Tres boricuas en salones de la fama de Texas

Hace treinta y dos anualidades, cuando los Rangers de Texas nombraron a este servidor a su elenco ejecutivo en materias de relaciones públicas, la verdad del caso es que necesitaban un «puente cultural» para facilitar la solución existente ante la realidad del incremento en su equipo de talento de la América Latina.
El anuncio oficial del nombramiento, por parte del equipo, fue dado a conocer el lunes, 9 de marzo del 1992.
Entre otras cosas, la posición fue creada para ayudar en la transición cultural de algunos de los peloteros en el «roster» de Grandes Ligas en y fuera del terreno de juego…para ayudarles con el idioma de Ernest Hemingway…en materias de relaciones con miembros de la prensa…en relaciones con las fanaticadas y en el diario vivir en la comunidad (familiares inclusive).
Los títulos de mis labores fueron Asistente Vicepresidente de Relaciones Públicas, Director de las Transmisiones Radiales del Equipo (en nuestro idioma) y finalmente Enlace en Materias de la América Latina. Sin embargo, dada las experiencias de este servidor en materias como «escucha analítico» de peloteros en la Liga de Beisbol Profesional de Puerto Rico durante más de una década con los Piratas de Pittsburgh y Medias Blancas de Chicago en el periodo de 1972-1980, también serví en ocasiones como asesor, cuando así me lo pedían. en materias beisboleras.
(Mis pasadas experiencias en los medios noticiosos en y fuera de Puerto Rico…narraciones radiales de partidos de Grandes Ligas, la implementación en el 1970 del «Dia del Pelotero Latinoamericano» en las Mayores, mis experiencias en operaciones de beisbol con Arecibo y San Juan, al igual que mis solidos vínculos con la Oficina del Comisionado del Beisbol en Nueva York…todo ese historial hizo posible mi nombramiento con los Rangers.
O sea…mi ruta en el Beisbol de Grandes Ligas fue «pavimentada por Dios”…Siempre he sido «Su Instrumento». Agradecería, con el mayor respeto a las personas que sean, que intenten comprender lo que acabo de escribir.
Sin embargo, una de mis labores predilectas fuera de temporadas regulares, mayormente, fue ser miembro del «buro de oradores» del equipo en comunidades, tanto Anglosajonas como Hispanas…en y fuera del «Metroplex de Dallas, Texas.
Lo expresado anteriormente vino como consecuencia de la movida gerencial del equipo por parte de su más activo propietario George W. Bush, de su Gerente General, Tom Grieve, al igual que de la directriz en relaciones públicas a cargo de John Blake.
LA GRAN RAZÓN
La gran razón, repito, de mi nombramiento fue la siguiente: Desde varias anualidades la gerencia del equipo sabía que el talento procedente de América Latina en sus clasificaciones menores era bueno y que con grandes posibilidades habría de establecerse en relativamente poco tiempo a nivel de las Grandes Ligas.
En el 1992, mi primera temporada, en su roster de 25 peloteros a nivel de las Grandes Ligas el equipo tuvo a 12 Hispanos durante gran parte de la jornada…o sea un 48%.
Fueron ellos Julio Franco de la Republica Dominicana…José Canseco y Rafael Palmeiro de Cuba…Cristóbal Colon y Danny León de Venezuela y los de Puerto Rico…Mario Diaz, Juan «Igor» González, José «Chevel» Guzmán, Edwin Núñez, Iván Rodríguez, Rubén Sierra y Dickie Thon.
No todos necesitaron mis asesoramientos…eso lo hago muy claro. Sin embargo, la idea original del equipo fue muy bien aceptada…por las «otras caras» de la moneda…los de la cultura Americana que lo pudieron apreciar en grande.
Así pues, inclusive el «Salón de la Fama» en Cooperstown, Nueva York, reconoce que este servidor fue el primer «Enlace En Materias de la América Latina» oficial de equipo algún en la historia de las Grandes Ligas.
En el presente se estila que muchos equipos en las Mayores tengan personas en esa especialidad en sus nóminas.
(TRES «RANGERS» BORICUAS HONRADOS EN TEXAS)
Hace algunas semanas anduve por las afueras del «Globe Life Field», hogar de los Rangers, aquí en Arlington, y pude apreciar el monumento con placas alusivas de tres «Boricuas» que han sido exaltados a su «Salón de la Fama».
Son ellos en orden alfabético…Juan «Igor» González, jardinero derecho, (2015)…Iván Rodríguez, receptor, (2013) y Rubén Sierra, jardinero derecho, (2009).
Ellos, además, ha sido exaltados al «Salón de la Fama del Beisbol» del Estado de Texas en el presente siglo.
Iván Rodríguez igualmente fue exaltado al «Salón de la Fama de las Grandes Ligas» en Cooperstown, Nueva York, en el 2017.
Pienso que para nuestra querida isla…»Borinquen»…es un gran honor que tres de nuestros peloteros estén inmortalizados por un equipo de las Grandes Ligas.
En silencio a Dios le doy las gracias por haber pavimentado en mi vida un «Boulevard Peloteril» mediante el cual he experimentado tantos momentos inolvidables con esos tres astros que fueron en «El Mejor Beisbol del Mundo».
Para los que no entiendan…con el mayor de los respetos…repito…»Mi vida dentro y fuera del beisbol ha sido una creación de Dios…siendo yo «Su Instrumento». Este servidor no ha sido el creador de mi vida.»
(FOTOS—-En la foto superior, Luis Rodríguez-Mayoral al lado de la placa que conmemora la exaltación al «Salón de la Fama» de los Texas Rangers de Juan «Igor» González. Luego abajo a la izquierda Rubén Sierra, Rodríguez-Mayoral y Julio Franco en Arlington, Texas en el 1989 y finalmente en el 1999…»Igor» González, Luis e Iván Rodríguez en el Yankee Stadium de Nueva York.
Créditos respectivos para las fotos en el orden descritas son para «MCM-Photos», Lou Requena y Linda Kaye.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Este contenido está protegido
Ir arriba