Entrelazados Roberto Clemente, Juan Veintidós y Jon Matlack

La mayoría de los fanáticos tienen grabado en su mente el hit 3,000 de Roberto Clemente.  Es más, pueden recordar la narración completa del Inmortal Felo Ramírez. «Preparado Matlack.  Hace el ‘wind up’.  Ahí va el lanzamiento, le tira y ahí va una línea tremenda  entre ‘left’ y ‘center’.  La bola pica, va a dar contra la pared.  El hit número 3000, lo logró, lo logró, un doble de Roberto Clemente contra la pared del ‘leftcenter’ como él lo quería, limpio completamente entre dos al segundo lanzamiento del zurdo Jon Matlack».  Este fue el último hit pues tres meses después, moriría trágicamente. 

Pero, ¿cuándo fue su último hit en Puerto Rico?  Retrocedamos a la temporada 1970-71.  Roberto había firmado contrato para dirigir a los Senadores de San Juan.   El 21 de diciembre, en la Cena Navideña que ofrecía la Liga de Béisbol Profesional de Puerto Rico en un restaurante del Área Metropolitana, se anunció que los Senadores de San Juan habían activado a Roberto Clemente y que pronto estaría jugando para ayudar a su novena.  Por otra parte, en esa misma actividad, se informó que Mayagüez y Caguas realizaron un canje: los Indios recibieron a Rusty Torres, Neftalí Mora y Juan Veintidós por Ramón «Mon» Hernández y Ángel Luis Alcaraz.  Me llamó la atención la fecha que se anunciaron ambos movimientos.  El 21 seguía a Roberto.

Al siguiente día, Clemente fue notificado por el Presidente de la Liga, Lcdo. Guigo Otero Suro, que estaba suspendido por siete días debido al incidente que tuvo con el árbitro John Ross en partido celebrado el 19 de diciembre frente a los Cangrejeros de Santurce.  Esto atrasó su entrada como jugador.  El experimentado «coach» Nino Escalera, estaría como dirigente interino.

Cumplida la suspensión, Clemente debutó el 12 de enero contra Santurce.  Falló en un turno como bateador emergente.  El 16 de enero de 1971, los Senadores se enfrentaban a los Indios  y Clemente escribió su nombre en la alineación, quinto en el orden de bateo.  El lanzador contrario sería el derecho Juan Veintidós. 

Natural de Cayey, Veintidós, con estatura de seis pies y 180 libras de peso, fue firmado por Nino Escalera para los Mets de Nueva York cuando contaba 17 años de edad.  Venía de jugar en la Liga Instruccional, y antes, vio acción con el Pompano Beach de la Liga Florida State, clasificación A.  Tuvo récord de 12-11, 2.44 de efectividad, 134 ponches y 88 bases por bolas en 188.0 entradas lanzadas.  Según Héctor Valle, quien fue su receptor en Mayagüez, Veintidós era «bien efectivo, tenía mucho coraje, tiraba mucho strikes.  Su repertorio constaba de recta, curva y cambio.  Era un lanzador muy controlado».  

Como era costumbre, se anunciaron las alineaciones por los altoparlantes.  Veintidós tendría la oportunidad de enfrentarse al mejor jugador latino del momento.  Ya en la loma de lanzar, el joven serpentinero vio a Roberto aproximarse a la caja de bateo, no sin este realizar antes su ritual de movimientos de la cabeza.  Luego se acomodó bien afuera del plato, como era su costumbre y ahí estaba Veintidós mirando a Clemente.  Muchas cosas pasaron por su mente.  «Recuerdo que era un sábado por la tarde en el Estadio Hiram Bithorn.  Enfrentarme por primera vez a un pelotero del calibre de Roberto, que había sido uno de mis ídolos, es algo que uno no olvida.  Yo quería lucir bien y sacarlo de out». 

En su primer turno, Veintidós eliminó a Clemente.  En la cuarta entrada, Clemente vino a su segunda aparición al plato.  Como lo había dominado en su turno anterior, Veintidós cogió un poco de confianza  y cometió un error.  «Le lancé una recta y Clemente conectó un avión por encima de la tercera base, Chito Ríos, y llegó a segunda». 

Ese fue el último imparable de Clemente en Puerto Rico, su número 621 (de nuevo).   Yo tenía mucha curiosidad por conocer cómo se sentía Veintidós al conocer este dato histórico e inédito.  Cuando le hice la pregunta sentí una pausa momentánea, fracción de segundo, y una contestación sincera: «No sabía que ese había sido el último hit de Clemente en Puerto Rico.  Me coge por sorpresa.  Para mí es un privilegio».

Veinte meses después, septiembre de 1972, Clemente conectó su hit final en las Grandes Ligas, y para seguir con las coincidencias, también fue un doble y tanto Veintidós como Matlack, pertenecieron a los Mets de Nueva York.

*Agradezco a Juan Veintidós y a Héctor Valle la entrevista.  De igual forma a Héctor Marrero y Héctor L. Ortiz por la gestión que realizaron en conectarme con Juan Veintidós.

*Foto cortesía de Juan Veintidós vía Héctor Marrero.

4 comentarios en “Entrelazados Roberto Clemente, Juan Veintidós y Jon Matlack”

  1. VICTOR . A .RODRIGUEZ AGUIRRE

    SALUDOS JORGE , SOY FANATICO SE SUS ESCRITOS SOBRE NUESTRO BASEBALL , MUCHAS HISTORIAS QUE NO CONOCIA , ALGUN DIA ME GUSTARIA CONOCER SI SE PUDIESE LOS NUMERITOS DE MI HIJO * VICTOR AUSTIN RODRIGUEZ RIVERA EN EL BASEBALL PROFECIONAL DE PUERTO RICO , GRACIAS , ES UN HONOR SER SEGUIDOR DE SU GRAN TRABAJO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba