Recordando a Mark McGwire

Tarde durante la temporada 1987, la primera base de los Atléticos de Oakland, Mark McGwire, en el Coliseo Oakland Alameda en California, me concedió una entrevista de unos veinte minutos de duración.

Durante dicha temporada estableció un record en Grandes Ligas con jonrones por un pelotero novato con 49. Esa gesta «asombró» a millones de fanáticos en el mundo internacional beisbolero.

Dicha marca fue eclipsada esta pasada jornada (2019) por el primera base de los Mets de Nueva York, nacido en los Estados Unidos, de raíces en España, Pete Alonso….disparando 53 jonrones…tras los 52 jonrones del Yankee de Nueva York, Aaron Judge en el 2017.

Durante su carrera en las Mayores (1986-2001), con Oakland y San Luis…Mark bateó un respetable .263 con 583 jonrones y 1414 carreras impulsadas. Además, anotó 1167 veces y logró 252 dobles y 6 triples. De su total de imparables (1626) un total de 841 fueron de extra bases (52%)….una cifra contundente típica de un gran macetero.

Físicamente, durante sus días de gloria peloteril fue un «kalimán» un «matatán»… con su físico de 6′ 5» y unas 215 libras!

Durante nuestra charla recordó haber jugado pelota, baloncesto y golf cuando chamaquito. Su historial dicta que en el verano del 1981 fue elegido en el sorteo de peloteros aficionados por los Expos de Montreal, pero optó por jugar con la Universidad de California del Sur bajo la dirección del legendario Rod Dedeaux.

Recordó, además, haber representado a los Estados Unidos en competencias internacionales en Bruselas (1983), Caracas, Venezuela (1983) y en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles, California (1984).

Cuando le pregunté sobre su experiencia en el béisbol invernal (1986-1987) con los Tigres de Licey en la República Dominicana me hizo algo como una leve mueca y respondió, «No me fue bien…prefiero ni recordarlo.»

Percibí que Oakland lo había presionado por jugar en la Tierra de Juan Pablo Duarte…donde bateó un pobre .170 con 2 jonrones en 47 turnos al bate en 14 juegos.

Durante esa misma temporada de novato en el 1987, charlé con el veterano lanzador zurdo (muy versado-inteligente-y amigable) Tommy John de los Yankees en Nueva York y al preguntarle sobre Mark, comentó, «Es un pelotero ofensivo genuino y muchos no saben que mi dentista en California ha sido por algún tiempo…su papá».  John finalizó su carrera en las Mayores a los 46 calendarios de vida habiendo tenido record de 288 victorias con 231 derrotas y una muy decente efectividad de 3.34.

Volviendo a McGwire, durante su historial fue elevado a Equipos Todos Estrellas en doce ocasiones….fue miembro de dos equipos ganadores de Series Mundiales (Oakland 1989 y San Luis 2011)…ganó Guante de Oro como primera base (1987)…tres Bates de Plata…y cinco veces fue campeón jonronero de las Grandes Ligas. Y no olvidemos su Premio Como Mejor Novato de la Liga Americana en el 1987.

Tras su retiro fue galardonado por los Salones de la Fama de Oakland y San Luis. Además, fue honrado como miembro de equipo Estelar del Siglo 20!

A todo esto, ejerció como adiestrador de bateo de San Luis (2010-2012), los Dodgers Los Ángeles (2013-2015) y Padres de San Diego (2016-2018).

Queda sin embargo, una gran cantidad de especulaciones sobre su uso de esteroides durante su carrera. El 11 de enero del 2010, Mark McGwire, a punto de ser nombrado adiestrador de bateo de San Luis, expresó, «Me arrepiento de haber tocado esteroides….fue estúpido de mi parte….fue un error. Las utilicé para ayudar mi recuperación de lesiones».

Siempre vienen a mi mente las palabras de Jesucristo, «El que esté libre de pecados…que tire la primera piedra.»

Tarde o temprano…fue hombre para admitir su error. Mientras tanto, una gran cantidad de peloteros que utilizaron esteroides jamás admitieron su falta….mientras, Dios solamente sabe, cuantos otros fueron acusados-vinculados sin pruebas algunas y así, injustamente, quedarán para la historia.

Desde la incumbencia del Comisionado Fay Vincent (quien se lo advirtió a los ejecutivos de los treinta equipos temprano en los 1990)….se sabía que existía dicho mal en las Mayores, pero no le hicieron caso!

En el presente existe uno que fue gran pelotero que utilizo esteroides, tal vez, incitando a otros a que las utilizaran. Ese mismo pelotero…tras demandar a las Grandes Ligas y a la Asociación de Peloteros (la unión laboral), ahora aparece ante cámaras de las más impactantes cadenas de televisión con el visto bueno de las Grandes Ligas, aun siendo probado como un campeón mentiroso…en lo que millones de seguidores del juego entienden es un «lavado de su imagen» para algún día ser exaltado al Salón de la Fama en Cooperstown, Nueva York.

Si grande es el Béisbol de Grandes Ligas….merecedor de un Premio Oscar es este teatro montado por «El Mejor Béisbol del Mundo» y su plana mayor!

No veo a Mark McGwire en persona hace ya casi dos décadas, pero le recuerdo con respeto y por su caballerosidad.

Jamás olvido lo que me dijo en Detroit allá para el 2000, su dirigente y mutuamente respetado amigo…el legendario dirigente, Tony La Russa, «Luis, para mi Mark es un buen amigo. Para mi tiene carácter e integridad».

El caso McGwire…el caso esteroides en Grandes Ligas…para millones de fanáticos y para mi tiene su origen en los máximos niveles de la directriz y su inactividad de no atacar el problema hasta que el Gobierno Federal comenzó su intervención…como aconteció con la utilización de cocaína (Pittsburgh en los 1980) y en el presente el uso de opioides.

En el presente, Mark McGwire dirige una fundación para ayudar jóvenes abusados en California. Se informa que reside en la periferia de Irvine en dicho estado. Que se sepa, a los 56 calendarios de vida no tiene vínculos en el presente con las Grandes Ligas.

Con o sin la «mancha» en su historial antes mencionado, Mark McGwire…fue un elegante jonronero…para mí como persona, también, lo es.

(FOTO)—-En Oakland, California, poco antes de finalizar la temporada 1987…el estelar jonronero que fue, Mark McGwire, posó felizmente con el autor…Luis Rodríguez-Mayoral. (Foto cortesía de los Atléticos de Oakland por Luis Alberto Torres).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba