van a hacer «swing» antes de que la pelota sea lanzada (sin saber lo que viene). Si Nolan Ryan estuviera lanzando en estos tiempos tendría 1000 ponches más a su haber

(Ryan, retirado desde el 1993, es el líder de todos los tiempos en ponches propinados con 5714.)

Como dato muy interesante traigo ante ustedes una opinión muy personal de Pete con la cual estoy totalmente de acuerdo, «Un jonrón de 301 pies…vale lo mismo que un jonrón de 455 pies.»

Por eso, puedo deducir, que Pete siendo de la «vieja escuela»…no les brinda mucha importancia a los métodos modernos para analizar a los peloteros conocidos como «Sabermetrics».

Con Pete Rose he tenido experiencias esporádicas en la vida que datan de los 1970. Sin embargo dos de ellas jamás las olvido y en una de ellas el no estuvo presente.

Tarde en los 1970…tal vez en el 1979…su primera esposa, Karolyn, estuvo de visita en la Puerto Rico con sus dos hijos Fawn y Petey. Estaban compartiendo con una familia muy respetuosa…la de Tany y Pituka Pérez en Isla Verde (siendo Tany, como Pete, miembros de los Rojos de Cincinnati y muy buenos amigos).

Ellos tenían planes de ir a Plaza Las Américas pero de pronto surgió una situación que requería atención inmediata de su parte y me pidieron llevar a sus invitados a dicho centro comercial. Así lo hice…los traté con mucho respeto y por horas la pasamos muy bien.

En Houston la próxima temporada, jugando Pete con Philadelphia frente a los Astros, me concedió una entrevista grabada (aun en mis archivos) como de media hora antes del juego en el banco de su equipo.

Jamás olvidare que el tocar el tema de su posible retiro, comento firmemente, «Luis…nunca pienso en el retiro…pues si pienso en el retiro quiere decir que me estoy rindiendo…Pete Rose no se rinde.»

Aun así, siempre pensé que él sabía que el retiro algún día sería necesario…pero a la vez comprendí que el espíritu de Pete era el de «un guerrero indomable». Eso fue lo que lo hizo un legendario pelotero!

Al finalizar me dijo, «No te vayas…tengo algo para ti.» Me quede pensativo y regreso a mi diestra con un bate autografiado (ya utilizado en juegos) y simplemente me dijo, «Gracias por el trato a mi familia ella en Puerto Rico.»

Coleccionista de memorabilia beisbolera jamás he sido. El bate, debidamente cuidado, es un recuerdo bien importante para este servidor y aún está en mi oficina acá en Texas.

Volviendo a su historial, sobre los terrenos de juego, deseo resaltar que además del premio como «El Mejor Novato de la Liga Nacional» en el 1963 en el 1973 fue su «Jugador Mas Valioso». Vio acción en 17 «Juegos de Estrellas» por la misma liga…fue miembro de tres equipos ganadores de Series Mundiales (1975-1976 con Cincinnati y 1980 con Philadelphia) …su número de uniforme 14 ha sido retirado por Cincinnati y esta exaltado en su Salón de la Fama…además conquisto tres títulos de bateo de la Liga Nacional con Cincinnati (1968-1969-1973).

En el 1976, Pete fue galardonado con el «Premio Roberto Clemente» por la Oficina del Comisionado (entonces Bowie K. Kuhn).

De por vida, Pete bateo al ritmo de .303 y posee los siguientes récords de todos los tiempos en las Grandes Ligas: Juegos jugados con 3562…»hits» conectados con 4256…sencillos conectados con 3215…15840 presentaciones al plato y 14053 turnos oficiales consumidos en el bateo.

Una vez más recurro al referido articulo al comenzar este ensayo. Respondiendo a una de las preguntas manifestó, «Vi a Willie Mays…Hank Aaron y Roberto Clemente…pero para mí el jugador con más talento fue Eric Davis.»

El no dijo que Davis era mejor pelotero que Mays, Aaron o Clemente…él dijo era el jugador con más talento. Eric Davis tuvo una bonita carrera de 17 anualidades en las Mayores…pero no comparable con los de Mays, Aaron y Clemente.

Pete Rose…la última vez que estuve de cara a cara con él fue en el 1999…estando, narrando un juego de los Texas Rangers en Cleveland me excusé de la transmisión por unos quince minutos fui a un «suite» cercano donde él se encontraba y con alegría nos dimos un bonito y breve saludo. El juego y la vida siguieron sus rumbos!

(NOTAS)—-Para este servidor, Pete Rose merece estar en el Salón de la Fama en Cooperstown, Nueva York. Aunque tarde, el confeso su error de haber apostado en juegos cuando dirigía a Cincinnati. Sin embargo, Pete no le hizo mal a las Grandes Ligas…Pete Rose hizo mal a su propia persona!

(Las hipocresías de la vida…en el Salón de la Fama están honrados, se dice, peloteros de muy mala conducta en el plano personal…peloteros que utilizaron esteroides.  Pero el colmo ha sido que desde hace pocas anualidades «Major League Baseball»…buscando millones $$$ esta aliada a grandes poderes económicos (entidades) dedicadas a las apuestas en dicho juego y en otros deportes.

(Inclusive, hace pocas anualidades a un pelotero de la hermana República Dominicana por utilizar drogas y tal vez esteroides en tres ocasiones lo suspendieron de por vida de las Grandes Ligas…pero no hace tanto tiempo «Major League Baseball» lo perdono.)

(Mi opinión muy personal… respetando la de cualquier persona que difiera…es que el beisbol y el Salón de la Fama deben honrar, excluyendo acontecimientos extraordinariamente inhumanos, a peloteros extraordinarios…que son seres humanos imperfectos y no «santos» de las creencias religiosas que sean.

(Además, no culpo al Salón de la Fama por no haber honrado a Pete Rose. Todo está en las «manos» del Comisionado del Beisbol y la membresía elegible para votar de la Asociación de Escritores de Beisbol de América. Esa responsabilidad recae en ambas partes!)

Si no me equivoco, Jesucristo dijo en una ocasión, «El que esté libre de pecados…que tire la primera piedra!»

(FOTOS)—-A la izquierda, Pete Rose con Luis Rodríguez-Mayoral en Philadelphia en el 1984. Luego vemos a Pete Rose en tiempos relativamente recientes y la última foto tomada para el 1979 en Puerto Rico vemos a Luis con Fawn y Petey Rose (hijos de Pete) y la entonces esposa del gran pelotero, Karolyn. (La foto de Pete Rose es de Wikipedia).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba