Roberto Alomar: Inmortal y estelarísimo intermedista de las Grandes Ligas

Roberto Alomar…para muchos e inclusive este servidor, sin apasionamientos con toques de Boricua, ha sido el mejor defensor de la segunda base que he visto en las Grandes Ligas….. ¡en mi vida!

Nacido en Ponce, Puerto Rico, el 15 de febrero del 1968, es miembro de una familia beisbolera histórica en nuestra Isla y en el internacional mundo de dicho deporte. Decir el apellido Alomar en distintos lugares del globo terráqueo es sinónimo de ¨béisbol¨.

Su padre, Santos, tuvo una fructífera carrera de quince temporadas en la Mayores con seis organizaciones y su hermano, Sandy (estelar receptor), hizo lo propio durante veinte jornadas con siete.

Queda para la historia que los ídolos originales en el béisbol de Roberto fueron su padre (estelar segunda base) y el jardinero de los Astros de Houston, José ¨Cheo¨ Cruz…¡venerada figura en dicha ciudad en el estado de Texas!

El historial en las Mayores de Roberto tuvo toques de inmortalidad: <Entre el 1988 y el 2004) lucio las franelas de San Diego, Toronto, Baltimore, Cleveland, Mets de Nueva York, Medias Blancas de Chicago y Arizona.

<En 2379 juegos bateo al son de .300 con 2724 imparables, entre ellos 504 dobles, 80 triples y 210 jonrones. Anoto con sus 6 pies de estatura y unas 185 libras…siendo bateador ambidextro…1508 carreras con 1134 impulsadas y 474 bases robadas. Fildeando en 2320 juegos en la segunda base tuvo un saludable promedio de .984%…¡con flexibilidad del ¨Hombre de Goma¨ y un sentido de anticipación a jugadas con un toque mágico!

En series ¨Post Temporada¨ vio acción en 58 juegos y castigo la pelotita blanca a razón de .313 con 4 jonrones y 33 carreras impulsadas…mientras se robaba 20 almohadillas blancas.

<En total, fue elevado a 12 ¨Juegos de Estrellas¨ durante su carrera…fue miembro del equipo Toronto ganador de la ¨Series Mundiales¨ 1992-1993…gano 10 ¨Guantes de Oro¨ y 4 ¨Bates de Plata¨.

Entre su más grandes reconocimientos encontramos el retiro de su número 12 en Toronto…su exaltación al Salón de la Fama de Canadá en el 2010…exaltación la Salón de la Fama de las Series de Caribe en el 2011…y su exaltación al Salón de la Fama del Béisbol en Cooperstown, Nueva York, en el 2011 con un porcentaje de aceptación de 90% por parte de los periodistas elegibles para ejercer sus votos. En el 2013, Roberto fue honrado al ser elevado al Salón de la Fama de los Orioles de Baltimore.>

No hablo con regularidad con Roberto…no le veo hace muchas, muchas, muchas lunas…pero le recuerdo con mucho respeto. Para este servidor, además de sus ejecutorias entre la líneas de cal, él es un ejemplo…como lo fue su padre…de entrega total, dedicación y seriedad en cuanto al juego y al igual que su padre (mi hermano del alma de hace unas cinco décadas)…cuando salía al terreno de juego su físico uniformado de pelotero reflejaba seguridad y un marcado orgullo de su profesión.

Tras su retiro de las Mayores en el 2004, Roberto ha dedicado gran parte de su vida a ser mentor de jóvenes peloteros con aspiraciones iguales a las que él tuvo. En el 2016, en Canadá se creó ¨La Fundación 12¨ en su honor a beneficio del béisbol juvenil en el país directamente al norte de los Estados Unidos.

En el 2016, el béisbol de Grandes Ligas le nombro Consejero Especial Para Puerto Rico y lleva ya tiempo conduciendo clínicas de béisbol en Canadá, Estados Unidos y varios países en América Latina.

Jamás olvido que el 5 de diciembre del 1990, los Padres de San Diego cambiaron a Roberto a Toronto.

Un par de días luego recibí llamada de un buen amigo de décadas en Toronto—Bob Elliot—del diario ¨Toronto Sun¨. Sabiendo Bob de mis vínculos con el béisbol invernal Boricua y con el béisbol de Grandes Ligas me pregunto que si las habilidades de Roberto era tan buenas como decían.

Le respondí, ¨Roberto es genuino…posee todo los necesario para sobresalir. Y te digo…que teniendo como padre a ¨Sandy¨…si se mantiene saludable algún día lo veo en el Salón de la Fama¨. Muchas fueron las veces, al transcurrir el tiempo, cuando veía a Bob en Toronto me decía, ¨Creo que tienes la razón.¨

Uno de los mejores amigos de Roberto Alomar ha sido otro tremendísimo pelotero de Puerto Rico, Juan ¨Igor» González.

Hace algún tiempo me dijo, ¨Roberto lo hacia todo en el terreno de juego…bateaba para promedio, sabia batear de ambos lados, tenía poder cuando era necesario, fue gran robador de bases y para mi tiene que haber sido de los mejores en la historia. En la segunda base para mí ha sido el mejor.¨

(FOTOS)—Roberto Alomar en sus días de gloria peloteril. En la foto inferior, durante la temporada 1992 en Arlington, Texas, vemos a la izquierda al estelar receptor que fue Iván Rodríguez, Luis Rodriguez-Mayoral, relacionista público de los Rangers de Texas y a Alomar. Entre Iván y Roberto ganaron 23 ¨Guantes de Oro» en sus carreras por excelencia a la defensiva.

(Para estadísticas de Roberto Alomar en Puerto Rico, Grandes Ligas y Ligas Menores, preparadas por el  Historiador Oficial de la Liga de Beisbol Profesional de Puerto Rico-Roberto Clemente, Jorge Colón Delgado, favor referirse a https://beisbol101.com/roberto-alomar/ .   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Este contenido está protegido
Ir arriba