Tema inevitable: El racismo y prejuicios en las Grandes Ligas

Soy escritor por eso de que Dios me regalo el don de la musa o ¨pinceladas angelicales¨…que de pronto invaden mi mente. No soy de los que escribe por eso de estar a la par con ciertas actualidades.

Sin embargo, mediante este ensayo que esta fuera de lo común con lo antes expresado, escribo acerca de una problemática dentro y fuera de los Estados Unidos que ha acaparado titulares internacionales a granel.

Para este servidor, ningún ser humano nace racista o prejuiciado, algo que le lleva al craso error, también, de las generalizaciones. ¡Eso no tiene cupo en el plan Divino de Dios!

Los canceres del racismo, el prejuicio y las generalizaciones son cultivados a temprana edad en el hogar y o en la calle.  Así analizo la vida entre otras cosas.

En el béisbol de las Grandes Ligas, aun en el 2020, esos males existen

Por ejemplo, el 15 de abril del 1947, en las Mayores se derribó la ¨barrera del color¨…cuando los Dodgers de Brooklyn le permitieron jugar al pelotero de piel Negra, Jackie Robinson.

Dicho acontecimiento, sin embargo, no erradico el racismo de ese nivel profesional.

En este ensayo traigo ante la consideración de ustedes algunos interesantes relatos por eso de que no se pierdan, totalmente, en la historia:

Ernest Hemingway, mundialmente famoso escritor nacido en el 1899 en Oak Park, Illinois, en su residencia en la Finca El Vigía a las afueras de La Habana, Cuba, durante la primavera del 1947, invitó a los Dodgers a una fiesta en su hogar.

Los Dodgers entrenaban antes de la temporada en la capital de Cuba. Y lo hacían pues ese próximo mes de abril, Robinson haría su histórico debut en el ¨Mejor Béisbol del Mundo¨. El motivo de entrenar en la Tierra de José Martí fue evitar que la prensa, con sus manifestaciones, ejerciera presiones indebidas a Robinson y a otros Negros allí presentes…Don Newcombe, Roy Partlow y Roy Campanella.

En la ultima biografía que poseo del receptor Campanella, publicada en el 2011 por la firma Simon and Schuster del autor Neil Lanctot, se relata que Hemingway hizo muy claro que no quería a los peloteros Negros en su hogar.

VICTOR PELLOT POWER

Víctor Pellot Power, mi hermano del alma ante Dios y para muchos el mejor defensor de la primera base en la historia me dijo varias veces, ¨Cuando fui al campo primaveral de los Atleticos de Philadelphia (1954 en West Palm Beach, Florida) el hotel (en una comunidad de Negros) estaba a dos millas de las facilidades del equipo.

¨Por ser Negro no se me permitía utilizar taxis y todos los días rumbo al parque y de regreso al hotel…tenía que caminar.

¨Ya en Kansas City (el equipo se mudó de Philadelphia a Kansas City para la temporada del 1955) yo vivía en un segundo piso de una funeraria en un sector para los Negros…debido al racismo.¨

SAN FRANCISCO 1964

Alvin Dark, dirigente de los Gigantes de San Francisco entre 1961-1964, fue de mentalidad racista según dicta la historia. En el 1964, prohibió a peloteros Latinos en su novena hablar en el idioma de Cervantes y escuchar música típica de sus culturas en el parque de pelota donde estuviesen.

Entre las víctimas se encontraban, Orlando Cepeda y José Antonio Pagan de Puerto Rico y los astros de la Republica Dominicana, Juan Marichal y Felipe Alou.

Su comentario más sucio…más estúpido…más bestial fue, ¨Ellos no ejecutan al nivel de los blancos en cuanto a agilidad mental.¨

Mientras que ellos eran de las figuras más sobresalientes del equipo en unión a los Negros Americanos…Willie Mays y Willie McCovey.

Tras la jornada 1964, Dark fue despedido como dirigente. Al pasar el tiempo…Dark le pidió disculpas a los peloteros. Sin embargo, durante su estadía como dirigente en San Francisco dejó ¨ver su lo negro de su alma.¨ O su estupidez.

Un dato muy curioso es que de Roberto Clemente, Orlando Cepeda, Juan Marichal, Víctor Pellot Power, Minnie Miñoso, Luis Aparicio, etc., y otras grandes figuras durante décadas anteriores de la América Latina he escuchado como confrontaron en racismo y los prejuicios.

En décadas más recientes, aunque el ataque basado en el racismo sigue latente, algunos peloteros Latinoamericanos me han manifestado que ellos jamás lo han experimentado y me pregunto que si estoy oyendo mal…. ¿o es que basado en el dinero fabuloso que ganan prefieren no aceptar esa malévola realidad?

Llevo ya medio siglo (1970-2020) vinculado al béisbol de las Grandes Ligas en distintas capacidades con Pittsburgh, Medias Blancas de Chicago, Texas y Detroit…al igual que como periodista y enlace que fui (de forma voluntaria) con los reinados de los Comisionados del Béisbol…Bowie K. Kuhn, Peter Ueberroth, Bart Giamatti y Fay Vincent.

En el ¨boulevard» que Dios pavimentó para este servidor en la presente vida he confrontado situaciones difíciles dentro y fuera del béisbol. El haber crecido en Puerto Rico, Panamá y Seattle, Washington…me permitió siendo bicultural y bilingüe desarrollar la habilidad de ¨leer personalidades y así descifrar situaciones difíciles¨…todo esto con un buen balanceado nivel de paciencia.

A nivel del béisbol de Grandes Ligas se me han formulado miles de preguntas estúpidas sobre mi procedencia, mi razón de estar en las Mayores, mi cultura, etc.

Siendo muy sincero: A nivel de las Mayores he confrontado situaciones difíciles debido a mis raíces, pues soy Boricua y Latino. Sin embargo, la mayor parte de las veces la fricción viene de los niveles secundarios en estructuras administrativas de los equipos. Los propietarios, lo gerentes generales y algunos miembros de la prensa están bien educados como personas y por su escolaridad colegial. ¡En ese grupo incluyo a los cuatro comisionados que han comprendido mi razón de ser en esa pelota grande!

Las ciudades más difíciles en ese renglón del racismo son Boston, Kansas City, Oakland y Nueva York…¡todo esto basado en experiencias personales!

En la gran, gran, gran mayoría de la veces…comprendiendo que estoy ante intelectos atrasados, por las razones que sean, simplemente les digo con mucho respeto, ¨No me haga más preguntas como esas….pregúntale a Dios y a lo mejor Él te contestara.¨

Para mí el racismo es una de las muchas pruebas que Dios le presenta a la humanidad y si esa prueba es superada… ¡más fácil será algún día reposar a Su Diestra eternamente!

He escrito ¨mi mente¨ para con ustedes…soy un hombre simple, no soy mejor que nadie, ni me las doy de intelectual. Como digo, soy Hijo de Dios, Ciudadano del Mundo y orgulloso de haber nacido en Ponce, Puerto Rico…¡como si hubiese nacido en África, Rusia o en un barco en medio del Océano Atlántico!

A veces pienso que mi vida es un gran regalo de Dios y que existo tratando de probar, entre otras cosas, que el poder del espíritu es más grande que el materialismo y otros males sociales.

Con suma humildad lo que trato de hacer todos los días de mi vida es aportar en lo que pueda a mejorar, aun siendo imperfecto, a la conciencia colectiva de la humanidad.

Estamos en el 2020…el globo terráqueo sigue dando vueltas…aunque en un detente debido al ¨Virus Corona de China¨ el béisbol de Grandes Ligas existe…y siguen latentes el racismo y los prejuicios. ¡Esa es aun…una muy triste realidad!

Desde el 1947…el béisbol de las Grandes Ligas ha intentado mejorar las relaciones sociales con o a favor de la raza Negra….pero a pesar de sus deseos, ese cáncer aún vive con ferocidad en ese béisbol…dentro y en su alrededor. A veces pienso que es algo como una gran teatro a nivel de Broadway en Nueva York o como digo con relación a mi Puerto Rico a nivel del Teatro Tapia en San Juan. El mal no está en el béisbol de Grandes Ligas…el mal está a nivel mundial en la humanidad, en su educación…en sus enfoques religiosos.

(FOTOS)—-A la izquierda, Luis Rodríguez-Mayoral, el colega fenecido Víctor M. Marchand y en su silla de ruedas el receptor miembro del Salón de la Fama…Roy Campanella…en el Yankee Stadium de Nueva York durante el verano del 1979. A derecha, Víctor Pellot Power con Luis frente a la casa alcaldía de Lenexa, Kansas, durante la temporada del 1985.

1 comentario en “Tema inevitable: El racismo y prejuicios en las Grandes Ligas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba