Javier «Terín» Andino: soldado de la profesión beisbolera utilizado por Dios

(Este ensayo va dedicado a la viuda de «Terín» Andino, Carmen Vázquez, a su hija Leyda Milagros Andino y a la memoria de su difunto hijo, Javier Ramón Andino.)

En la Ciudad Capital del Mundo…Nueva York…nació el 18 de mayo del 1949…»Terín» Andino.

Desde que nos conocimos en el 1970, cuando él era miembro de los históricos Cangrejeros de Santurce, contando con unos 21 calendarios de vida, me impresiono su forma gentil de ser, su forma con toques de perfección al vestir, su temple al hablar y desde entonces admire su forma de batear.

Era Terín un joven que daba muestras de haber recibido en su crianza una bonita educación en el hogar.

Entiendo que perteneció al equipo Rio Piedras en el nivel máximo del entonces Béisbol Aficionado de Puerto Rico… además, cursó estudios en la Universidad Interamericana en la Isla y en el Boricua College en Nueva York.

En el béisbol de Ligas Menores, el jardinero y en ocasiones defensor de la primera base, entre 1968-1975, perteneció a las organizaciones de Baltimore, Cleveland y Pittsburgh dejando para la historia en 735 juegos un promedio ofensivo de .276 con 697 imparables…entre ellos 80 dobles, 30 triples y 17 jonrones, mientras fildeaba .981% en la primera base y .972% en los jardines.

Su carrera le permitió jugar en las clasificaciones Novato, Clase A y Clase AA en ciudades como Elmira, Nueva York, Miami, Florida, Dallas-Fort Worth, Texas, Ashville, Carolina del Norte, San Antonio, Texas, Wilson, Carolina del Norte y Charleston, Carolina del Sur.

El lunes, enero 26 del 2001, bajo la firma de Phyllis Lehrer, en el periódico «Amherst Bulletin» del estado de Massachusetts, fue publicada una nota sobre «Terín»: «En una charla en la Escuela Mark Meadows, acercándose el invierno, Javier dictó una charla ante una cantidad de jóvenes y comentó sobre la importancia de practicar deportes como vía hacia una juventud positiva.  Destacó el ser amigable para tener una ruta hacia la felicidad, le pidió a los jóvenes sus respaldos hacia los padres y hacia su plantel escolar….y que también amaran a sus padres, sus maestros y amigos».

A lo que acabo de traer a su atención, informó Lehrer, «Luego de situaciones difíciles en su vida Javier («Terín»)…recibió un llamado de servirle a Dios y comenzó un Ministerio Pentecostal en la Iglesia de Jesucristo Agape en Holyoke, Massachusetts. Desde su plataforma emprendió en una misión de luchar contra gangas y la violencia doméstica».

Al concluir la antes mencionada charla a jóvenes, según la información del periódico, «Terín» comunicó, «Si tienen una meta, luchen por lograrla…no se rindan. Ustedes muy bien pueden ser líderes en esta nación (Estados Unidos) o en el Mundo».

Retornando a la vida peloteril de «Terín», en Puerto Rico, con Santurce militó siete temporadas y media; y fue compañero de figuras cimeras que están en el Salón de la Fama del Béisbol en Cooperstown, Nueva York, como sus dirigentes Earl Weaver y Frank Robinson, y jugadores de la clase de Jim Palmer, Reggie Jackson, Orlando Cepeda y Tany Pérez. Estuvo media temporada con Mayagüez y dos y media con Bayamón, bajo la dirección de José Antonio Pagán, ganando el campeonato en ambas.  Su record lo pueden leer en  https://beisbol101.com/javier-Terín-andino/.

Terín y su familia fueron muy amigos de la viuda de Roberto Clemente, Vera Cristina, e inclusive ella les visitó en Massachusetts en el 1993.

La hija de Andino, Leyda Milagros, posee una Maestría en Educación de la Universidad de Massachusetts en Amherst.

En charla telefónica hoy (28 de diciembre de 2019), recordó Leyda Milagros: «Papi se fue de Puerto Rico en el 1985, donde fue instructor un tiempo en la Ciudad Deportiva Roberto Clemente. Nosotros vivíamos en la Urbanización Castellana Gardens en Carolina y Papi siempre quería mucho a la Isla».

También recordó Leyda Milagros, «Papi amada la música y su colección de discos….y Papi siempre vestía bien…no era amante de los mahones».

En esta etapa de su vida, comenta Leyda, «Estoy verdaderamente feliz conociendo más a Papi, mediante los adelantos en la comunicación y sus amigos».

La familia de «Terín» sigue residiendo en Holyoke, Massachusetts.

Continuo Leyda en nuestra charla, «Allá para la primavera del 2000, a Papi le diagnosticaron cáncer del páncreas y los doctores le daban cuatro meses de vida. Pero, a Dios las gracias, duró unos diez meses más».

«En el Bay State Medical Center de Massachusetts falleció el Día de Reyes (6 de enero del 2001)….tenia 51 calendarios de edad. Murió tranquilo y no se amilano ante nada.»

Cuando pienso en «Terín» Andino, como ya manifesté, lo veo con paz espiritual muy brillante, sonriente, muy bien vestido y de su figura emanando ¡Luz de Dios! Duerme bien hermano…algún día nos volveremos a encontrar en la máxima dimensión creada por Dios.

Los restos de «Terín» Andino yacen en el Cementerio South Amherst en Massachusetts. No olvidemos que del polvo hemos venido y hacia el polvo iremos a parar… ¡según el dictamen de Dios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba