Willie Mays defendió a los latinos y negros de forma silente

A Dios le agradezco que me permitió ser bilingüe y bicultural desde bien temprano en mi vida. Residiendo en Panamá al borde de arribar a mi adolescencia en los 1950 logre solidificar me mente en muchos aspectos.

La intervención de los Estados Unidos en la construcción del Canal de Panamá comenzó en el 1904, tras Francia abandonar su iniciativa que comenzó el  1881 debido a la Fiebre Amarilla.

Buscando trabajadores que hablasen inglés, Estados Unidos abrió el paso para emplear manos de obra de las Antillas Menores donde en muchas de esas islas se hablaba dicho idioma.

Debido a lo anteriormente expresado, se supone que en la historia de las Grandes Ligas, procedentes a Panamá, vemos los nombres, por ejemplo, de Webb Clarke, Bill Haywood, Roberto Kelly, Allan Lewis, Ivan Murell, Ben Oglivie, Adolfo Phillips, Bobby Prescott, Dave Roberts, Humberto Robinson, Rennie Stennett, Ramón Webster, Pat Scantleberry y Rod Carew.

Mi escuela en Colón, Panamá, estaba a pocos pasos de algo como un conglomerado de sencillos negocios y en tiempos libres esperando transportación hacia mi hogar me percate que la mayoría de ellos eran de personas provenientes de distintas partes del mundo…todo como consecuencia del Canal de Panamá.

El precioso Istmo de Panamá era y es como una rica ¨ensalada de culturas¨. Allí me convencí que todo ser humano es creado como Hijo de Dios. Todo esto, inmaterialmente de apariencias físicas, idiomas, culturas y nacionalidades.

Ya a los doce calendarios de vida comprendí la estupidez del racismo y el prejuicio…que en la Zona del Canal, a esa edad, confronte, sutilmente, en el plano personal.

Por ende hace ya unos 65 calendarios no temo expresar mi sentir en cuanto a la igualdad y el valor de cada ser humano, al igual que el respeto que merece sin considerar fama, riquezas o niveles intelectuales.

Willie Mays fue un TREMENDISIMO pelotero con los Gigantes de Nueva York y San Francisco, como con los Mets de Nueva York, entre el 1951 y el 1973. Fue representante en 24 ¨Juegos de Estrellas» por la Liga Nacional y exaltado al Salón de la Fama en el 1979. Fue un pelotero completo en todo el sentido de la palabra.

Willie Mays y Alvin Dark (SFGate)

Entre el 1961 y el 1964, Alvin Dark dirigió a San Francisco y en sus filas contaba con grandes figuras Negras como el propio Mays y Willie McCovey, al igual que peloteros de la América Latina como los Boricuas Orlando Cepeda y José Antonio Pagán y los procedentes de la Republica Dominicana Juan Marichal y los hermanos Felipe y Mateo Alou.

Dark nació en Comanche, Oklahoma, el 7 de enero del 1922. Ninguna criatura bella creada por Dios llega al globo terráqueo siendo racista o prejuiciada. Aparentemente, esos canceres sociales Dark los aprendió en su hogar o en la calle.

Al llegar a dirigir a los Gigantes, se entiende no estaba muy a gusto dirigiendo, entre otros, a los peloteros ya mencionados que no eran blancos de cachetes rosados y con ojos azules. Poco a poco su educación con matices racistas, según sus acciones, salió a flote y comenzó a atacar a dichos peloteros.

Según dicta la historia, Dark no respetaba a los Negros y Latinos…no permitía música latina en el vestidor del equipo…no permitía que se hablase en idioma de Cervantes entre los peloteros Hispanos…los Negros e Hispanos tenían sus cubículos (vestidores) en una esquina apartados de los peloteros Anglosajones…finalmente, decía Dark que dichos (muy buenos) peloteros no jugaban a la par con los blancos.

En una ocasión, escribió el en 1998, el colega Herb Fagan según un relato de un pelotero, que Harvey Kuenn y Don Larsen llegaron un día borrachos al estadio formando un ¨revolú¨ y Dark culpó a los Latinos. Además, se dice que Dark les acusaba de ser estúpidos…se dice, también, que se expresaba de maneras impropias de Mays y McCovey. Finalmente, en el 1964, los Gigantes lo sacaron de su reinado.

En su biografía (24 Historias de su vida y Lecciones del Muchacho ¨Say Hey¨, escrita por John Shea) publicada ayer 12 de mayo del 2020, Willie Mays comenta que, ¨Un día en Pittsburgh (estando bien cargado el ambiente racial creado por Dark), me reuní con los Latinos en el hotel…les hable y les convencí para que no rechazaran a Dark (por su propio bien y entiendo por el bien del béisbol).  ¨Les dije que ellos no jugaban para Alvin Dark…que ellos jugaban para el equipo. Que Alvin no era el que firmaba sus cheques…Horace Stoneham (el propietario del equipo) los firmaba.¨

En resumidas cuentas, por mucho tiempo, Dark intentó mejorar su situación y en vida les pidió perdón a los peloteros que fueron sus víctimas.

Willie Mays educó a Alvin Dark con relación a las diferencias culturales, de idiomas y entiendo lo llevo a comprender sus errores. Por lo que se me ha informado…los peloteros Latinos y los Negros perdonaron al que fuese su dirigente.

Mays, como he analizado y conversado con otras personas, durante sus días de gloria no, necesariamente, fue un Martin Luther King, Jr….la figura emblemática del Siglo 20 con relación a la guerra intelectual contra el racismo.

Al pasar el tiempo, creo que Mays triunfó ante dicho cáncer social con su ejemplar y genial carrera como pelotero, con su estilo de vida respetuoso y con sus filosofías.

En Easley, Carolina del Sur, el 13 de noviembre del 2014, a los 92 calendarios de vida….Alvin Dark hizo se transición espiritual hacia la diestra de Dios. ¡Se le desea reposo eterno!

(FOTO)—-Willie Mays, en sus dias de gloria con los Gigantes de San Francisco, le brindó a las Grandes Ligas una lección con relación al racismo y el prejuicio que aun late, no tan contundentemente, como hace muchas, muchas décadas en los Estados Unidos y en el globo terraqueo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba