Recordando el batazo de Bill Mazeroski en la Serie Mundial de 1960

Roberto Clemente custodiando el RF en el espacioso Forbes Fields.

A pocas millas al sur de Atlanta, Georgia, me encontraba en el auto con mis padres aquel jueves, 13 de octubre del 1960. Estimo serían las 3:30–4:00 de la tarde y estábamos escuchando por radio el séptimo juego de la Serie Mundial entre los Yankees de Nueva York y los Piratas de Pittsburgh en el ¨Forbes Field¨, hogar de estos últimos.

(Brevemente regreso a mi escritorio…aquí en mi residencia en las afueras de Dallas, Texas e informo que la Serie Mundial 2020, que comienza este próximo martes, será la edición 116 en la historia del ¨Mejor Béisbol del Mundo¨…habiendo ganado la Liga Americana 66 y la Liga Nacional 49.)

La Serie Mundial es un clásico que millones y millones de fanáticos esperan anualmente con muchas ansias. A la vez, dicho clásico trae envuelto un sentir de tristeza…pues los ¨adictos positivamente¨ al gran juego… ¡saben que no habrá acción hasta los campos primaverales en febrero del 2021!

Es algo como estar ante la presencia de un enorme desierto sabiendo que hay que cruzarlo para ¨beber¨ agua beisbolera.

Retornando al auto con mis padres…el juego número 7 de la Serie Mundial 1960, al llegar la parte baja de la novena entrada está empatado a 9 carreras por equipo.

A batear vino el segunda base de los Piratas, Bill Mazeroski, nacido en Wheeling, Virginia Occidental y contando con 24 anualidades de vida. El bateador derecho de 5 pies y once pulgadas de estatura le conectó un jonrón al lanzador derecho de los Yankees, Ralph Terry, dejando sobre el terreno de juego a los contrarios.

Desde ese histórico jonrón han transcurrido seis décadas y todavía se habla de la victoria Pirata 10 carreras por 9.

El juego tuvo duración de 2 horas con 36 minutos ante 36,683 fanáticos.

No podemos olvidar que el jardinero Boricua de los Piratas, Roberto Clemente, en la octava entrada conecto una rola en ¨machucón¨ entre la primera y la segunda base que impulso a Bill Virdon habiendo dos ´outs´ para mantener vivas la esperanzas de su equipo frente al lanzador derecho, Jim Coates.

El jonrón de Mazeroski en la novena entrada por mucho superó los esfuerzos del jardinero izquierdo de los Yankees, Yogi Berra, para atraparlo. Entre los 1970 y tarde en los 1990 en Nueva York y en Dallas entable una sencilla relación con Berra y en un banquete cuando estaba con los Rangers aquí en Texas le pregunte como se había sentido al ver el jonrón de Mazeroski superar la verja del jardín izquierdo y manifestó con la sencillez que siempre le acostumbro algo como, ¨Sabia que le había pegado bien a la bola y cuando la vi superar la verja sabía que para nosotros sería un triste viaje de regreso hacia Nueva York.¨

La historia dicta que el gran jardinero central de los Yankees, Mickey Mantle, lloró luego de la derrota. El dirigente de los Yankees, el legendario Casey Stengel, jamás volvió a mando del histórico equipo.

Bill Mazeroski siendo entrevistado por Luis Rodríguez-Mayoral tarde en la década de los 1980 en Anaheim, California y a la derecha Mazeroski con su número 9 y Roberto Clemente con número 21 en las postrimerías de sus gloriosas carreras entrada ya la década de los 1970. Mazeroski en el 2001 y Clemente en el 1973 fueron exaltados en el Salón de la Fama del Béisbol en Cooperstown, Nueva York.

Gracias a Roberto Clemente conocí a Mazeroski allá para el 1971. Mi apreciación de Mazeroski es que es un hombre noble y amable que al escribir estas líneas tiene 84 anualidades y 43 días de vida.

En una ocasión, tarde en la década de los 1980, en charla grabada antes de un ¨Juego de Estrellas del Pasado¨ en Anaheim, California, manifestó mientras recordaba aquel histórico jonrón en la Serie Mundial 1960, ¨Roberto con su ´hit´ por el cuadro interior mantuvo vivo a los Piratas…sobre el jonrón recuerdo que hice buen contacto y al llegar a la primera base ya sabía que era decisivo…pero jamás pensé que (a 29 anualidades del momento) todavía se está hablando del mismo.¨

Incongruencias de la vida…improbables beisboleros: (Pittsburgh gano la Serie Mundial 1960 en 7 juegos…sin embargo, los Yankees anotaron 55 carreras…los Piratas solamente 27…los Yankees batearon 91 imparables con promedio ofensivo de .338, mientras que los Piratas lograron solamente 60 imparables promediando ofensivamente .256.) Increíble, hasta ciento punto…¡pero cierto!)

Otro dato interesante es que por primera vez en la historia de las Grandes Ligas el premio al ¨Jugador Más Valioso de la Serie Mundial» fue otorgado a un miembro de equipo perdedor…ese fue el segunda base de los Yankees, Bobby Richardson, por batear .367 con 2 dobles, 2 triples y un jonrón…mientras anotaba 8 carreras e impulsaba 12.

No veo en persona a Bill Mazeroski hace una veintena de anualidades. Sin embargo, vive de forma vitalicia en mi memoria desde aquella tarde en el auto con mis padres a poca distancia al sur de Atlanta, Georgia…hace ya seis décadas completas.

A Dios…y al gran Roberto Clemente…les vivo agradecido de haberme regalado una simple, pero impactante relación, con Bill Mazeroski…el que ha conectado, posiblemente, el jonrón más histórico en la historia de Series Mundiales.

Tal vez pocos…muy pocos saben de lo acontecido luego del histórico jonrón de Bill Mazeroski en el 1960. Corría el invierno Boricua 1970-1971…jamás olvido que con amplia sonrisa de ¨chico malévolo¨ Roberto me dijo, sentados en una mesa en el ¨Bankers Club¨ en Hato Rey, Puerto Rico, en el piso más alto del Banco Popular: ¨Al salir del ¨clubhouse¨ de los Piratas luego del jonrón de Mazeroski…pasé por su ¨locker¨ y me llevé uno de sus guantes como recordatorio de la victoria en la Serie Mundial 1960 y de su batazo. Entonces me fui a las afueras del Forbes Field a compartir con muchísimos fanáticos y finalizamos en el Schenley Park que estaba bien cerca. Me sentí como uno de los fanáticos…no como un pelotero…y compartí alegremente con ellos.¨

En la Serie Mundial de 1960…Roberto Clemente participó en los 7 juegos conectando 9 sencillos en 29 turnos al bate para promedio de .310, anotó una carrera e impulso tres. Al batear imparables en cada uno de los juegos, comenzó una racha de conectar por lo menos un imparable en los 14 juegos de su historial en dos Series Mundiales.

2 comentarios en “Recordando el batazo de Bill Mazeroski en la Serie Mundial de 1960”

  1. Yo tenía 2 años y medio, supe de esto ya de adulto, pero vivo ese momento como si huiera estado ahí, lo he visto en youtube y la emoción es como si fuera ese día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba