Recordando a Sammy Sosa: las alegrías, penas y más alegrías de un gran pelotero

La perfección en el ser humano no existe. La vida, en mi opinión, es algo como un campo de pruebas a ser superado para algún día ser abrazado por Dios en la eternidad.

¿Y siempre me pregunto cuál es la razón por la cual tantas personas no comprenden que si Dios perdona a todo aquel que se arrepiente…tantos seres humanos no lo emulan?

Sammy Sosa, otrora jardinero derecho en Grandes Ligas entre el 1989 y el 2007 con Texas, Medias Blancas de Chicago y Baltimore, nació en Batey, Consuelo, en la Republica Dominicana, el 12 de noviembre del 1968, pero registrado como nacido en San Pedro de Macorís. En la actualidad cuenta con 51 calendarios de vida.

De que fue un tremendo bateador…¡no hay dudas! En 2354 juegos bateó, colectivamente, al son de .273 con 2408 imparables…entre ellos 379 dobles, 45 triples y 609 jonrones.

Además, anotó 1475 carreras e impulso otras 1667 con 234 base robadas a su haber. De su total de imparables, 1033 fueron de extras bases (entiéndase dobles, triples y jonrones) para un excelente porciento de 42.8%.

A eso sumamos los siguientes reconocimientos: Fue elevado a siete Juegos de Estrellas por la Liga Nacional…ganó seis Bates de Plata en el mismo circuito y en el 1998 fue seleccionado Jugador Más Valioso de la misma Liga y a la vez reconocido por labores humanistas y comunitarias por el Béisbol de Grandes Ligas con el ¨Premio Roberto Clemente¨.

Conocí a Sammy Sosa, cuando era un gran prospecto de los Texas Rangers, allá para el 1987, en el campo primaveral ubicado entonces en Port Charlotte, Florida. Ya se hablaba de sus habilidades…pero todavía en esa etapa de ¨veremos lo que depara el futuro¨…¡como es usual con todo en la vida!

Al comenzar la década de los 1990, el béisbol de las Grandes Ligas padecía del ¨cáncer de esteroides¨ según había manifestado el Comisionado Fay Vincent…pero los propietarios de los treinta equipos como que no le hicieron caso y lo despidieron en el 1992. Estúpido error ese…según ha probado la historia.

Durante la década de los 1980…Sammy conectó 8 jonrones, en la de los 90, disparó otros 332 y en la de los 2000 unos 269 para el total de su carrera de 609.

Sammy Sosa ha sido el único pelotero en la historia de las Mayores en conectar por lo menos 60 jonrones en tres temporadas distintas

A partir de la huelga (con temporadas parciales 1994-1995) el ¨Boom-Boom» de los jonrones explotó de una manera desmedida y un buen día Mark McGwire, primera base de los Cardenales de San Luis, le admitió a un periodista que utilizaba un elemento que según dice la historia contenía algún tipo de esteroide.

Desde ese momento nacieron acusaciones del uso indebido de esteroides, sin prestarle el béisbol de Grandes Ligas la debida atención. En el presente hemos visto como muchísimos peloteros, sin pruebas materiales o científicas, fueron y siguen siendo acusados de pecar en ese renglón negro en la historia del juego…así manchando sus carreras y perjudicando injustamente a sus seres queridos.

Todo cambió entrado el presente siglo: Para que sea fácil de entender en el vocablo popular. Autoridades federales hicieron actos de investigar a las Grandes Ligas y esto produjo que el anteriormente ¨ciego y mudo¨ ante la problemática…el Comisionado Bud Selig…seriamente tomara cartas en el asunto de mano con la Asociación de Peloteros de Grandes Ligas. En palabras callejeras, al Comisionado lo cogieron con sus pantalones abajo dirigiéndose a la letrina con un paso apresurado.

Desde el 2005, se llevan records de usos por utilización de esteroides por parte de peloteros, al igual que están impuestas contundentes penalidades.

Ayer, sábado 11 de abril de 2020, mediante un entrevista con Sammy por el sitial (Z-101 Digital.com-Deportes) el otrora macetero beisbolero indico entre otras cosas:

«Tengo paz…estoy feliz. Estando o sin estar en el Salón de la Fama estoy feliz. Mis números no podrán ser borrados de las hojas de anotaciones. Tengo amigos en el Salón de la Fama y les deseo lo mejor. Deseo ser inmortal en ¨El Cielo¨ (con connotaciones Cristianas)…no en la Tierra.»

Habiendo sido candidato para exaltación en el Salón de la Fama cinco calendarios luego de su retiro en el 2007…votaciones para con su exaltación, por parte de los escritores de béisbol, han sido tan bajas como 13.9% en el 2020…cuando es necesario obtener 75%.

Se viene insinuando hace más de una década que en el Salón de la Fama ya hay varios peloteros que utilizaron esteroides indebidamente…¡sin recetas médicas! Estoy convencido de por lo menos tres.

En la charla antes mencionada, Sammy acepta que fue un error de su parte pedir no jugar en el último juego de su vida con Chicago en el 2004, ¨La vida me mostro que la paz y no estar envuelto en problemas era algo que tenía que aprender.¨

Por lo antes relatado, el propietario de los Cachorros de Chicago, Tom Ricketts, se ha mantenido firme en lo siguiente: «Si algún día él quiere regresar a Chicago (entiendo al Wrigley Field) él tiene que pedir perdón.»

Ricketts, a mi entender tendrá sus razones…pero no sabía que tenía el poder de exigir para que una persona entrase a un estadio en las Grandes Ligas….¡tenía que pedir perdón!

Por su parte, expresa Sammy en la antes mencionada charla, ¨Sé que algún día regresare a Chicago y mi final negativo quedara en el pasado.¨

En un aparte, traigo ante la consideración de ustedes una de las razones las cuales entiendo Dios me ha tenido en estos menesteres por tanto tiempo tratado de realzar la valía como seres humanos y atletas (peloteros) procedentes de América Latina que han jugado en las Grandes Ligas: Dicha entidad aun carece de un sistema solido–firme-consistente…de ayudar a estos peloteros en la adaptación al diario vivir en los Estados Unidos. Este sistema…este puente cultural…debe ser tomado muy en serio por el béisbol de Grandes Ligas y la Asociación de Peloteros.

En el presente figuras como Roger Clemens y Barry Bonds, han recibido incrementos en votaciones para ser exaltados en el Salón de la Fama, aun teniendo historiales ¨esteroidicos¨. La falta de respeto más grande que se ha ganado el béisbol de Grandes Ligas es el caso del nacido en Nueva York de raíces en la República Dominicana…Alex Rodríguez….gracias a ¨Major League Baseball¨…..a la prensa en todas sus manifestaciones de los Estados Unidos…como que lo desean canonizar y ¨convertirlo en nieto de alguno que otro santo¨, habiendo sido Alex el enemigo público más contundente de las Grandes Ligas hasta hace pocos calendarios. ¡Sin embargo, con todo lo escrito, en este servidor hay cupo para perdonar a Alex!

Estoy de acuerdo con dos gloriosos peloteros que fueron, al manifestar ellos, que no tienen problemas si peloteros exaltados al Salón de la Fama llevan un asterisco en su placa indicativo de que jugaron durante la ¨Era de los Esteroides.¨

¡Esos inmortales fueron Hank Aaron y Willie Mays! ¡Entiendo ellos han sabido perdonar!

No me las doy de sabio…ni de predicador…ni de cura…menos de espiritista o santero (aunque respeto a todos)….pero si Dios perdona…no entiendo como una gran cantidad de personas…entre ellas…miembros de la prensa en sus distintas manifestaciones, directivos en el béisbol de Grandes Ligas en todos sus niveles y miles y miles de fanáticos del béisbol no saben perdonar. Repito…respeto las opiniones de todas las personas aunque no esté de acuerdo

Desde el verano del 2000 no charlo o veo personalmente a Sammy Sosa. Eso fue en el Wrigley Field de Chicago y que aun habiendo experimentado situaciones difíciles lo sigo respetando y queriendo ante los ojos de Dios. ¡Sammy siempre me ha tratado con mucho aprecio y respeto!

A veces no es fácil perdonar a personas…lo confieso…pero manifiesto que es posible…en ese ¨tren me monté hace muchas décadas¨. Y sí, sea quien sea, continua perturbando mi vida…sencillamente le despido diciéndole, ¨Que te vaya bonito…ya te entregué a Dios.¨

Volviendo al béisbol de las Mayores: Exaltados en el Salón de la Fama hay peloteros de la grandeza de Babe Ruth, Ty Cobb y Mickey Mantle, que en paz descansen. Fueron meramente hombres que fueron tremendos peloteros…pero que siendo seres humanos no fueron perfectos y dicta la historia que sus conductas tuvieron capítulos mas ¨negros» que ser acusados de vínculos con esteroides.

Sin embargo, son recordados como si hubiesen sido santos y perfectos…¡esa es una gran, gran, gran falacia colectiva! Y lo que no comprendo son las razones por las cuales tantas personas siguen jorobando con Sammy Sosa:

Que si utiliza una crema facial para verse como una persona blanca debido a que se siente avergonzado de su piel negra.

Que si ha conducido grades fiestas, exclusivas para personas adineradas y famosas.

Percibo que la envidia y frustraciones de muchos son los motivos que conducen a dicha conducta de otras personas.

Al final…tal vez …Sammy…quien tiene residencias en la Republica Dominicana y el estado de Florida en los Estados Unidos, será premiado con el calor divino de Dios, mientras que sus detractores, tal vez, tendrán distintos rumbos.

(FOTOS)—En febrero del 1999, Sammy Sosa, con Juan ¨Igor¨ González, a la derecha, recibieron en el banquete anual de la Asociación de Escritores de Béisbol de América en Nueva York sus premios como ¨Jugadores Más Valiosos¨ de las Ligas Nacional y Americana, respectivamente, en el 1998. En el centro, Luis Rodríguez-Mayoral…a quien vemos con Sammy en el Wrigley Field de Chicago durante el verano del 2000.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba