Yadier Molina: comprendo bien su sentir

En el 1957 la firma de efectos deportivos ¨Rawlings» estableció un premio muy codiciado por la clase peloteril a nivel de las Grandes Ligas…¨El Guante de Oro¨ otorgado por excelencia defensiva en cada una de las nueve posiciones.

En dicha anualidad se otorgaron sin distinción de la Liga Americana o Liga Nacional. En otras palabras…se entregaron a nueve peloteros, inmaterialmente, del circuito en el cual jugaban.

El primer pelotero de la América Latina en ser honrado fue el orgullo de Cuba, Orestes ¨Minnie¨ Miñoso, quien lo ganó luciendo el uniforme siendo jardinero de los Medias Blancas de Chicago en el 1957.

El primer Boricua en ser honrado fue el primera base de los Indios de Cleveland en el 1958…Víctor Pellot Power.

Por muchas anualidades estos honores fueron seleccionados por los dirigentes de equipos en las Mayores y por los adiestradores (coaches)…pues por razones obvias estaban sobre los terrenos de juego a lo largo de cada temporada y en respeto a su intelecto peloteril.

Estamos en el 2020…la ¨era de los expertos, muchos de ellos que solamente jugaron con pelotitas..color chocolate…cuando estaban en sus respectivas cunas¨. Estamos en la ¨era¨ de fórmulas matemáticas-científicas y de ¨científicos¨ que son ¨sabios¨ en materias del juego de pelota.

Ahora, en el 2020, ellos son los que decidirán quienes son los mejores fildeadores en las Grandes Ligas. Por ende ¨Rawlings¨ ha delegado en la importante entidad ¨SABR¨ (Society of American Baseball Researchers)—(Sociedad de Investigadores de Béisbol de América) el seleccionar los ganadores de los Guantes de Oro.

MUY IMPORTANTE: ¨SABR¨— ¡La fórmula para seleccionar a los ganadores de los ¨Guantes de Oro¨ de ahora en adelante es una no divulgada!

No voy a entrar en un análisis profundo, pero voy a informar lo siguiente sobre los candidatos a ganar el premio en la receptoría en el 2020 en la Liga Nacional…estos son datos básicos, pero importantes:

Tucker Barnhart de Cincinnati: Fusiló 36% de corredores que intentaron robar bases…no cometió error alguno en 36 partidos e incurrió en 2 ¨passed balls¨ (pelotas que se le escaparon y que produjeron actividad positiva en contra de su equipo. Recibió 272.1 entradas.

Willson Contreras de Chicago: Fusiló 35% de corredores que intentaron robar bases…cometió 2 errores en 41 partidos sin incurrir en ¨passed balls¨. Recibió 324.1 entradas.

Jacob Stallings de Pittsburgh: Fusiló 33% de corredores que intentaron robar bases…cometió 5 errores en 42 partidos e incurrió en 3 ¨passed balls¨. Recibió 345.1 entradas.

Yadier Molina de San Luis: (No elegible para el premio en el 2020) Fusiló 45% de corredores que intentaron robar bases…cometió 5 errores en 42 partidos e incurrió en 3 ¨passed balls¨. Recibió 337.1 entradas.

Se informa que, obviamente, la firma ¨Rawlings¨ elimina el voto humano y ahora favorece un sistema analítico basado en el mundo de los métricos.

Iván Rodríguez y Johnny Bench

Para ser un buen receptor, entre otras cosas, se tiene que poseer un intelecto muy especial relacionado con posicionar en ocasiones a jugadores fildeando…hay que saber pedirle a los lanzadores los lanzamientos a ejecutar a los distintos bateadores de acuerdo a la situación del juego y a las debilidades y fortalezas de cada cual…hay que ser algo como ¨psicólogo o psiquiatra¨ para bregar con la mentalidad de los lanzadores. Esas cualidades no pueden ser analizadas por sistemas métricos.

En mi apreciación, la forma de analizar la labor de los receptores basada en métricos no me cuadra en la mente…aún más cuando la posición más difícil de ejecutar física y mentalmente es, precisamente, la del receptor.

Por lo que entiendo, la firma ¨Rawlings¨ ha ignorado a partir del 2020 la reputación y pasados logros de los receptores y demás peloteros. Lo acepto y comprendo que dicha firma auspicia la premiación…pero se me hace un tanto difícil que un sistema métrico este imperando…pues ese sistema no ¨juega pelota¨ y con múltiples análisis está ignorando en muchos aspectos el importante factor humano que existe en el juego.

Hace ya algún tiempo he captado la realidad de que a muchísimos fanáticos les importa un comino los análisis modernos, al igual que a muchos peloteros retirados y activos…gloriosos o simples soldados del juego.

Lo que si no puede cambiar en el caso de Yadier Molina es que su labor histórica detrás del plato no puede ser prostituida…con sus indumentarias de receptor está dejando obras maestras que le llevaran, cinco anualidades luego de su retiro, a la inmortalidad peloteril en el Salón de la Fama del Béisbol en Cooperstown, Nueva York.

Sus nueve Guantes de Oro hasta el presente representan magníficos logros y no olvidemos que en cuatro temporadas ha ganado el muy, muy, muy codiciado ¨Guante de Oro de Platino¨ gracias a ¨Baseball Almanac¨ y a la propia firma ¨Rawlings¨ como el mejor pelotero defensivamente hablando (2011-2012-2014-2015) en todo el béisbol de Grandes Ligas…esto incluye a todas las posiciones ejecutando con el cuero en la mano.

En cuanto a receptores en la historia de Grandes Ligas solamente los 13 ¨Guantes de Oro» de Boricua, Iván Rodríguez y los 10 de Johnny Bench superan a Yadier. ¡Los tres, para mí, han sido ¨Picassos¨ de la receptoria!

Este ensayo está basado en ¨cómo veo¨ las cosas y de ninguna manera representa mi deseo de imponer mis opiniones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba