Yadier Molina, otro coloso de la perdurabilidad

El 18 de mayo de 2016, en la victoria de los Cardenales de San Luis sobre los Rockies de Colorado, 2-0, Yadier Molina jugó las nueve entradas detrás del plato, estableciendo de paso, una nueva marca de entradas recibidas para un receptor de los Cardenales de San Luis con 12,334. Yadier, siguió sumando entradas detrás del plato y al concluir la temporada de 2019, se colocó en la cima entre los receptores con más juegos y entradas recibidas, para un mismo equipo en la historia de las Grandes Ligas.

La cifra de juegos detrás del plato de Yadier con los Cardenales asciende a 1,947 y las entradas recibidas a 16,327 2/3. Como diría Rafa Bracero: “Y la historia continúa”. A todas luces, Yadier seguirá sumando números a ambos récords.

Obviamente, las marcas de Yadier obedecen a que Iván Rodríguez, Carlton Fisk, Bob Boone, Gary Carter… militaron con más de una novena.

Entre los receptores, nuestro inmortal Iván Rodríguez es líder de todos los tiempos en juegos detrás del plato y entradas recibidas. A continuación, la lista de los receptores con más juegos detrás del plato:

  1. Iván Rodríguez         2,427
  2. Carlton Fisk              2,226
  3. Bob Boone                2,225
  4. Gary Carter              2,056
  5. Jason Kendall           2,025
  6. Tony Peña                1,950
  7. Yadier Molina            1,947

Ahora bien, de los 2,247 juegos de Iván, 1,426 fueron para los Vigilantes de Texas; los otros (1,001), para los Marlins, Detroit, Yankees, Houston y Washington.

En el caso de Carlton Fisk, jugó 1,455 para Boston y 771 para las Medias Blancas.

Bob Boone, jugó 1.095 con los Filis y el resto (1,130) para los Angelinos y Kansas City.

Gary Carter se puso los aperos luciendo la camisa de Montreal en 1,257 desafíos y los demás (799) con los Mets, San Francisco y Dodgers.

Jason Kendall, distribuyó sus juegos entre Pittsburgh, Oakland, Cubs, Milwaukee y Kansas City. Lo mismo ocurrió con Tony Peña; Pittsburgh, San Luis, Boston Cleveland, Medias Blancas y Houston.

Como vemos, aun cuando Iván encabeza la lista de juegos defendiendo la receptoría, Yadier encabeza la lista de todos los tiempos defendiéndola para un mismo equipo (1,947). Dicho sea de paso, Yogi Berra participó en 1,699 juegos como receptor de los Yankees.

Lo mismo ocurre con las entradas detrás del plato. Iván Rodríguez encabeza la lista de todos los tiempos con 20,348. A continuación, la lista de los receptores con más entradas detrás del plato:

  1. Iván Rodríguez       20,348
  2. Carlton Fisk            18,511.2
  3. Bob Boone             18,459
  4. Jason Kendall         17,478.1
  5. Gary Carter            17,368.2
  6. A.J. Pierzynski        16,335.1
  7. Yadier Molina         16,327.2
  8. Tony Peña             15,972

Vemos nuevamente, que aun cuando Iván encabeza la lista de más entradas detrás del plato, Yadier lo supera en entradas recibidas para un mismo equipo. De las 20,348 entradas de Iván, 11,944.1 se produjeron vistiendo el uniforme de Texas; las restantes 8,403.2 fue con los otros equipos que militó. Mientras, las 16,327.2 de Yadier se han producido para un solo equipo.

Yadier e Iván son referentes de calidad y perdurabilidad en la posición defensiva más difícil y compleja del béisbol.

La marca de entradas detrás del plato de Iván Rodríguez (20,348) luce insuperable. Rebasó las mil entradas o más, en 11 de sus 21 campañas; mientras que Yadier ha superado las 1,000 entradas o más detrás del plato en 11 de sus 16 temporadas. Evidentemente, será muy difícil para Yadier alcanzar o superar las entradas detrás del plato de Iván, por lo siguiente:

  1. Iván debutó en las Grandes Ligas a los 19 años con 205 días. Yadier debutó a los 21 años con 326 días. Iván tenía 39 años cuando participó en su vigésima primera y última campaña, en el 2011. Yadier tendrá 42 años si jugase 21 temporadas.
  2. Yadier entrará este año a su temporada número 17, si es que la pandemia que nos azota lo permite, y en el mejor de los escenarios, sería una temporada limitada en el número de juegos.
  3. Yadier nunca ha superado las 1,200 entradas detrás del plato en una temporada; su mayor cantidad fue de 1,176 2/3 en el 2009. Mientras que Iván superó las 1,200 entradas en tres ocasiones: 1,223 1/3 en el 1996, 1,208 1/3 en 1999 y 1,201 en 1997.
  4. Yadier cumplirá 38 años el próximo 13 de julio y necesita 4,020 1/3 entradas para superarlo. Ello implica que deberá promediar 1,000 entradas en cada una de las próximas cuatro temporadas, con el agravante que la del 2020 será más corta por el coronavirus. Asumiendo que luego de este año participe en cuatro temporadas adicionales, tendrá 39 años en su temporada número 18 (2021). A los 39 años, Iván participó en su vigésima primera y última temporada en el 2011 y estuvo detrás del plato en tan solo 304 2/3 de entradas.
  5. La jalda se empina porque Yadier tendrá 40 años en la temporada número 19 (2022), 41 años en la número 20 (2023) y 42 años en la que podría ser su temporada número 21 (2024).
  6. A ello hay que añadirle que en el 2019 y luego de cuatro temporadas consecutivas con más de 1,000 entradas detrás del plato en cada una de ellas (2015-2018), Yadier sufrió una severa lesión en un tendón de su dedo pulgar derecho que lo alejó de los diamantes. Aun así, alcanzó las 939.1 detrás del plato.

De igual manera, superar la marca de juegos detrás del plato de Iván (2,427), también luce cuesta arriba. Le faltan 480 juegos, lo que implica que tendría que jugar un promedio de 120 juegos durante las próximas cuatro campañas, incluyendo la limitada del “2020”, o 96 juegos por temporada si jugara cinco campañas adicionales; la última a los 42 años en el 2024.

No obstante, sí podría alcanzar el segundo lugar en la lista de juegos y entradas detrás del plato. Veamos.

Necesitaría 280 juegos adicionales para superar a Carlton Fisk (2,226). Ello implica 70 juegos por temporada durante las próximas cuatro campañas, lo que es plausible. Además, necesitaría 2,184 1/3 de entradas detrás del plato para superar a Carlton Fisk (18,511 2/3), lo que equivale a 546 entradas por temporada durante las próximas cuatro campañas, lo que también es plausible. No será fácil, pero si la salud lo acompaña, podría lograrlo. 

Mirando retrospectivamente, recuerdo con cariño cuando sus hermanos Bengie y José jugaban dentro del camerino de los Montañeses de Utuado, equipo con el que militaba su adorable padre Benjamín Molina. Benjamín era un bateador sobresaliente que solía agarrar el bate corto y defendía el segundo cojín y el bosque izquierdo. Acudía a los juegos con su esposa Gladys Matta y sus hijos Bengie y José; Yadier no había nacido todavía. De hecho, en el libro “MOLINA”, escrito por Bengie, la foto que precede al prólogo es la de su padre consumiendo un turno al bate en el viejo estadio Ramón Cabañas de Utuado.

A Yadier lo vi siendo un infante y luego, a los 16 años, cuando militó con los Tigres de Hatillo en la COLICEBA. Para ese entonces, yo fungía como vicepresidente de La Liga Central. Dios colme de bendiciones a esta hermosa familia que tanto lustre y prestigio ha brindado a Puerto Rico. En Utuado, los recordamos con cariño y admiración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba