Tony Oliva venció obstáculos y se convirtió en un inolvidable pelotero

Tres amigos con el trofeo de los Gemelos de Minnesota trás ganar la Serie Mundial 1987 frente a los Cardenales de San Luis…..Tony Oliva…el fenecido jonronero Harmon Killebrew y el autor Luis Rodríguez-Mayoral.

Tony Oliva es una de las personas más nobles que jamás he conocido. El respetable ‘guajiro’ nacido en Pinar del Rio, Cuba, el 20 de julio del 1938, venció contundentes obstáculos para en el béisbol dejar su nombre para la historia.

En Pinar del Rio, a unas 96 millas al suroeste de la ciudad capital, Habana, la siembra de tabaco era un pilar de la economía y Tony se crió con su familia en una finca.

Cuba, me han dicho muchos viejos amigos de la Tierra de José Martí al pasar el tiempo, tenía el cáncer del racismo sembrado en su diario vivir. Muchos peloteros, como el fenecido gigante peloteril Orestes «Minnie» Miñoso, me hacía relatos al respecto.

Joe Cambria el legendario buscatalentos de los Senadores de Washington (luego Gemelos de Minnesota) descubrió a Oliva en Cuba y le firmo durante febrero del 1961. Sin poseer un pasaporte, Pedro Oliva utilizo el certificado de nacimiento de su hermano Antonio y de ahí surgió que se convirtió en Tony Oliva.

Llegar a los Estados Unidos tuvo momentos de dolores de cabeza cuando los trámites en México tardaron once días antes de que se le permitiera entrada a la Tierra de Jorge Washington. Tony era parte de un grupo de unos 20 peloteros cubanos.

Al llegar al campo primaveral de los Gemelos en Fernandina Beach, Florida, los peloteros de piel negra fueron rechazados por el hotel del equipo y enviados a residir…sin conocer la cultura, sin hablar inglés…en la sección que muchos catalogan como «Chocolate City». Aún hay muchas partes en ciudades de los Estados Unidos conocidas en el argot pueblerino como «Chocolate City» por razones obvias! Esa década de los 1960s fue brutal para el Negro que fuese en los Estados Unidos.

En una ocasión me manifestó Tony, «He tenido una gran carrera y se lo debo en gran parte a mi padre…me ayudo desde que comencé a jugar pelota. Lo hizo, mayormente, dándome consejos de como jugar el juego…especialmente en cosas del bateo.»

Al arribar tarde por las razones ya expuestas al campo de entrenamiento de Minnesota en el 1961, no tuvo la oportunidad de hacer las cosas como el quería. Eso, además de los prejuicios, motivo que los Gemelos le ignoraran y fue enviado al equipo Houston Colts ’45…..que lo rechazó! Por cosas del destino…Minnesota lo envió entonces a su equipo Wytheville (Clase D) en la Liga de Novatos. Lo demás es historia.

En su historial de Ligas Menores (1961-1962-1963) en las Ligas Appalachian, Sally y Costa del Pacífico con el equipo Dallas-Fort Worth el jardinero en 337 juegos bateó al son de.342 con 50 jonrones y 248 carreras impulsadas. En el fildeo no fue bueno acumulando un triste promedio de .936% en efectividad.

En otra charla en Minnesota me dijo ya estando en su retiro, «Lo mío era batear….en el fildeo, pude mejorar mucho…pero en mis primeros años cualquier pelota se me iba entre la piernas. Y fildeando un ‘bombo’ para mí que lo atraparía…y de momento me daba cuenta que la pelota se me había ido por encima unos 20 pies.»

Debuto Tony Oliva en las Mayores el 9 de septiembre del 1962, frente a Detroit y se fue de 1-0. Su actuación esa temporada y en la del 1963, refleja que participó en 16 partidos con Minnesota y logró 7 imparables en 16 turnos al bate para promedio de .438. El equipo sabía, por ende, que tenía un excelente prospecto en su organización.

Tony hizo historia con campeonatos de bateo de la Liga Americana tanto en el 1964 (.323) como en el 1965 (.321) convirtiéndose en el primer pelotero en lograr dos títulos en su primeros dos temporadas como regular en las Mayores.

Además, fue el primero en la historia proclamado Mejor Novato y con un título de bateo en el 1964. En su historial de Grandes Ligas (1962-1976) con Minnesota milito en 1,676 juegos, anoto 870 carreras, conectó 1917 imparables con 329 dobles, 48 triples y 220 jonrones mientras impulsaba 947 carreras. De sus ‘hits’ un 31% fueron de extra bases.

Su resumé refleja tres títulos de bateo (1964-65-71) en la Liga Americana…Novato Sobresaliente de dicha liga en el 1964…ocho selecciones al Juego de Estrellas por su circuito….Guante de Oro 1966 como el mejor jardinero derecho de su liga…cinco veces líder en ‘hits’ conectados en la Americana…y participación de la Serie Mundial 1965 que Minnesota perdió frente a los Dodgers de Los Ángeles.

Rodillas muy propensas a lesiones causaron que fuese operado de las mismas, que recuerde, en el 1966,1967 y 1970. Esa debilidad acortó su carrera y por ende afecto su exaltación al Salón de la Fama en Cooperstown, Nueva York.

Al pasar el tiempo me percate la falta que le hizo su familia en Cuba luego de dejar atrás su tierra natal por razones políticas. Sin embargo, creo se reunió con familiares en ocasiones, tanto en México como en Venezuela… ¡tal vez en Puerto Rico, también!

Un estelar pelotero Boricua que milito con Minnesota brevemente le ayudó, «Víctor Pellot me dio muy buenos consejos y me dijo que no regresara a Cuba…que me quedara en los Estados Unidos. También, me ayudaron los peloteros cubanos Zoilo Versalles y Sandy Valdespino.»

No podemos olvidar que en Puerto Rico con los Lobos de Arecibo se proclamó campeón bate de la Liga Invernal en la jornada 1963-1964 castigando la pelota a razón de .365 con 6 jonrones y 25 carreras impulsadas.

El 7 de abril del 1991 los Gemelos retiraron su número 6…en el 2000 fue exaltado al Salón de la Fama del equipo antes mencionado…..y el 8 de abril del 2011 los Gemelos frente al Estadio Target Field develaron una estatua en su honor.

Ha visitado a Cuba muchas veces en pasadas décadas. Allí Tony Oliva es un gran ídolo.

En Minnesota y los Estados Unidos, Tony Oliva es un mimado de la fanaticada, de la prensa y de los ejecutivos en el béisbol. Jamás se convirtió en critico social por los canceres que «pululean» en las calles de este país. Sabía y sabe lo que acontece pero mantuvo clase con paciencia…con mucha no violencia y ha vivido una bonita estadía en el Mundo.

En unión a esposa desde enero 6 del 1968, Gordette DuBois, residen en la misma casa que compraron en el 1972 en el suburbio de Bloomington en las afueras de Minneapolis-St. Paul, Minnesota. Sus tres hijos residen muy cerca.

Ya Tony Oliva tiene 80 almanaques de vida. Le recuerdo como un noble hombre que tocado por Dios ha dejado una linda huella durante su existencia. Tremendo pelotero fue…la historia no miente. Sin embargo, lo que más admiro en él es la «Luz De Paz Divina» que lo arropa. Su sinceridad y aplomo. Dios te siga bendiciendo en unión a tus seres queridos.

Tu para mi eres más grande que Cuba…..a lo Celia Cruz, a lo Minnie Minoso, a lo Benny More….a lo Tany Pérez…a lo Luis Tiant!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba