Recordando a Rubén Gómez

Este ensayo va dedicado…de todo corazón…al difunto hombre de bien…Pedrín Zorrilla…propietario de los Cangrejeros de Santurce, excelente buscatalentos de los Gigantes de Nueva York-San Francisco y Cachorros de Chicago, además, servidor público gubernamental en Puerto Rico; y a su respetada viuda…Diana Díaz.  Para este que escribe, los apellidos Zorrilla y Gómez…caminan de mano en mano en la historia beisbolera.

Jamás olvido la primera vez que vi en persona a Rubén Gómez. Corría la jornada 1954-1955 de la Liga de Béisbol Profesional de Puerto Rico y un tío paternal, Mario, me llevó a un juego diurno dominical en el Estadio Sixto Escobar…entre San Juan y Santurce.

¡Fugazmente recuerdo que San Juan ¨bombardeó¨ con su ofensiva al estelar lanzador derecho de Santurce, Rubén Gómez! Al finalizar el juego, al abordar el auto de mi tío, este me dijo en voz baja algo como, ¨Mira a Rubén Gómez en el carro al lado de nuestro.¨

Le vi sentado frente al guía de su carro, fumando y mirando hacia el horizonte en dirección al Océano Atlántico, tal vez, analizando sus ejecutorias hacia poco tiempo en el montículo. ¡Esa estampa aún está grabada en mi mente hace unas sesenta y cinco anualidades!

Hiram Bithorn y Luis Rodríguez Olmo

Antes de florecer estrellas Boricuas como Víctor Pellot Power, Orlando Cepeda, Roberto Clemente, Tite Arroyo y Terín Pizarro en las Grandes Ligas, ejecutaron en dicho escenario Hiram Bithorn, lanzador derecho como el primer pelotero de Puerto Rico en las Mayores en el 1942, con los Cachorros de Chicago, quien el 1943 ganó 18 juegos.

Luego…Luis Rodríguez Olmo, jardinero de los Dodgers de Brooklyn, bateó al son de .313 y fue líder en triples de la Liga Nacional con 13 en el 1945. En la Serie Mundial 1949, frente a los Yankees de Nueva York, conectó el primer jonrón por un latino en dichos clásicos.

Entonces…durante la primera mitad de la década de los 1950, Rubén Gómez se convirtió en el máximo exponente de la Isla en el ¨Mejor Béisbol del Mundo¨ ganando 30 juegos con los Gigantes de Nueva York durante las temporadas 1953 y 1954. Inclusive, en la Serie Mundial del 1954, ganada por los Gigantes frente a Cleveland….el viernes, 1ro de octubre…Rubén obtuvo la primera victoria en dichos clásicos por un lanzador nacido en la ¨Tierra del Inmortal Compositor Rafael Hernández y del Inmortal Artista Ganador de un Oscar en Cinemalandia-Hollywood…José Ferrer, además de ser el primer latino negro en lograrlo¨.

Nacido en Arroyo, Puerto Rico, el 13 de julio del 1927, Rubén Gómez se graduó de la Escuela Superior George Washington y cursó estudios en la Universidad de Puerto Rico. Con esto deseo comunicar que de Rubén Gómez siempre admire su intelecto.

Podía dialogar sobre el béisbol, la política, motores y modelos de automóviles, el golf y diversas maneras de analizar la vida y a seres humanos. ¡Poseía ¨verbo¨…un regalo de Dios!

Rubén Gómez lanzando en el primer juego de la Costa Oeste entre San Francisco y Los Ángeles.

Retornando al béisbol, el primer juego de Grandes Ligas en la Costa del Pacifico fue el 15 de abril del 1958, entre dos equipos que habían abandonado sus sedes en Nueva York (los Dodgers y los Gigantes) celebrado en el Seals Stadium de San Francisco. Rubén Gómez resultó ser el lanzador ganador…Orlando Cepeda conectó el primer jonrón por un latino al oeste de San Luis y el receptor lo fue el nacido en Santurce, Puerto Rico, Valmy Thomas. ¡Ganando los Gigantes 8 carreras por 0…le permitió a Rubén haber lanzado la primera blanqueada en la Costa del Pacifico!

Dato jocoso sobre Rubén Gómez: El 17 de julio del 1956, los Gigantes de Nueva York se enfrentaban en el County Stadium de Milwaukee a los Bravos y tras propinarle un pelotazo al primera base Joe Adcock (6 pies de estatura y 220 libras de peso)…enfurecido se dirigió hacia el montículo y Rubén salió corriendo como una liebre desbocada. ¡Ese espectáculo como que no se ha perdido en la historia!

Rubén, dicta la historia, poseía ¨ferocidad de león salvaje¨ cuando estaba en el montículo, algo necesario en ocasiones en dicha profesión…la de lanzar. En ese aspecto lo comparo con el tremendo lanzador que fue en las Mayores…Nolan Ryan.

Willie Mays, Pedrín Zorrilla y Rubén Gómez en la temporada 1954-55

En el béisbol invernal Boricua, durante la jornada 1954-1955, Rubén tuvo dos incidentes con dos peloteros que estaban destinados a ser exaltados en el Salón de la Fama del Béisbol en Cooperstown, Nueva York…Frank Robinson y Willie Mays: A Robinson (de los Leones de Ponce) le propinó un pelotazo que le obligó regresar a los Estados Unidos, y en el caso de Willie Mays, una reyerta en el Parque Sixto Escobar donde estuvo envuelto Milton Ralat.

En la actualidad, diría que jamás, he escuchado a Mays hacer referencia a dicho suceso y con relación a Robinson, les vi interactuar cuando Rubén fue dirigido por Robinson con los Cangrejeros…y pude apreciar que eran amigos.

Temprano en la década de los 1980, me comentó otro inmortal del béisbol de las Grandes Ligas, el dominicano Juan Marichal, en Guaynabo, Puerto Rico, en presencia del difunto respetado colega y amigo, Harry Rexach, ¨Cuando yo estaba en Ligas Menores con los Gigantes…Rubén Gómez siempre fue una figura que seguía y que me inspiraba.¨

La carrera profesional de Rubén Gómez le llevó a ver acción en lugares como Canadá, los Estados Unidos, México y Venezuela. Su historial es reconocido como el de un gran lanzador en foros internacionales.

A nivel de Grandes Ligas…Rubén Gómez obtuvo 76 victorias frente a 86 derrotas…en Ligas Menores tuvo marcador en ganados y perdidos de 62 y 30…y en 29 temporadas en Puerto Rico triunfo en 174 partidos y fue derrotado en otros 119. Y por eso de no olvidar en el historial de las Series de Caribe gano 6 encuentros y perdió solamente 2.  Las cifras en el párrafo anterior no incluyen series post-temporadas regulares…pero si se puede decir que, básicamente, Rubén Gómez ganó 312 juegos y perdió 235.  Pueden ver el record de Rubén Gómez en https://beisbol101.com/ruben-gomez/

En el 1991, Rubén ¨El Divino Loco¨…a quien le agradaba el número 22 en su uniforme…fue exaltado al Salón de la Fama del Béisbol de Puerto Rico, y pertenece además, al Pabellón de la Fama del Deporte de Puerto Rico y en el 2011 fue galardonado por el Salón de la Fama del Béisbol Latinoamericano en la Republica Dominicana.

Jamás olvido lo que me dijo hace tiempo el inmortal astro Boricua del golf a nivel mundial, el Boricua Juan ¨Chi-Chi¨ Rodríguez, ¨Rubén fue mi gran amigo. Tremendo lanzador con un potencial enorme jugando golf (lo que hicimos muchas veces en Dorado, Puerto Rico). Rubén…uno de los hombres más inteligentes que he conocido.¨

Tras una batalla contra el cáncer, contando con 77 anualidades y 13 días de vida, Rubén Gómez falleció en el Hospital Oncológico de San Juan el 26 de julio del 2004. Sus restos descansan en el Cementerio Municipal de Guayama.

Mi amistad con Rubén Gómez latió desde la década de los 1960 hasta su muerte. Muy amable…siempre…fue con este servidor y poco hablábamos sobre el béisbol…nuestras charlas eran mayormente sobre la vida…la gente. Algo similar sobre mi relación con Roberto Clemente. ¡Ambos peloteros como que poseían mentes adelantadas a sus tiempos!

Inolvidable dato….muy, muy pocas veces me llamaba por mi nombre….más bien me decía algo como, ¨Negro, luces bien.¨

Al fallecer Rubén Gómez, residía este servidor hacía más de una década en Texas….pero Rubén, reside en mi mente por siempre… ¡gracias a ese regalo precioso de Dios…la memoria!

La última vez que vi en persona a Rubén Gómez fue una tarde comenzando la década de los 1990…en un auto con toques de antigüedad…transitando a moderada velocidad por la Avenida Borinquen en el Barrio Obrero de Santurce, Puerto Rico. Le llamé por su nombre…me regaló su habitual y dijo algo que no pude escuchar bien. Sin embargo, su sonrisa reflejó sana alegría…como si estuviese dejando el terreno de juego habiendo conquistado una victoria más.

1 comentario en “Recordando a Rubén Gómez”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba