Orlando Mercado y su lindo viaje del Residencial Marín Solá en Arecibo, Puerto Rico, hasta la Casa Blanca

Orlando Mercado, extrema izquierda, durante su visita al Presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, en la Casa Blanca sus compañeros de los Angelinos de Anaheim tras proclamarse campeones de la Serie Mundial 2002.

Orlando Mercado, hijo de la dama Victoria Rodriguez Lugo y del caballero Esteban Mercado Cosme, nació en Arecibo, Puerto Rico el 7 de noviembre del 1961 y con 57 almanaques de vida consumidos reside en el estado de Arizona en los Estados Unidos.

En charla reciente recordó, » Cuando chamaquito allá en Arecibo seguía el béisbol en la Isla y en las Mayores, donde mis ídolos eran nuestro Roberto Clemente y el gran ‘catcher’ de los Rojos de Cincinnati, Johnny Bench. Como seguidor del juego hice mis pininos mediante la ruta usual como casi todo joven y a ya cumplidos mis 16…Orlando Peña (otrora gran lanzador cubano) y el gran Luis Rosa (ambos busca talentos de los Marineros de Seattle) me firmaron como profesional en el 1978¨.

Prosigue Mercado con su relato. «Tras jugar en Ligas Menores (entre 1978 y 1982) me subieron a Grandes Ligas el 13 de septiembre del 1982».  En ese juego, Mercado sustituyó a Jim Essian en la séptima entrada y no tuvo oportunidad al bate.

Cinco días después, 18 de septiembre, nuevamente en la séptima entrada, Mercado entra por Jim Essian y consume su primer turno, un elevado al bosque izquierdo.

Orlando Mercado

Al siguiente día, Mercado comenzó el partido y en su tercer turno de ese juego, se dio el histórico batazo.  «Con la cuenta en 3 -2…el derecho Steve Comer me tiró una recta (submarina) y le conecté un jonrón….y la bases estaban llenas».  Ese jonrón, que fue su primer imparable en las Grandes Ligas, fue el 19 de septiembre, lunes, en Seattle, y su equipo venció a los Rangers, 9 carreras por 7.

Históricamente, aconteció algo más en el partido. El lanzador ganador fue el derecho nativo de Humacao, Edwin Nuñez, contando con 19 almanaques de vida mientras que Orlando en la receptoría contaba con 20. Hicieron historia en esa pelota grande al componer la batería de lanzador-receptor más joven en ganar un juego.

Durante su largo historial en los Estados Unidos, Orlando Mercado vio acción en 954 juegos en las Menores bateando colectivamente .258 con 82 jonrones y 453 carreras impulsadas.

A nivel de las Mayores militó entre 1982-1992. Vio acción en .253 partidos bateando en la periferia de los .200. Sin embargo, su fuerza como pelotero fue el gran trabajo que llevo a cabo detrás del plato desde donde fusiló 32% de corredores en intentos de robos de bases y promedió en fildeo un excelente .993%.

Sobre su tiempo en «El Mejor Béisbol del Mundo» recordó con noble orgullo, «Jugué con ocho equipos….Seattle, Texas, Detroit, los Dodgers de Los Ángeles, Oakland, Minnesota, los Mets de Nueva York y Montreal. Le recibí a muy buenos lanzadores. Recuerdo, entre otros a Gaylord Perry, Floyd Bannister, Jim Bibby, Mike Langston, Mike Moore y Kevin Brown».

Entre 1994-2013, gracias a dos intelectuales del béisbol…el cubano Preston Gómez y el mejor dirigente en la historia del béisbol invernal Boricua, Mako Oliveras, Orlando se ganó el pan de cada día como adiestrador de los hoy Angelinos de Los Ángeles. Durante 11 temporadas estuvo como adiestrador del calentadero (bullpen) a nivel de las Mayores y otras 8 en las Menores.

En el 2014, laboró con la organización de los Yankees de Nueva York, prioritariamente puliendo las habilidades y la adaptación a la cultura norteña del hoy en día valioso receptor de dicha novena, el dominicano Gary Sánchez.

A todo esto comentó, «Con California estuve a cargo del «bullpen» durante 5 campeonatos divisionales y durante las temporadas 2011-12-13 fue el instructor «viajante» en sus filiales en las Menores a cargo de los receptores.»

Con relación a otra inolvidable experiencia, relató, «Cuando con California ganamos la Serie Mundial 2002, me premiaron con la codiciada sortija por todo pelotero».

«Sin embargo, lo que me impacta hasta hoy fue la visita que hicimos al Presidente George W. Bush en Casa Blanca. Allí, emocionado, me vi cuando chamaquito en Arecibo. Pensé en mi pueblo, mi familia y mi pueblo. Me sorprendí del destino que Dios ha tenido para mí. Wow…salir del Residencial Ramón Marín Solá…»El Cotto» y llegar a la Casa Blanca….increíble».

En la Liga de Béisbol Profesional de Puerto Rico, Orlando Mercado jugó entre 1978-1996. Fue miembro de los Lobos de Arecibo, campeones de la Serie del Caribe 1983 en Venezuela y en la Serie del Caribe l987 (con Caguas) en Hermosillo, México, fue elevado al equipo Todos Estrellas.

En Puerto Rico fue un «Todo Estrella» en la jornada l987-88. En esa pelota invernal jugó con Arecibo, Caguas, Ponce, Santurce y Mayagüez.

En el béisbol invernal de Puerto Rico vio acción en 469 juegos anotando 143 carreras, impulsando otras 175 mientras conectaba 312 inatrapables, entre ellos 58 dobles, 2 triples y 32 jonrones. Detrás del plato siempre ejecuto con entrega total y fue respetado y admirado por colegas de sus equipos y por los contrarios.

Tras su histórico jonrón en Grandes Ligas de 1982, el Juego de Estrellas del béisbol invernal en Puerto Rico le fue dedicado.

Desde su hogar en Arizona, le envió un saludo con mucha alegría a sus hijos Sheika Liz, Orlando y Nicole Krystal.

Su visita al Salón de la Fama del Béisbol en Cooperstown, Nueva York, fue el 14 de octubre del 2015. Luego de su histórico jonrón conectado en 1982, Orlando donó su bate a esta entidad. Bate que medía 33 3/4 de pulgadas y pesaba 32 1/2 onzas. En una bóveda especial esta su donación para la historia y por eso se puede decir que hay historia preciosa del Boricua en el histórico lugar.

Hablar con Orlando, quien fuese exaltado al Salón de la Fama de la Herencia Hispana del Béisbol en ceremonia en el Estadio Anaheim en California el 22 de mayo del 2004, fue como entrar a una valioso bóveda de recuerdos y nostalgia.

Para este servidor, Orlando Mercado es un ser noble, dedicado a su profesión como hombre beisbolero y un orgullo silente Boricua. Con el sudor de su frente…con las indumentarias de receptor, con su comportamiento de hombre de bien ha logrado muchísimo para engrandecer a su tierra natal.

Sigue en tu rumbo positivo y bonito en esta vida. Mis respetos hacia tu persona es de por vida. ¡Dios vive en ti…hermano!

(Va nuestro agradecimiento por sus informaciones sobre Orlando Mercado y otros peloteros en la Liga de Béisbol Profesional de Puerto Rico-Roberto Clemente, al igual que de la liga per se, a su eficiente historiador oficial, Jorge Colón Delgado).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba