Recordando a Orlando Cepeda desde otra perspectiva

A la izquierda, Orlando Cepeda en la foto que me regaló en el 1970….y Orlando Cepeda en tiempos, relativamente recientes.

Estuve presente en el Atlanta-Fulton County Stadium en el estado de Georgia el domingo, 31 de mayo del 1970. ¡WOW…hace más de cincuenta anualidades!

Presencie un juego en horas de la tarde en el cual los visitantes Phillies de Philadelphia perdieron ante los locales Bravos de Atlanta nueve carreras por una. Jamás olvido que el jardinero dominicano de los Bravos…Rico Carty…conectó 4 imparables en 4 turnos al bate…un sencillo y tres jonrones….¡uno por el jardín de la derecha, otro por el jardín central y otro por el jardín de la izquierda!

Igualmente está claro en mi mente que el primera base de Atlanta, el Boricua de Ponce…Orlando Cepeda…logró un sencillo en tres turnos al bate e impulso una carrera y anotó otra dejando su promedio ofensivo en un respetable .324.

Temprano hoy, mientras organizaba mis archivos beisboleros, encontré una foto que ese día me regalo Orlando Cepeda.

Haber preservado ese obsequio durante más de medio siglo es prueba fehaciente de lo que, desde que yo tenía unas doce anualidades de existencia, ha significado desde los 1950 Orlando en mi vida al, igual que la legión de grandes peloteros de Puerto Rico de su generación como Roberto Clemente, Félix Mantilla, Víctor Pellot Power, ¨Terin¨ Pizarro, Rubén Gómez y José Antonio Pagán por mencionar algunos. Y todo esto estando residiendo este servidor fuera de Borinquen.

Orlando Cepeda se dirige al público en la ceremonia de exaltación al Salón de la Fama del Béisbol

Se sabe que desde el domingo, 25 de julio del 1999, Orlando Cepeda esta inmortalizado en el Salón de la Fama en Cooperstown, Nueva York.

Durante su primera temporada en las Mayores con San Francisco en el 1958, cuando fue seleccionado el ¨Mejor Novato de la Liga Nacional, dijo el genial pelotero Willie Mays, ¨Orlando incomoda a todos los lanzadores de la liga. Él es fuerte, batea para todas las bandas y hace todas las jugadas (en la primera base). Él es el novato más relajado que jamás he visto.¨

Sin embargo, aunque fue un superdotado entre las líneas de cal, a Orlando no se le hizo fácil pertenecer a una minoría racial y cultural en las Grandes Ligas.

Alvin Dark

Su dirigente entre 1961-1964 con San Francisco fue Alvin Dark…un buen pelotero que jugó en el jardín corto mayormente entre 1946-1960 con Boston, Gigantes de Nueva York, San Luis, Cachorros de Chicago y Philadelphia.

Dark, nacido en el estado de Oklahoma era sencillamente un racista de primera clase y ejerció dicho cáncer social enfocándolo hacia los peloteros latinos de los Gigantes…en particular Orlando Cepeda.

En una interesante información publicada por ¨The Tampa Bay Times¨ el 29 de septiembre del 2009, se da a conocer que luego de ser anunciada la futura exaltación de Orlando al Salón de la Fama en el 1999, Dark le escribió una misiva al Boricua.

Al respecto, comentó Orlando, ¨Él me envió una carta bonita. En realidad me demostró que era un hombre al enviarme esa carta.¨ Sin muchas palabras… ¡Orlando perdonó a Alvin Dark!

Otro recuerdo que llevo de Orlando Cepeda es que el 18 de mayo del 1999, visito para recibir una introducción al Salón de la Fama en Cooperstown, Nueva York, donde seria exaltado ese próximo 25 de julio.

Allí le exhibieron un documental en honor a su carrera y le impacto cuando dos inmortales, Ted Williams (Medias Rojas de Boston) y Stan Musial (Cardenales de San Luis)…ambos de los mejores bateadores en la historia…elogiaron su grandeza en el terreno de juego y su liderazgo.

Al respecto, manifestó Orlando, ¨Increíble…son mis ídolos…y están hablando de mí.¨

Durante esa visita Orlando le preguntó a Ted Spencer, curador del Salón de la Fama, que si en los archivos tenían una foto tomada en el 1937 en la Republica Dominicana de un equipo de pelota confeccionado por el dictador Rafael Leonidas Trujillo donde aparecía su papa…el glorioso e inmortal pelotero de Puerto Rico….¨Perucho¨ Cepeda.

La foto estaba en el archivo y al verla Orlando identificó a gloriosos peloteros de la Ligas Negras en los Estados Unidos….Josh Gibson, Satchel Paige, ¨Cool¨ Papa Bell y el cubano Silvio Garcia.

Tan pronto vio a ¨Perucho¨, dijo, ¨Ese es mi papa…no sabía que mi papa estaba aquí…como que si me hubiese estado esperando¨.

Tras haber cubierto una gran cantidad de exaltaciones en el Salón de la Fama en mi rol como periodista…estuve en Cooperstown un día después de la de Orlando ejerciendo mis funciones como miembro de los Texas Rangers, quienes esa tarde jugaron contra los Reales de Kansas City en un acostumbrado partido de exhibición.

En marzo de 1999, unos cuatro meses antes de que Orlando recibiera el máximo honor en Cooperstown, el máximo ejecutivo de los Gigantes de San Francisco (Managing General Partner), ¨Orlando…tu número de uniforme (30) jamás será utilizado por los Gigantes…está retirado.¨

El 6 de septiembre del 2008, en el hogar de los Gigantes, Oracle Park, le develó una estatua de Orlando Cepeda en la esquina de la Calle 2 y Calle King.

En el presente, contando con 83 anualidades de vida, Orlando Cepeda reside en la periferia de San Francisco, California.

Allí, a unas 3600 millas de su querido Puerto Rico, Orlando vive en millones y millones de mentes de personas, fanáticos o no del béisbol, que le recuerdan, oran por su salud y le desean que Dios le cuide en todo momento.

Una foto que Orlando Cepeda me regaló hace más medio siglo en Atlanta, Georgia….la encontré en mis archivos hoy y me inspiró a traer ante la consideración de ustedes este ensayo en honor a sus inspiraciones desde que yo tenía unas 12 anualidades de vida.

¡Y soy uno de los que ora por el ante Dios!

Récord de Orlando Cepeda lo pueden ver en este enlace: https://beisbol101.com/orlando-cepeda-3/

1 comentario en “Recordando a Orlando Cepeda desde otra perspectiva”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba