Historia de una foto tomada en la primavera de 1974

En el orden acostumbrado, Luis Rodríguez-Mayoral. Mario Guerrero, Rogelio Moret, Juan Marichal, Juan José Beníquez, Orlando Cepeda, Luis Tiant y Luis Aparicio. (Foto cortesía de los Medias Rojas de Boston y su fotógrafo oficial Jerry Buckley).

El fin de semana de marzo 22-23-24, durante la primavera en el 1974, lo pase en Winter Haven, Florida, durante el entrenamiento de los Medias Rojas de Boston. Estuve allí como periodista y organizador del Día del Pelotero Latinoamericano a celebrarse en Boston ese próximo verano con el aval total de la Oficina del Comisionado del Béisbol, para esa era, Bowie K. Kuhn.

Todas mis gestiones marcharon al ritmo deseado y el domingo 24, en reunión informal (entre amigos) representativos de la América de habla hispana, el fotógrafo oficial del equipo, Jerry Buckley, tomo la fotografía que acompaña este ensayo.

De izquierda a derecha se ven, el autor Luis Rodríguez-Mayoral, el campo corto de Republica Dominicana…Mario Guerrero, el lanzador Boricua…Rogelio Moret, el estelar lanzador dominicano…Juan Marichal, el jardinero central prospecto de Puerto Rico…Juan José Beníquez, el macetero de Borinquen… Orlando Cepeda, el glorioso lanzador de Cuba…Luis Tiant y el inmortal campo corto de Venezuela…Luis Aparicio.

La foto se tomó van ya 45 primaveras. En el instante que fue tomada todo era alegría en este grupo beisbolero1

Mario Guerrero, hermano del extraordinario buscatalentos Epy Guerrero, milito en Grandes Ligas (1973-1980) con Boston, San Luis, Angelinos de California y Oakland. En 697 partidos dejo para la historia promedio ofensivo de .257 con 7 jonrones y lucio muy bien defensivamente con ‘el cuero en la mano’. Lo último que he sabido de él…en la Tierra de Juan Pablo Duarte ha residido y servido como guía para muchos peloteros jóvenes de su país en el mundo beisbolero. Conmigo, el bien educado ser humano, fue siempre un caballero.

Por su parte, Rogelio Moret, poseedor de alma sana y un ‘querendón’ de muchas personas, lucio muy bien en las Mayores (1970-1978) con Boston, Atlanta y Texas. Tuvo muy buena marca en ganados y perdidos 47-27 con efectividad de 3.66 mientras ponchaba a 408 contrarios en 723. entradas lanzadas,

La vida lanzo ante el un reto gigante que afecto su historial, sin embargo mi aprecio y cariño de hermano hacia jamás se esfumaron. La última vez que le vi, hace ya unas tres décadas, se bajó de su bicicleta en las afueras de Estadio Hiram Bithorn en Hato Rey, Puerto Rico y tras un efusivo abrazo me dijo, «Mayo, se le quiere mucho.» Entonces me regalo la amplia sonrisa que le caracteriza.

Juan Marichal, entre 1960-1975, con San Francisco, Boston y los Dodgers de Los Ángeles, obtuvo 243 victorias frente a 142 derrotas con su brazo derecho y fue elevado a 10 Juegos de Estrellas todos por la Liga Nacional. Durante la décadas de los 1960, Juan gano 20 partidos en 6 temporadas y en mi apreciación fue en ese lapso de tiempo el mejor en la Liga Nacional.

Injustamente…no ganó ni un solo premio Cy Young, representativo del mejor ‘pitcher’ de su liga…pero le dio una bofetada histórica a los periodistas que no le honraron en su tiempo al ser elegido al Salón de la Fama en Cooperstown, Nueva York, en el 1983.

Por su parte, Juan José Beníquez, jugo en Grandes Ligas (1971-1988) con Boston, Texas, Yankees de Nueva York, Seattle, California, Baltimore, Kansas City y Toronto. En 1500 juegos bateo .274 con 79 jonrones y 476 carreras impulsadas. Su mayor logro fue ganar el codiciado ‘Guante de Oro» en el 1977 con Texas como el mejor jardinero central de la Liga Americana. Hace mucho tiempo no le veo…pero sé que reside en su natal San Sebastián, Puerto Rico, está envuelto en el béisbol aficionado y sirve de inspiración para la juventud de su Puerto Rico. Para mí, Juan José, es un admirado y respetado hermano de por vida.

Orlando Cepeda fue un glorioso primera base exaltado al Salón de la Fama de las Grandes Ligas por el Comité de Veteranos en el 1999. Entre sus muchos logros, la historia dicta, fue el Novato Sobresaliente de la Liga Nacional en el 1958, el Más Valioso de dicho circuito en el 1967 y en el 1973 ganador del premio como el Bateador Designado Más Sobresaliente en la Liga Americana.

Su carrera de 17 temporadas (1958-1974) con San Francisco, San Luis, Atlanta, Oakland, Boston y Kansas City dejo para la historia en sus 2124 juegos un promedio de bateo de .297 con 379 jonrones y 1365 carreras impulsadas. Desde los 1980 reside en las afueras de San Francisco, California.

Desde que era un chamaquito viviendo en Panamá…Orlando Cepeda fue un gran ídolo en mi vida. En el presente, 61 almanaques más tarde, desde mi hogar en Dallas, Texas, oro a diario para que Dios le brinde salud.

Al glorioso lanzador derecho cubano, Luis Tiant, no le veo en persona desde el mes de julio 2001 en Cleveland. Fue en un restaurant hispano cerca del estadio de los Indios. Correcto caballero…ese es Luis Tiant. Entre 1964-1982 jugó con Cleveland, Minnesota, Boston, Yankees de Nueva York, Pittsburgh y California. En 573 juegos gano 229 y perdió 172 con una eficiente efectividad de 3.30. Además, ponchó a 2416 contrarios en 3486 entradas lanzadas.

Jamás, en mi apreciación, recibió el crédito merecido por su labor en el montículo. Es más, entiendo debe ser considerado seriamente por el Comité de Veteranos para exaltación al Salón de la Fama. Lo que sé es que reside en las cercanías de Boston con su distinguida esposa, María. Luis Tiant Clemente está forrado de alegría genuina y es un crédito para su Cuba natal y América Latina. ¡Dios te siga bendiciendo, hermano!

Por último, en la foto, vemos al sensacional que fue campo corto de Maracaibo, Venezuela…Luis Ernesto Aparicio. Durante 18 temporadas en Grandes Ligas (1956-1973) milito con los Medias Blancas de Chicago, Baltimore y Boston. En 2599 juegos dejo para la historia promedio de .262 con 2677 imparables, entre ellos 569 extra bases y se robó 506 almohadillas.

En el l956 se convirtió en el primer pelotero de la América Latina en ser premiado como el Mejor Novato de su liga (la Americana). En 13 ocasiones fue elevado el Juego de Estrellas por dicho circuito. Durante su historial, además, gano 9 Guantes de Oro como el mejor campo corto de su liga.

En persona no veo a Luis desde la temporada 1999 en Texas. Entiendo reside en Venezuela aunque ha visitado a los Estados Unidos con mucha frecuencia al pasar el tiempo. Para este servidor, Luis Aparicio es un amable, admirado y respetable hermano. ¡Que Dios le ilumine en unión a sus seres queridos siempre!

Como escribí al principio…aquel domingo 24 de marzo del 1974…todo fue alegría entre los que vemos en la foto. No sabíamos…no nos imaginábamos que el martes, 26 de marzo, la gerencia de Boston dejaría libre (sin trabajo) a Orlando Cepeda y Luis Aparicio…dos gloriosos peloteros que han sido inmortalizados por el Salón de la Fama. Luego de la misma temporada Boston, también, salió de los servicios de Juan Marichal….otro miembro en el presente de dicho hogar de inmortales. Tras la jornada 1978, Boston dejo que se fuera a los Yankees de Nueva York, a Luis Tiant, quien durante ocho temporadas les ganara 122 partidos frente a 81 derrotas.

Por más que amemos al béisbol de Grandes Ligas…el mismo es un negocio en muchas ocasiones sin agradecimientos hacia los que escriben su historia…los peloteros. Por eso, solamente amo al juego en mi mundo de los recuerdos…extirpando los canceres que viven en él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba