El hijo olvidado de Jackie Robinson

El jueves, 17 de junio del 1971…a las 2:30 de la madrugada un aparatoso accidente automovilístico, mientras se dirigía al hogar de sus padres en Stamford, Connecticut, le costó la vida al conductor.

El mismo fue en el Parkway Merritt cercano a la Ruta Estatal 123. El impacto contra una verja fue de tal magnitud que el motor del auto MG amarillo quedo a unos 100 pies del chasis del auto.

La causa de muerte fue reportada como la rotura del cuello del hombre de piel negra. Sin embargo, su físico estaba libre totalmente de drogas y bebidas. Las autoridades indicaron que se había quedado dormido en el volante.

El conductor fue identificado como Jackie Robinson, hijo, en honor a su padre…quien en el 1947 rompió la barrera de color en el béisbol de las Grandes Ligas con los Dodgers de Brooklyn. Su madre, Rachel, quien era profesora de psicología en la Universidad de Yale, cumplirá 99 anualidades de vida este próximo 19 de julio.

Jackie Robinson y su hijo, Jackie Jr.

Jackie nació en Los Ángeles, California, el 9 de noviembre del 1946 y a punto de graduarse de la Escuela Superior Rippowan en Norwalk, Connecticut, abandono sus estudios e ingreso en el Ejercito de los Estados Unidos.

Al poco tiempo se encontró en el frente de batalla en Vietnam…buscando, como así lo deseaba, disciplina en el plano personal.

En el frente de batalla mato a varios contrarios, jóvenes como el…se traumatizo…e inclusive recibió un tiro en el fondillo. Allá, también, se convirtió en adicto a las drogas…mayormente de la heroína.

De regreso a los Estados Unidos, el joven que no tuvo interés en ser pelotero como su padre, ingreso en el programa de rehabilitación ¨Daytop¨ en Seymour, Connecticut. Allí superó el mal que confrontaba e inclusive se convirtió en uno de sus directores. Sus experiencias en el mundo de las drogas y el don del habla que poseía le sirvió para ser emulado por los aun ¨amarrados¨ a las drogas con los cuales trabajaba.

En ciudades cercanas como Hartford, New Haven y Waterbury, Jackie le sirvió encomiablemente a ¨Daytop¨ en sus asignaciones.

Mi hermano que fue desde el 1973 hasta su muerte el 6 de febrero del 2020, Roger Kahn, laureado escritor norteamericano, me habló de la figura de Jackie hace tanto, tanto tiempo…pues él y Jackie, el pelotero, fueron amigos muy cercanos desde la primavera del 1952.

En grabación en nuestros archivos que data del 1985, relata, ¨Estuve presente el servicio fúnebre de su hijo el 21 de junio del 1971. Fue en la Iglesia Bautista Antioch en Brooklyn.¨

¨Su hermano David (hoy de 68 anualidades de vida y durante muchísimo tiempo un exitoso granjero en Tanzania, África Oriental) tuvo a su cargo la despedida. Fue algo muy emotivo. ¨

¨Al ver su cadáver pensé lo que quedó preso en su cerebro…lecturas de mentes como las de Gibran…música de ¨jazz¨ como la del flautista Herbie Mann….el racismo…las muertes en Vietnam…las drogas…un abrazo de su padre…su libertad como hombre que, tal vez, le trajo su muerte.¨

Tras una pausa, dice Kahn en la entrevista, ¨Aun recuerdo cuando al despedirme esa tarde de Jackie…con lágrimas en sus ojos me apretó bien fuerte mi antebrazo derecho.¨

(NOTA: Jamás conocí a Jackie Robinson, pero en varias ocasiones he compartido brevemente con su hija, Sharon, oficial de la Oficina del Comisionado del Béisbol de las Grandes Ligas.)

Los restos de Jackie Robinson Jr. están enterrados a la diestra de su padre (lápida del medio) en el Cementerio Cypress Hills en Brooklyn, Nueva York.

(FOTOS—A la izquierda, Luis Rodríguez-Mayoral con su buen amigo de décadas…el connotado escritor, Roger Kahn, en San Juan, Puerto Rico, durante el verano del 1973 y a la derecha el hijo de Jackie Robinson en plenitud de vida…el hijo olvidado.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba